Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

sanidad

Los niños discapacitados que se derivan al dentista a Barcelona deben esperar 6 meses

Aragón carece de una unidad de salud bucodental pública especializada para operar a estos pacientes, un servicio que las familias reclaman desde hace tiempo.

Los menores con necesidades especiales son derivados en un primer momento al dentista del Hospital San Juan de Dios de Zaragoza y si necesitan una operación se tienen que desplazar a Barcelona.
Los menores con necesidades especiales son derivados en un primer momento al dentista del Hospital San Juan de Dios de Zaragoza y si necesitan una operación se tienen que desplazar a Barcelona.
Pixabay

Los menores aragoneses de entre 6 y 16 años con necesidades especiales que son derivados al odontólogo al Hospital San Juan de Dios de Barcelona cuando necesitan de una anestesia general o sedación vigilada tienen que esperar una media de hasta cinco o seis meses para ser atendidos, a veces por una simple caries.

Así lo reconoce el Departamento de Sanidad del Ejecutivo autonómico en una respuesta al Justicia de Aragón, que le sugiere que adopte medidas para reducir esta tardanza. El año pasado 12 menores fueron remitidos a Cataluña, un cifra que se mantiene en los últimos años. La Comunidad carece de una unidad de salud pública especializada para operar a estos pacientes, un servicio que las familias reclaman desde hace tiempo.

El Justicia, Ángel Dolado, ha vuelto a poner sobre la mesa esta carencia tras analizar y estudiar la queja de Mercedes Navarro, madre de un hijo de 7 años con una discapacidad del 57% por una mutación genética que le provoca retraso intelectual, autismo y epilepsia. Cuando el niño cumplió seis años y recibió la carta para que entrara en el programa de atención bucodental infantil y juvenil en Aragón, Navarro llegó a la conclusión de que "el protocolo que debe seguir un menor con necesidades especiales es totalmente discriminatorio e injusto", dice.

Antes de poder acudir al Hospital San Juan de Dios de Zaragoza, donde se presta servicio a estos chavales gracias a un convenio de colaboración con la DGA, tienen que pasar por el profesional habitual "cuando los padres sabemos perfectamente si nuestro hijo va a colaborar o no para que le vean la boca", explica. La situación se agrava si necesita que se le duerma y se le manda a Barcelona. "Hay niños que han estado meses con dolores por una muela y tomando analgésicos para rebajar la infección. La otra alternativa es recurrir a una clínica privada, con los elevados costes que ello supone", asegura.

Las familias demandan que se cree una unidad especializada en la Comunidad y que se amplíe la atención hasta los 21 años en los casos de discapacidad. Aunque se han presentado varias iniciativas políticas en este sentido en los últimos años, esta carencia todavía no se ha solucionado.

El Justicia de Aragón considera la tardanza de medio año "incompatible" con la prestación de una atención sanitaria que responda a "unos estándares de calidad adecuada". Por su parte, desde el Departamento de Sanidad aseguraron que han traslado estas recomendaciones al San Juan de Dios.

Tramitar las citas en la consulta

Para rebajar las esperas que pueden producirse, Dolado sugiere que cuando se derive a un menor al San Juan de Dios en la capital aragonesa se le facilite la cita en la propia consulta y no tengan que ser las familias los que la pidan.

Asimismo, el Justicia también propone que se incremente el horario de atención telefónica y en consultas del San Juan de Dios que, actualmente, se lleva a cabo los lunes y martes. En este sentido, fuentes de este centro hospitalario matizaron que las citaciones pueden formalizar de lunes a viernes y que estos dos días son aquellos en los que está presente la odontopediatra. 

Atención bucodental entre los O y 6 años

Uno de los proyectos que tiene en cartera el Hospital San Juan de Dios de Zaragoza es facilitar la atención bucodental a niños discapacitados de entre 0 y 6 años, que actualmente no está cubierta por el Sistema Aragonés de Salud. La iniciativa, según han confirmado fuentes de este centro hospitalario, se pondría en marcha con fondos de la obra social de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. Para acceder a ellos ya se ha formalizado la propuesta.

Hay que tener en cuenta que cada año son atendidos en él cerca de 200 niños de entre 6 y 16 años con necesidades especiales. En cuanto a la creación de un quirófano para operar a estos pacientes y evitar las derivaciones a Barcelona, sería necesario ampliar el actual convenio que existe con el Gobierno aragonés, que se suscribió a principios de este año (antes el servicio se prestaba mediante contrato), acondicionar y dotar este equipamiento y ampliar la actual plantilla con al menos un anestesista. Una asignatura pendiente para el próximo Gobierno autonómico.

Etiquetas
Comentarios