Aragón

Política local

¿Cuánto cobran los nuevos alcaldes?

Los regidores tienen limitado el sueldo por ley en función del número de habitantes de sus municipios. Además de los de Zaragoza y Huesca, entre los mejores pagados figuran los de Cuarte, Utebo, Fraga, Épila o Sallent. Algunos compatibilizan la alcaldía con otros cargos e ingresan su nómina de instituciones como las Cortes, el Senado o las Diputaciones Provinciales, y otros muchos ejercen sin recibir ninguna retribución

Loading...

La polémica saltaba hace unos días. La subida de sueldo al concejal de Ciudadanos en María de Huerva y las insinuaciones lanzadas desde el PP en torno a una posible contraprestación por la coalición que dio finalmente la alcaldía a IU en ese municipio zaragozano acapararon la atención y volvieron a poner en el punto de mira los salarios de los representantes locales. Retribuciones que traen novedades tras las elecciones municipales de mayo y la reciente formación de los nuevos ayuntamientos.

El edil de María de Huerva Javier Zárate, que fue nombrado además primer teniente de alcalde, pasará a cobrar 32.000 euros anuales, frente a los 21.000 que percibía su antecesora. Un incremento superior al 50% de su salario, que sin embargo está muy lejos de otros aumentos que se han hecho virales en los últimos días en nuestro país.

Como el protagonizado por el alcalde de Pilar de la Horadada, en Alicante, el popular José María Pérez, que se ha subido el sueldo un 160% y que cobrará a partir de ahora 51.800 euros, 31.850 más que su antecesor.

O la subida express, consumada en apenas 15 segundos, que pactaron a finales de junio los grupos municipales de las Palmas de Gran Canaria para todos sus ediles y que ronda de media los 9.000 euros anuales.

Pero ¿cuánto cobran los alcaldes aragoneses? ¿En base a qué se fijan el sueldo? Los nuevos regidores y concejales tienen unos topes salariales establecidos por ley en función del número de habitantes de cada municipio. También existen limitaciones en cuanto al número de ediles con dedicación exclusiva y asesores.

Esos sueldos oscilan entre los 106.130,60 euros anuales que, sobre el papel, pueden cobrar los cargos electos de ciudades con más de 500.000 habitantes, como Zaragoza, y los 42.452,24 que, de máximos, pueden percibir los de municipios entre mil y cinco mil vecinos. Son los propios ayuntamientos quienes, mediante acuerdo plenario, deciden qué sueldo se asignan los miembros de la corporación siempre dentro de ese tope legal.

En los últimos días se han ido produciendo ya esas primeras decisiones en algunos de los principales ayuntamientos de la Comunidad. En cuanto a las tres capitales, las novedades llegan del Altoaragón.

En Huesca, y tras doce años con las retribuciones congeladas, los grupos han pactado subidas tanto en el sueldo del alcalde, como de los concejales. La nómina del regidor Luis Felipe, una de las más bajas de las capitales de provincia, se ha incrementado un 43%.

De 1.700 euros netos al mes, el socialista pasará a cobrar ahora 2.500, lo que equivale a 50.000 euros anuales. Se queda aún así lejos del tope que le permite la ley. Siete concejales más cobrarán 45.000 euros.

Tanto en Zaragoza como en Teruel la nómina no se mueve. El popular Jorge Azcón ha decidido mantener el mismo sueldo que venía percibiendo su antecesor en el cargo, Pedro Santisteve, de ZEC. Ingresará unos 76.000 euros, después de que la pasada corporación decidiera rebajar la remuneración desde los 100.000 que le permitía la normativa (ahora 106.000) y que sí ingresaba Juan Alberto Belloch.

Por su parte, la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, sigue ejerciendo el cargo sin dedicación exclusiva, por lo que no percibe retribuciones salariales. Únicamente cobra dietas e indemnizaciones por asistencia a reuniones y órganos colegiados. Por ese concepto, la popular ingresa una media de 12.000 euros anuales.

Tampoco percibe un sueldo público el alcalde de la cuarta ciudad de Aragón. José Manuel Aranda, que repite al frente del Ayuntamiento de Calatayud podría llegar a cobrar hasta 58.000 euros, pero el popular, médico de profesión, no está en nómina municipal.

En este consistorio zaragozano, solo una concejala tenía dedicación exclusiva en la anterior corporación, y en este nuevo mandato podría repetir sueldo. La medida, que habría de adoptarse en el pleno de julio o agosto, beneficiaría a la concejala Simona Dragan, encargada de las áreas de Juventud, Inmigración, Atención a la Ciudadanía y Participación.

Tras las capitales, entre los alcaldes mejor pagados figuran los de Cuarte, Utebo, Fraga, Épila, Sallent de Gállego o Monzón. En Cuarte, su alcalde el aragonesista Jesús Pérez ingresará 52.542 euros anuales, el mismo sueldo que venía cobrando ya. Además, se ha ampliado el horario a los siete concejales con mayor carga de trabajo. Habrá cuatro dedicaciones a 30 horas y tres a 15. “No subimos el sueldo a nadie, pero reconocemos mayor horario porque el municipio así lo requiere”, explica Pérez, quien destaca que la nómina total solo aumenta un 1,77% y recuerda que él mismo estuvo 16 años sin cobrar sueldo del municipio.

En Utebo, el PSOE ha mantenido la alcaldía tras la marcha del histórico Miguel Dalmau, que fue durante 12 años uno de los primeros ediles mejor pagados de la Comunidad. El Ayuntamiento no tiene fecha aún para el pleno en el que habrán de aprobarse las retribuciones, pero la nueva alcaldesa, Gema Gutiérrez, que gobernará en coalición junto a IU, ya ha confirmado que conservará el mismo salario que su antecesor. Ingresará por su labor 49.717 euros en catorce pagas. Así consta en el apartado de Transparencia de la web del Ayuntamiento.

Algo menos tendrá de nómina el socialista Jesús Bazán, que repite como alcalde en Épila. Cobrará 42.452,24 euros, el tope que establece la ley para los municipios de entre mil y cinco mil habitantes, como es el caso. Además, se ha aprobado otra dedicación exclusiva para el primer teniente de alcalde, Adolfo Díez (39.000 euros), más otras cuatro dedicaciones parciales para ediles del equipo de gobierno.

Por su parte, la nueva regidora de Fraga, la popular Carmen Costa, mantendrá el sueldo de su predecesor, Miguel Luis Lapeña (PSOE), que con 40.519 euros ya era uno de los más altos de Aragón. Percibirá 2.900 euros mensuales.

Tampoco se han tocado las retribuciones asignadas al resto de ediles: concejales con área (735€ mensuales), los portavoces (464€) así como los ediles sin delegación (290€). “No habría sido ni ético ni responsable subirnos el sueldo”, justifica la alcaldesa.

Muy cerca se queda el primer edil de Sallent de Gállego, Jesús Gericó (PP), que percibirá un salario bruto anual de 40.117,37 euros, en 14 pagas de 2.865,53 euros. Como curiosidad, podrá compatibilizar su responsabilidad al frente del ayuntamiento con la actividad ganadera, además de poder impartir clases de esquí, eso sí, solamente en fines de semana, festivos y vacaciones.

Monzón ha figurado también en los últimos años entre los ayuntamientos aragoneses con mayores retribuciones. Su nuevo alcalde, el popular Isaac Claver, cobrará en este mandato algo menos que su antecesor, el socialista Álvaro Burrel. Frente a 45.000 euros brutos, pasará a ingresar 40.000, eso sí con una dedicación parcial de 30 horas semanales. El pleno ha acordado también otras tres dedicaciones parciales para concejales con área.

Más de un cargo, un único sueldo

Como en anteriores mandatos, hay alcaldes que compatibilizan su desempeño con otros cargos políticos. Es el caso, por ejemplo, del alcalde de Calamocha, el socialista Manolo Rando, que preside la Diputación de Teruel gracias al apoyo del PAR, y que cobrará de la institución provincial. ( unos 56.000 euros).

En la misma situación se encuentra la alcaldesa de Ejea, Teresa Ladrero, que optará de nuevo por su nómina como diputada provincial. Según explica, en este mandato nadie cobrará del ayuntamiento, pese a que en función de su tamaño y de la ley vigente, podrían disponer de hasta siete dedicaciones.

También cobrará de la DPZ el nuevo alcalde de Tarazona. Luis José Arrechea (PP) gobierna gracias al apoyo de la única edil de Ciudadanos y se ha estrenado con polémica debido al sueldo que pasará a percibir esta concejala. Ana Rita Marqués recibirá 37.660 euros frente a los 20.216 de la dedicación exclusiva anterior. En el caso de la segunda teniente de alcalde, Waldesca Navarro (PP), el importe se reduce a 21.395 euros. Habrá, además, una dedicación parcial de 10.400 euros.

De las Cortes, lo harán los primeros ediles de Cariñena y Alcañiz, después de que ambos hayan resultado elegidos diputados autonómicos. Sergio Ortiz deja su sueldo de 33.600 euros y el municipio solo seguirá pagando a la primera tenencia de alcaldía (26.700 euros).

En la localidad del Bajo Aragón, ha habido cierta polémica porque el equipo de gobierno PSOE-C'S-IU trabajará esta legislatura con tres concejales liberados -dos a tiempo completo y otro a media jornada- y con dos empleados como personal de confianza.

De esta forma, y pese a 'ahorrarse' el sueldo del alcalde, dado que Ignacio Urquizu cobrará del parlamento autonómico, el gasto en estos conceptos sube de 126.381 euros brutos en la pasada corporación a 179.786.

El nuevo alcalde de Andorra, el socialista Antonio Amador, tampoco cobrará de su municipio. Lo hará del Senado y la cuantía que cobraba su antecesora -unos 28.000 euros- se distribuirá entre dos o tres concejales con dedicación a media jornada.

Tras las elecciones, hay quien se pone sueldo por primera vez. En La Muela, pasarán a percibir retribuciones el alcalde y tres concejales. Adrián Tello, de CHA, cobrará 1.200 euros limpios netos al mes por 14 pagas, al igual que la concejala Maria del Mar Sesé, que al ser funcionaria del Consistorio se ha cogido una excedencia.

Otros dos ediles cobrarán 900 euros mensuales y 600 por dedicaciones parciales del 75% y del 50%. Al haber tenido que aprobar una modificación presupuestaria, no se podrán poner en marcha hasta agosto o septiembre.

Y hay quien se actualiza el salario. El regidor de Borja –el socialista Eduardo Arilla- pasará de cobrar 26.300 euros en la pasada legislatura, a ingresar 30.800 por una dedicación exclusiva.

Además del bastón de mando, también heredan el sueldo regidores que se estrenan en el cargo. Así sucede, por ejemplo, en Pina de Ebro, donde la nueva alcaldesa del PSOE Mercedes Abós, que releva en el cargo a Marisa Fanlo, de CHA, cobrará unos 31.000 euros brutos.

Y entre tanto sueldo público, hay casos dignos de reseñar. Como el del alcalde de Pinseque, que seguirá donando “por convicción” cien euros mensuales de su sueldo -que mantiene en 29.800 euros- para proyectos sociales en el municipio. 

En las localidades de menos de 1.000 habitantes, la legislación solo permite que los alcaldes tengan dedicaciones parciales. No son habituales en un territorio como Aragón. De hecho, según la última información salarial de puestos de la Administración disponible, que data de 2017, cerca de 400 alcaldes aragoneses ejercen su cargo por amor al arte, 151 en Teruel, 130 en Zaragoza y 117 en Huesca.

Etiquetas
Comentarios