Despliega el menú
Aragón

entrevista

Isabel Suelves: "Sostenible es un mantra que se repite, pero hay que interiorizarlo"

Isabel Suelves (Huesca, 1970) ocupa desde mediados de mayo la dirección del Instituto de Carboquímica de Aragón, al que lleva vinculada 26 años.

Isabel Suelves dirige el Instituto de Carboquímica.
Isabel Suelves dirige el Instituto de Carboquímica.
José Miguel Marco

Lleva dos meses en la dirección del Instituto de Carboquímica de Aragón. ¿Qué retos se plantea?

Nuestro principal reto está en saber transmitir lo que hacemos y contárselo a la gente. En este centro hay en marcha investigaciones de prestigio internacional, de primera línea, muy interesantes y acordes con lo que demanda la sociedad, pero trascienden poco. Muchas veces nos quedamos metidos en el laboratorio y no sabemos cómo contarlo.

Ahora tiene una oportunidad. ¿Qué proyectos destacaría?

Un par de ejemplos. Tenemos líneas de desarrollo de proyectos para captura de CO2, algo que está muy en boga por el cambio climático y el efecto invernadero. También trabajamos con la biomasa y su aprovechamiento integral, la biorrefinería, un concepto que está muy de moda en Europa. Se trata de conseguir algo parecido a lo que se hace con el petróleo, aprovechar absolutamente todo en un proceso en el que no solo se quema para generar energía, sino que se aprovecha para crear moléculas que van a la industria química y que sirven para producir combustibles. Se apuesta por un aprovechamiento de verdad sostenible de la biomasa.

Sostenible es la palabra mágica, como un mantra.

Es un mantra que se repite quizás muchas veces, pero que tenemos que interiorizar todos. Es evidente que nuestra forma actual de consumir los recursos generando solo residuos sin más no se puede mantener a largo plazo. La única forma que tenemos para seguir con nuestra forma de vida es apostar por procesos sostenibles. Todos podemos hacer algo.

Hablar de carboquímica lleva a pensar en el cierre de la térmica de Teruel y la situación de las cuencas mineras.

La política europea ha decidido no apostar por el carbón y desde aquí no podemos hacer mucho más. Las investigaciones y la tecnología sobre alternativas existen, pero se necesitan inversiones. Las cuencas mineras pueden tener su oportunidad en la conversión de energía de otro tipo.

¿Hace falta savia nueva en el equipo de investigadores?

Un mal común en este campo es el envejecimiento de la plantilla porque no se ha renovado personal. Estos últimos años hemos tenido jubilaciones y nos gustaría tener más oportunidades para captar gente joven. En la plantilla, el claustro científico son 28 investigadores y la última incorporación fue una persona que ya tenía 40 años.

La fuga de talento es otro desafío.

Todos durante nuestra formación nos hemos ido fuera, yo estuve dos años en Londres con la beca Marie Curie del programa de movilidad de la Unión Europea, pero al final muchos queremos volver a desarrollar nuestro trabajo en España. Me ofrecieron quedarme allí, pero a finales de 2009 cuando tuve la oportunidad de regresar con un contrato de reincorporación de doctores de la DGA lo tuve claro. Hay mucha gente joven de este instituto trabajando en otros países europeos, pero intentar recuperarlos es complicado.

Es la segunda mujer que ocupa la dirección de un instituto del CSIC, además de la propia delegada del Consejo en Aragón. ¿Van camino de la paridad?

Vamos camino de normalizarlo todo, el hecho de que una mujer esté al frente de un instituto de investigación no tendría que llamar la atención. En este es muy normal. Yo soy la tercera en ocupar este puesto. Antes lo hizo la actual delegada del CSIC en Aragón y la pionera fue María Teresa Martínez.

El ministro en funciones Pedro Duque estuvo en la pasada campaña en este Campus Río Ebro. ¿Qué le hubiera pedido de tener oportunidad?

En general a todos los políticos les pediría que inviertan de verdad en investigación, que es invertir en el futuro y una forma de que el país progrese. Cada vez son más conscientes de ello, pero sigue sin ganar peso respecto al Producto Interior Bruto.

Etiquetas
Comentarios