Aragón

Teruel, la única capital sin tren este verano tras el corte de la línea Zaragoza-Valencia

Las obras en la vía aíslan por ferrocarril a la ciudad cuando más turismo recibe.

Un grupo de viajeros llega a Teruel, este domingo, en el bus contratado por Renfe para paliar la falta de tren.
Un grupo de viajeros llega a Teruel, este domingo, en el bus contratado por Renfe para paliar la falta de tren.
Jorge Escudero

Sin un tren en 140 kilómetros a la redonda. Así va a estar la capital turolense todo el verano debido al corte, por obras de rehabilitación, de la única línea que le conecta con el resto del mundo, la que une Zaragoza y Valencia. En toda la provincia, solo quedan operativas, al norte, las estaciones de Azaila, La Puebla de Híjar y Samper de Calanda, por las que pasa de refilón la vía Zaragoza-Mora de Ebro, prácticamente destinada a trenes de mercancías. El desértico territorio turolense aún lo será más en estos meses estivales mientras que la ciudad mudéjar adquiere el triste honor de ser la única capital de la España peninsular incomunicada por ferrocarril justo en la época en la que más demanda de viajeros existe debido al turismo.

Otros casos no son comparables. Almería está desde noviembre sin tren por obras en la estación, pero a solo 14 kilómetros dispone de la terminal de Huércal-Viator. Granada estuvo hasta el pasado junio cuatro años aislada, pero, a cambio, ahora pasa el AVE. El precedente del corte de vía que desde el pasado 9 de julio y hasta el 4 de octubre sufre Teruel se encuentra en el propio Teruel, en 2007, cuando ya se interrumpió el tráfico durante el verano para convertir la línea en un corredor de alta velocidad, solo que el objetivo no se cumplió porque un tramo se quedó sin remodelar.

Desde Renfe niegan tal aislamiento. La compañía ferroviaria saca pecho y destaca que ha hecho un gran esfuerzo para poner en marcha un servicio de transporte alternativo por carretera que le cuesta 800.000 euros, todo, para que Teruel, y con ella Aragón, no pierdan su conectividad a causa de las obras de mejora de la infraestructura que realiza ADIF.

Sin embargo, la interrupción del tráfico ferroviario durante tres largos meses y las molestias que conlleva para los viajeros indignan a la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de Teruel. "Esto es nefasto", afirma un portavoz del colectivo, quien reprocha que el Gobierno aragonés "no haya dicho nada en contra del cierre de la línea". "Eso es lo que le importa Teruel, nada", apostilla. Sostiene que las obras son solo "un parcheo para que los trenes de mercancías circulen mejor" y que "un corte tan drástico no está justificado". Además de quedar aislada Teruel, Zaragoza y Valencia pierden su conexión y los viajeros que van de Bilbao a la capital levantina, tienen que dar un rodeo por Barcelona. "El destrozo es tremendo", señala.

Tampoco Teruel Existe está de acuerdo. "Han cerrado para hacer cuatro arreglos que no se hicieron en su día porque decidieron, hace 35 años, dejar morir la línea", dice el portavoz de la plataforma ciudadana, Manuel Gimeno. "Si fuera para hacer el corredor Cantábrico-Mediterráneo, con doble vía electrificada de altas prestaciones para tráfico mixto, el corte nos parecería fenomenal", añade.

Francisco Juárez, un histórico de Teruel Existe incide en el mal estado de la línea. "Hay limitaciones de velocidad de hasta 30 kilómetros por hora y pasos subterráneos destrozados; el mantenimiento de estos años no se ha hecho y ahora cortan la vía tanto tiempo", lamenta. A su juicio, Teruel ha sido engañado con el tren. "En 2007 cerraron la vía para hacer la alta velocidad, pero no la hicieron; prometieron una nueva estación intermodal, pero tampoco llegó", denuncia.

Menos preocupado está el Ayuntamiento de Teruel, cuyo primer teniente de alcalde, Juan Carlos Cruzado, considera que es preciso cortar la vía "si queremos obras" y que estas, al menos, han respetado las fiestas de la Vaquilla y harán lo propio con las del Pilar el próximo mes de octubre.

Desde el ADIF no quieren ni oír que las obras son meros parcheos. "ADIF no hace apaños, son proyectos importantes de renovación y mejora", defienden al tiempo que afirman que el hecho de que Teruel sea este verano la única capital sin un solo tren "no es el acabose". Recuerdan que, si con solo 3 actuaciones anteriores el tráfico de mercancías se multiplicó pasando de 3 a 30 trenes semanales, la inversión ahora de 50 millones traerá mucha más actividad.

Etiquetas
Comentarios