Despliega el menú
Aragón

arte

El Museo Goya recibe en depósito un ‘San Agustín’

La pieza, que será presentada en los próximos días, pertenece a una colección privada española.

El ‘San Agustín’, una nueva incorporación para el Museo Goya.
Detalle de el ‘San Agustín’, una nueva incorporación para el Museo Goya.
Heraldo

El Museo Goya de Zaragoza va a recibir en depósito en los próximos días una obra del pintor de Fuendetodos que permanecía hasta ahora en una colección privada española. Se trata de un ‘San Agustín’, un óleo sobre lienzo de 190 por 115 centímetros, que el artista realizó hacia 1796-1799. La pintura, de cuya autoría no ha dudado hasta ahora ningún especialista, pertenece a un ciclo de cuatro obras de caballete en las que el artista representó a los padres de la Iglesia: San Agustín, San Ambrosio (actualmente, en The Cleveland Museum of Art), San Jerónimo (Norton Simon Foundation, Pasadena) y San Gregorio Magno (Museo del Romanticismo de Madrid). Durante su juventud, Goya pintó varios ciclos más dedicados a los Padres de la Iglesia, si bien lo hizo para las pechinas de templos aragoneses (Calatayud, Muel y Remolinos).

Sobre la llegada de la pieza al museo de la Fundación Ibercaja apenas han trascendido datos, más allá del hecho de que va a ser cedido en depósito por sus propietarios. Se desconoce por el momento si ese depósito tiene fecha de caducidad o no, y tampoco se ha anunciado el día en que se presentará al público, aunque algunas fuentes señalan que podría ser incluso a finales de la semana próxima.

De París a Bilbao y Madrid

La obra, de buen tamaño, supone un atractivo más para el Museo Goya, que ya ha logrado en depósito piezas importantes, como el retrato del nieto del pintor, ‘Marianito Goya’. En estos momentos presenta además un retrato de Fernando VII, propiedad del Museo Thyssen, sobre el que se ha articulado la exposición temporal ‘El viaje del Rey’, que puede visitarse hasta finales de octubre.

En la pintura, Goya representó a San Agustín, el principal pensador en los albores del Cristianismo, sentado, con la mitra episcopal en la cabeza y con capa pluvial. Los colores de sus ropajes contrastan fuertemente con el fondo oscuro. El santo está mirando al cielo y con una mano abierta, mientras con la otra escribe.

La pintura perteneció a la colección de Lucas Moreno, de París, de donde pasó a la de Eugenio de Bayo, de Bilbao. Los actuales propietarios, que han acordado el depósito, la heredaron de este último. Según los especialistas, Goya pintó este ciclo de cuatro obras tras su paso por Andalucía (1792-93 y 1796-97), donde habría tenido ocasión de ver dos pinturas de la catedral de Sevilla dedicadas a San Leandro y a San Isidoro, realizadas por Murillo, y que pudieron influirle al plantear la serie.

El ‘San Agustín’ pudo verse temporalmente en Zaragoza en 1992, cuando formó parte de la triple muestra dedicada al de Fuendetodos en la Lonja, el Torreón Fortea y el Museo Gargallo. Además, ha formado parte de exposiciones como ‘Goya: Prophet der Moderne’ (Alte Nationalgalerie de Berlín, 2005) o ‘Goya en las colecciones madrileñas’ (Museo del Prado, 1983).

Etiquetas
Comentarios