Aragón

entrevista

Sarah Angèle: "Hay que estar alerta, pero no hay que alarmarse con el mosquito tigre"

Sarah Angèle Delacour Estrella (Valencia, 1982) es bióloga. Máster en enfermedades parasitarias, es especialista en el estudio del mosquito tigre.

Delacour, delante del microscopio.
Delacour, delante del microscopio.
Raquel Labodía

Estamos en verano, tiempo de moscas y mosquitos.

Nada tiene de ilógico. Lo anormal sería que fuese en invierno.

Ciertamente cierto…

Se habla de la mosca negra y del mosquito tigre. Se han tomado las medidas adecuadas. En ningún caso sería justificada la alarma. Menos, en Aragón. Yo estoy desde 2008 en la Facultad de Veterinaria con una autoridad en la materia, como Javier Lucientes.

Un descendiente de Goya como referencia en Parasitología...

Javier Lucientes, así es. Antes, me licencié en Ciencias Biológicas, con máster en enfermedades parasitarias en Valencia. En la Universidad de las Islas Baleares (UIB) aprendí de vectores.

Estos vectores no se refieren a Geometría Descriptiva...

No. Los vectores son artrópodos con capacidad para transportar un patógeno, o sea, una enfermedad. La enfermedad deriva del patógeno transportado, aunque no siempre un patógeno genera una enfermedad. Un vector biológico es el que transporta en su interior el patógeno.

Malaria, dengue, zika…

Estas patologías se contagian por mosquitos, pero no en España. El género anófeles transmite la malaria; el aedes, el dengue, el zika…

La mosca negra está de moda...

La mosca negra muerde, corta con sus piezas bucales. Puede producir ceguera en África. En Europa, los mayores daños afectan a la ganadería. Crían en agua corriente, oxigenada, nunca en agua estancada. Solo muerden las moscas hembras, porque con la sangre maduran los huevos. Las moscas macho copulan y viven en enjambre en el aire, entre la vegetación. Viven alrededor de un mes. La mosca negra es muy pequeñita.

¿Cuánto mide?

Solo cuatro milímetros. Las altas temperaturas no le van bien. Por eso atacan al amanecer y al atardecer. El mayor problema que pueden causar son reacciones alérgicas. Nada más.

Ha elaborado una tesis sobre el mosquito tigre.

El Aedes albopictus. Iremos por partes: aedes significa molesto; albo, blanco; y pictus, pintado. Vino desde el sudeste asiático.

¿Cuándo llegó a Europa?

Se detectó en Albania en 1979.

En la Albania cerrada a cal y canto por el comunismo… Curioso…

Fue por un intercambio comercial. A Estados Unidos llegó en los años 90 desde China en neumáticos usados. Después colonizó Italia. A España llegó en 2004. Habita en recipientes de agua estancada. Criaba en selvas tropicales, pero ya se ha adaptado a nuestras ciudades, a los ambientes urbanos. Es cosmopolita. Reitero que no hay que alarmarse. Al contrario que la mosca negra, no muerde, sino que pica. Solo pica de día. Hay que subrayar que se desplaza de forma muy eficiente y pasiva.

¿Pasiva?

Sí, pasiva: no necesita gastar energía volando, pues se desplaza en nuestros coches.

¿En coche…? ¡Qué moderno!

No... ¡Ja, ja, ja! Le explico. Detecta un hospedador, esto es, una animal al que chuparle la sangre, en este caso un hombre, y se mete en su coche. Mientras conduces, te pica el mosquito tigre hembra y se queda contigo con la tripa llena de sangre. Cuando llegues al destino, saldrá del coche y buscará la vegetación. Si llega a una urbanización con agua, será su paraíso. El Mediterráneo, por ejemplo.

¿Se ha detectado en Aragón?

A Huesca llegó en 2015. Hay 25 municipios en las tres provincias, sobre todo las zonas más próximas al Mediterráneo. En 2016 se inició un Plan Autonómico. En 2018 se dio un caso en Zaragoza capital. Es cierto que puede transmitir enfermedades como el dengue o el zika; pero en Aragón no se han dado casos autóctonos: todos son importados.

¿Podemos frenarlo?

Claro. Cuidando nuestras casas, limitamos sus picaduras. El riesgo de transmisión de enfermedades es bajo, pero existe. Por eso hay que controlar las poblaciones. El mosquito tigre pica, hay que estar alerta, pero no hay que alarmarse.

Etiquetas
Comentarios