Despliega el menú
Aragón

deporte

La hazaña de Jorge, el primer sordociego del mundo que va a participar en un triatlón

Jorge España, zaragozano de 33 años, competirá el domingo con su guía Mapi en el Triatlón de Zaragoza.

Jorge España, sordociego zaragozano, y su guía Mapi Martínez.
Jorge España, sordociego zaragozano, y su guía Mapi Martínez.
P. F.

"Jorge, primero vamos a aparcar la bici y empezamos en la piscina". Jorge España se está preparando para su primer triatlón, que se celebrará este domingo en Zaragoza. Mapi Martínez, su guía y mediadora, le acompaña en los entrenamientos. Y en la vida. Jorge, zaragozano de 33 años, es sordociego de nacimiento. Mapi es "sus ojos y sus oídos". Juntos se van a enfrentar a un reto mayúsculo: Jorge es el primer sordociego congénito del mundo que va a participar en un triatlón.

Verles caminar, nadar, montar en bicicleta, correr, comunicarse parece una proeza para quien no los conoce. Jorge tiene varios mediadores que le acompañan en su día a día. Mapi llegó a su vida hace cuatro años y ella es su guía por las mañanas. Los sordociegos se comunican por medio de la lengua de signos apoyada, una variante que usa el tacto. Mapi y Jorge se tocan continuamente, se abrazan, ella le da la mano para guiarle, él pone su mano en su cuello para sentir la vibración de la voz y el ritmo cardiaco. La conexión es total.

A Jorge le gusta el agua desde pequeño. "Es acuático desde que era un bebé. Para mantenerle despierto y desarrollar los hábitos del sueño, su madre lo metía en una bañera. Y desarrolló una habilidad asombrosa en el medio acuático. Llegaba a dormirse flotando", cuenta su mediadora. Jorge empezó a entrenar natación más en serio cuando conoció a Mapi, hace cuatro años. Ella es entrenadora de natación y salvamento. Juntos han realizado la Travesía del Mar de Almazora (Castellón) en aguas abiertas (1,8 kilómetros) tres años, en 2017, 2018 y 2019. El año pasado surgió la idea de ir un paso más allá y preparar un triatlón.

Jorge entrena todas las mañanas, de lunes a viernes, habitualmente en la piscina del Stadium Venecia. Estos últimos días antes de la prueba están entrenando las transiciones en la urbanización donde vive la familia de Jorge, en la Fuente de la Junquera. Ahí practican los cambios de la piscina a la bici, y del tándem a la carrera. La bicicleta es la parte más complicada para ellos.

Después de solucionar varias averías de la bicicleta en los últimos meses, ya están listos. El domingo debutarán en el Triatlón de Zaragoza, con salida en el puerto fluvial de Vadorrey. Jorge y Mapi nadarán 750 metros en el Ebro, pedalearán 21 kilómetros en un tándem y correrán de la mano 5 kilómetros. "Va a ser totalmente novedoso. Estamos muy agradecidos a Jesús Sánchez, presidente de la Federación aragonesa de triatlón,  que nos ha facilitado la participación. Estamos un poco nerviosos y muy emocionados", pone ella palabras a los sentimientos de los dos.  

Mapi, "la heroína"

"La heroína es ella, Mapi", asegura María Jesús Morales, la madre de Jorge y presidenta de la Asociación de Padres y Amigos de Sordociegos de Aragón (Apascide). Y Mapi sonríe, sonríe todo el tiempo, con una alegría contagiosa. La madre es una luchadora y una pionera. Ante la falta de apoyos, María Jesús fundó la primera asociación en España de ayuda a personas sordociegas. Apascide tiene un centro de día en Zaragoza, el único en el país. "Jorge es la luz que da visibilidad a la realidad y las necesidades de las personas sordociegas", apunta.

Mapi y Jorge se conocieron en el centro de día de Apascide. Ella era profesora de natación en el Stadium Venecia y había estudiado lengua de signos con la Asociación de personas sordas de Zaragoza y Aragón (Asza). "Me invitaron al centro y ahí conocí a Jorge. Nos dimos un abrazo que duró dos horas y media. Desde entonces no me he querido separar de él. Es un ser único y extraordinario. Solo quiero seguir avanzando y aprendiendo de su mundo", afirma Mapi. Ella es licenciada en Historia del Arte, y ahora está terminando un máster de educación especial.

A los dos, a Jorge y a Mapi, les gustan los retos. El Triatlón de Zaragoza es un sueño y un reto enorme. "Es asombrosa la manera que tiene Jorge de asimilar el esfuerzo. ¿Cómo le explicas a una persona sorda y ciega desde la incubadora qué son esas sensaciones que te da el cuerpo, por qué tienes que seguir, por qué el esfuerzo es bueno para ti? La motivación viene a través de su mediadora, de mí. Aunque ese momento es duro y difícil, cuando él ha terminado la actividad deportiva, le viene una felicidad absoluta. Esa es la recompensa: la felicidad", resume Mapi.

Etiquetas
Comentarios