Aragón
Suscríbete

política

Parlamentarios aragoneses del PSOE recuperan con intereses el dinero que prestaron al partido en campaña  

El partido recaudó 4,4 millones de cara a las elecciones generales, europeas, autonómicas y municipales.

Miguel Dalmau, Susana Sumelzo y Pau Marí-Klose, este sábado, en el Parque del Agua de Zaragoza.
Miguel Dalmau, Susana Sumelzo y Pau Marí-Klose, tres de los parlamentarios que participaron en la campaña de microcréditos.
Aránzazu Navarro

Los ciclos electorales de 2011 a 2016 dejaron el capítulo de ingresos de las cuentas del PSOE bajo mínimos. La pérdida de votos y de representación en las distintas instituciones minimizó la financiación de los socialistas, que desde los años ochenta habían gozado de una posición privilegiada, siempre frente a frente con los populares. Pero la entrada de nuevos actores en el juego de partidos minimizó su financiación mediante la obtención de representantes públicos. Por ello han sido necesarias nuevas fórmulas para sufragar las campañas.

Una de ellas han sido los microcréditos. Un método, el de las pequeñas aportaciones individuales, que activó el Comité Federal de Ferraz para hacer frente con garantías al despliegue de propaganda en cualquiera de los soportes y a los actos que durante las últimas elecciones (generales, europeas, autonómicas y municipales) salpicaron toda la geografía nacional. El plan, propuesto por la dirección federal, incluía por primera vez la financiación a través de particulares (personas físicas), que prestaron una cantidad que sería devuelta cuando la formación recibiera la correspondiente subvención del Estado. Eso sí, las devoluciones llevarán aparejadas un interés del 2%.

El PSOE, según los datos difundidos en su propia página web, recaudó 4.413.221 euros mediante este método perfectamente legal. La gran mayoría (2.658.220 euros) se corresponden con aportaciones de cara a las elecciones generales. La carrera por los escaños del Europarlamento contó con el sostén de 666.701 euros, mientras que las convocatorias autonómicas y municipales lograron recabar 623.600 y 464.700 euros, respectivamente.

Los cargos y aspirantes a representate público también pusieron su granito de arena, como bien demuestran las declaraciones de bienes de los diputados nacionales y senadores por las provincias aragonesas, quienes, en total, prestaron 9.500 euros. Fue el diputado por Zaragoza Pau Mari-Klose, exalto comisionado para la lucha contra la pobreza infantil, quien más aportó, hasta 4.000 euros, que tendrán su retorno toda vez el partido ingrese la subvención correspondiente.

Le siguen, con mil euros de ‘inversión’, cinco parlamentarios: las diputadas Susana Sumelzo y Begoña Nasarre y los senadores Miguel Dalmau, Antonio Cosculluela y Gonzalo Palacín. La colaboración con la campaña de los representantes aragoneses se completa con una pequeña aportación, de 500 euros, realizada por el senador Víctor Javier Ruiz.

Aportaciones externas

Entre el 9 de abril y el 26 de mayo, durante cerca de dos meses, la formación puso en marcha la plataforma de microcréditos a través de una página web. Los socialistas activaron un call center que contactó con su militancia para explicarles el funcionamiento de esta acción, así como “con muchos ciudadanos que sin ser afiliados del partido se interesaron en el funcionamiento de este sistema y de esta forma colaborar con la campaña electoral”. Más del 20% de la cantidad alcanzada procedió de personas que no son militantes socialistas, siempre según la información difundida por el partido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión