Aragón

verano

Vacaciones con ‘Mascotas incluidas’ en Aragón

¿Dónde y cómo se llevan a cabo esta modalidad de viajes durante la época estival? ¿Existe un verdadero auge en nuestra Comunidad Autónoma?

Silvia Porras, fundadora de la iniciativa en Zaragoza ‘Tu perro es bienvenido’.
Silvia Porras, fundadora de la iniciativa en Zaragoza ‘Tu perro es bienvenido’.
HA

En los últimos años, debido, en parte, a una mayor concienciación ciudadana y a la continua puesta en marcha de campañas en contra del abandono animal que repunta durante esta época del año, diferentes colectivos aseguran que se ha producido un auge de este tipo de vacaciones con ‘Mascotas incluidas’ en España, sobre todo protagonizadas por perros y gatos. Pero, ¿cómo y dónde se desarrollan este tipo de viajes? ¿Cuáles son sus peculiaridades? Y ¿cuánto puede costarnos?

Hace unos días, el portal on line ‘Felices Vacaciones’ aseguraba que cerca del 40% de los usuarios que han realizado una reserva vacacional a través de su plataforma en lo que va de año, habían solicitado algún tipo de información sobre hoteles o destinos ‘pet friendly’, de los cuales, en torno al 65% acabaron contratando dichos servicios. “Cabe destacar que, de estos clientes, el 75% viaja en familia y un 20% en pareja”, afirman.

Aunque todavía queda mucho camino por recorrer en este sentido, existen portales especializados como ‘Viajar con perros’ que ofrece una lista de establecimientos hoteleros y restaurantes que admiten animales por comunidades autónomas. Según sus datos, en Aragón se permite la entrada de mascotas aproximadamente en el 50% de las casas rurales aunque los hoteles son más restrictivos. “Estos suelen cobrar tarifas por su alojamientos mientras que los primeros suelen admitirlos gratis”, explica Fran Media, precursor de la plataforma que inició este proyecto hace más de 15 años.

En cuanto a la normativa, en Zaragoza pueden acceder a locales comerciales, terrazas y bares siempre que vayan con correa. En cuanto al transporte urbano, para aquellos turistas que visiten la ciudad, como recoge la Ordenanza Municipal del Ayuntamiento de Zaragoza desde 2014 pueden acceder tanto al autobús como al tranvía siempre que viajen en trasportín –cuando pesen menos de 10 kilos- o con bozal y correa en el caso del tranvía cuando sean de mayor dimensión. Además, deberá viajar en el último vagón y solo se admite un can por tranvía.

“Zaragoza no destaca en este sentido y como ciudades más punteras encontramos Gijón, Madrid, Barcelona, Málaga o Sevilla, entre otras”, advierte Media, que asegura que, a grandes rasgos, vamos muy por detrás de nuestros vecinos europeos y de otros países de Latinoamérica. “Aunque no existen registros ni datos oficiales, en torno al 1% de los bares de España aceptan perros, siempre con cierto halo de controversia. En España es nuestra asignatura pendiente en materia de restauración y alojamientos”, critica.

Hace tan solo unas semanas nacía en Zaragoza la iniciativa ‘Tu perro es bienvenido’ de la mano de su fundadora Silvia Porras. “Somos conscientes de que los dueños de los perros cada vez quieren pasar el mayor tiempo posible con sus mascotas. Las vacaciones no son una excepción y por eso la demanda más solicitada por los usuarios inscritos de nuestra web es que ofrezcamos información sobre hoteles, apartamentos y lugares donde puedan ir con su perro en vacaciones”, explica la zaragozana. “Estamos de acuerdo en que se deba dejar una fianza que se devolverá si no hay ningún desperfecto y entendemos que haya que pagar una cuota por su estancia siempre que no sea desorbitada”, añade.

Por su parte, desde la Asociación Aragonesa de Agencias de Viajes, aseguran que la mayoría de personas que se decantan por esta modalidad vacacional suelen elegir alojamientos muy concretos que suelen admitir animales como campings, albergues o establecimientos de montaña. “Como norma general, los propietarios ya saben dónde acudir o se decantan por alquilar apartamentos”, explica Jorge Moncada, presidente de la asociación.

En cuanto a la opción de viajar con una mascota en avión, también es posible, siempre que se cumpla la normativa vigente en materia de dimensiones –que variará a la hora de realizar el viaje en cabina o en bodega-, exceptuando perros guía. “Este servicio lleva un sobrecoste, ya que los animales deben ir asegurados y deben pagar una tasa, que variará, sobretodo, en función de su peso”, añade Moncada. El precio puede ir desde los 80 euros para viajes en España, 120 euros para África y Oriente Medio y 300 cuando el destino se encuentra en América y Asia.

Una situación estresante

Como explica Raúl Hueso, consultor animal de Mr. Hueso, son muchas las cuestiones que deben plantearse para planificar las vacaciones con nuestros animales, ya que según qué situaciones pueden ser problemáticas para ellos. “No debemos olvidar que para los animales estos viajes y cambios de entorno pueden suponer dificultades en su bienestar y cambios en su comportamiento”, advierte.

Circunstancias como un desplazamiento en coche o avión, cambios de domicilio durante largos periodos de tiempo o el cambio de temperatura drástico del destino, por ejemplo. “Lo ideal es que antes de estos viajes vacacionales el animal fuese acostumbrándose a algunas cuestiones: al vehículo, con pequeños trayectos iniciales como dar la vuelta a la manzana o recorridos cortos de unos minutos, a ir a otros domicilios, que pueden ser para entrenarlo de amistades o familiares…”, añade.

Etiquetas
Comentarios