Aragón

aragón

PSOE y Podemos avanzan la negociación y el PAR no aclara si mantiene su veto

La sesión de investidura está programada para el 30 y 31 de julio. La segunda votación será el 1 de agosto. 

Lambán, Escartín y Sada, durante el arranque de la X legislatura de las Cortes
Lambán, Escartín y Sada, durante el arranque de la X legislatura de las Cortes
José Miguel Marco

El PSOE y Podemos han intensificado su negociación para posibilitar la investidura de Javier Lambán sin entrar aún en qué puestos podría ocupar la formación morada en el Gobierno, en principio vetados en el gabinete por el PAR, que este miércoles no ha querido aclarar si mantiene esa línea roja.

Una vez fijada la fecha para la investidura, los días 30 y 31 de julio, la junta de portavoces de las Cortes ha acordado este miércoles por unanimidad el desarrollo del debate, con la previsión de que concluya como hace cuatro años, en torno a las 16.00 horas del miércoles, según ha explicado el presidente de las Cortes, Javier Sada.

Pero la investidura de Lambán en esa primera votación, con mayoría absoluta –o el 1 de agosto con mayoría simple, en este caso fijada a las 13.00 sin debate- depende de la negociación, y según ha manifestado a los medios el portavoz del PSOE, Vicente Guillén, las últimas reuniones con Podemos han sido “muy positivas”.

En estos momentos se centran en el análisis de documentos programáticos que se han intercambiado, sin entrar aún en puestos de estructura de gobierno, ha asegurado Guillén, quien ha admitido que la situación política nacional o en comunidades como La Rioja siempre afecta y espera que haya capacidad de asilamiento de los “ruidos externos”.

En todo caso, evitar la repetición de elecciones y un gobierno alternativo del centroderecha apoyado por Vox son dos puntos clave que comparten ambas formaciones para que la investidura no sea “fallida”, por lo que Guillén ha apelado a la “responsabilidad” para que Lambán sea investido presidente el día 31 y Aragón “no se pare”. Desde Podemos, que no han comparecido ante los medios, coinciden en la buena marcha de las negociaciones y en que la situación es mejor que hace una semana.

Lambán cuenta con los 24 votos de su grupo y con los 3 del PAR, en virtud de los acuerdos alcanzados con este partido, está casi cerrada la suma de los 3 de CHA, por ahora no cuenta con el respaldo de IU, según ha avanzado su diputado, Álvaro Sanz, y necesita los cinco de Podemos para que su investidura salga adelante.

Hasta hora, uno de los escollos ha sido el veto del PAR a la entrada en el Ejecutivo de Podemos, pero este miércoles el presidente de los aragonesistas, Arturo Aliaga, no ha querido aclarar si lo mantiene.

Aliaga ha insistido en la importancia de que haya fecha para la investidura para que se forme gobierno cuanto antes y en que su partido asumió su responsabilidad desde el “minuto cero” al pactar, con el visto bueno unánime de la dirección del partido, con el PSOE las líneas programáticas para ese futuro gobierno.

Pero ha eludido pronunciarse, a pesar de las insistentes preguntas de los periodistas, sobre si su partido mantiene el veto a Podemos en el Gobierno en el caso de que la formación morada suscriba el documento pactado entre el PAR y el PSOE o de que Lambán, como presidente, decida nombrar un representante de Podemos en su gabinete.

“Hoy no me toca pronunciarme sobre eso”, ha dicho Aliaga aunque en ese caso da por sentado que Lambán se lo comunicaría. Lo que sí descarta es replantearse el acuerdo con el PSOE, como le piden desde el PP y Cs. “¿Por qué razón?”, ha zanjado.

Por su parte, el portavoz de CHA y presidente del partido, José Luis Soro, ha hecho hincapié en que está casi cerrado el pacto con el PSOE para la investidura –que en unos días votará el comité nacional del partido- y en que todos los partidos implicados deben aprovechar la “oportunidad de oro” que supone la conformación de un gobierno de progreso y aragonesista. Por tanto, ha apelado a centrarse en el qué y después hablar de qué papel pueda tener cada partido en el Ejecutivo.

Por IU, Álvaro Sanz ha coincidido en que lo importante de la formación del próximo Gobierno es el programa y ha advertido de que por ahora su partido no puede apoyar la investidura de Lambán por diferencias en algunos puntos “conflictivos” de las 50 medidas que defiende su partido, relacionados con el carácter público de los servicios.

No obstante, ha asegurado que las negociaciones con el PSOE han avanzado mucho y son cordiales y en que espera que la agenda de IU se pueda ver reflejada para apoyar la investidura.

Etiquetas
Comentarios