Despliega el menú
Aragón

Un campus de verano… en Los Ángeles

Se trata de Campus L.A., una propuesta formativa ideada por José Ángel Delgado y que este año aborda su cuarta edición.

Cada año la oferta temática de campus de verano en Aragón se multiplica. Los hay en otros idiomas, científicos o circenses… pero, ¿qué le parecería vivir una semana en la mismísima Meca del cine? Por cuarto año consecutivo, en tan solo unos días dará comienzo una nueva edición de Campus L.A., un proyecto formativo con alma aragonesa desarrollado por la productora Cosmos Fan y que llevará a estudiantes y profesionales aragoneses hasta la ciudad estadounidense de Los Ángeles.

En palabras de su propio director, Delgado, se trata de un campus formativo que consta de cinco jornadas temáticas y en las que se incluirán, como cada año, visitas a los conocidos estudios de Hollywood, a escuelas de interpretación o empresas de postproducción y, por supuesto, a algunos de los escenarios más míticos de la historia del cine. “Un día abordaremos la fase de escritura de guion, otro la de dirección y rodaje, otro hablaremos del montaje o el sonido y del marketing y la distribución”, enumera Delgado.

Además, cada una de estas jornadas estarán protagonizadas por aragoneses residentes en Los Ángeles desde hace años que han logrado desarrollar allí sus carreras profesionales. En ediciones anteriores han contado con la presencia del compositor y productor musical zaragozano Guillermo Marín, actores como aragoneses como Gerald B. Fillmore o el director de contenidos de televisión David Cubillo, entre muchos otros. “El objetivo inicial era trasladar toda esta experiencia formativa y educativa en materia audiovisual al lugar donde se cuece todo y que nuestros alumnos tuvieran la oportunidad de conocerlo de primera mano”, explica.

“Otra de las cosas más bonitas del proyecto es que ha logrado cautivar a personas de todo el mundo, ya que este año, por ejemplo, viene un chico de Chile; y otros años han venido estudiantes de México, de La Coruña, de Valencia o de Madrid, entre otros”, reconoce.

En su opinión, aparte del viaje en sí, que ya supone una gran experiencia tanto a nivel profesional como humano, asegura que lo más destacable es el acceso a lugares no aptos para turistas: “ofrecemos conocer espacios a los que no puede entrar cualquiera y sobre todo mucha interacción con gente de la tierra que vive y trabaja en la ciudad”.

Uno de los aragoneses que se lanzó a la aventura hace ahora tres años fue Eduardo Pérez, zaragozano de 23 años graduado en realización audiovisual y en Comunicación Audiovisual. “Mi objetivo era ampliar mi formación y este era el viaje por excelencia”, reconoce el joven, que recuerda que no pudo apuntarse en la primera edición por problemas de agenda. “Cuando vi el anuncio en redes decidí organizarme y dar el salto y la verdad es que mereció mucho la pena”, admite.

A pesar de que el coste es considerable –en torno a 3.300 euros la semana completa- Pérez asegura que la experiencia valió la pena. “Una de las cosas más enriquecedoras fue conocer a gente del sector de distintos países, me permitió conocer otras formas de vivir el cine y de trabajar y creo que fue una de las cosas más valiosas”, explica el zaragozano.

Lugares ‘de cine’ con mucha historia

Pero, sin duda, el joven se queda con “la parte más humana” del campus. “Tuvimos la oportunidad de compartir experiencias con aragoneses que trabajan allí y nos dieron consejos de primera mano y adentrarte en lugares míticos como la plaza Hill Valley -Regreso al futuro- o el observatorio Griffith –Los Ángeles-“, concluye. Por supuesto, también visitó el paseo de la Fama, donde se tomó varias fotografías como con la estrella de Walt Disney o la huella del mítico cantante y actor estadounidense Bing Crosby.

Otra de las aragonesas que ya ha vivido esta experiencia, también en mayo de 2016, fue Rocío Ruíz (34) titulada en Publicidad en la Universidad Europea de Madrid. “Para mí fue una experiencia muy positiva, sobre todo por tener la oportunidad de conocer de primera mano ejemplos de gente que ha ido allí a buscarse las castañas y ha triunfado”, destaca. Además, en su caso, le sirvió para encaminar su vida profesional ya que hoy se dedica a la producción de Efectos Especiales en Madrid.

“Cuando visitas Los Ángeles te invade la magia del cine y te contagia todo este mundo, sin olvidar la experiencia de entrar en contacto con otra cultura de la que podemos aprender muchas cosas”, concluye la zaragozana.

Etiquetas
Comentarios