Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

Salud

Aragón comprará 270.000 vacunas contra la gripe, 10.000 más que la campaña anterior

La Dirección General de Salud Pública adquirirá más dosis para "mejorar las coberturas de vacunación".

Imagen de archivo de la campaña de vacunación de la gripe en un centro de salud de Zaragoza.
Imagen de archivo de la campaña de vacunación de la gripe en un centro de salud de Zaragoza.
J. M. Marco.

Aragón comprará este año 270.000 vacunas contra la gripe, 10.000 más que la temporada pasada. La Dirección General de Salud Pública ha tomado la decisión de incrementar el número de dosis, con el objetivo de mejorar la cobertura de vacunación entre la población de riesgo.

El Boletín Oficial de Aragón (BOA) publicó ayer el acuerdo marco suscrito entre el Ministerio de Sanidad y el Gobierno de Aragón para la adquisición centralizada de las vacunas contra el virus de la gripe de este año. Hace ya varias temporadas que todas las comunidades acuerdan la compra coordinada para reducir los gastos sanitarios y conseguir así un mejor precio de este fármaco a través de los laboratorios. Hasta 14 comunidades autónomas se han sumado a esta iniciativa. El año pasado, el coste de las 260.000 vacunas adquiridas por Aragón ascendió a 985.920 euros, lo que supone que cada unidad tuvo un coste medio de unos 3,7 euros.

Según la información que se recoge en la orden publicada ayer en el BOA, Aragón tiene la intención de adquirir 270.000 unidades, pero deja incluso abierta la posibilidad de modificar este número según las necesidades que vaya teniendo.

Fuentes del Departamento de Sanidad confirmaron que se ha aumentado el número de dosis con la intención de inmunizar a la mayor parte de la población de riesgo posible. Entre los colectivos a los que se ha recomendado la vacunación estos años, se encuentran los mayores de 65 años, los enfermos crónicos y las mujeres embarazadas. Pero también desde la Dirección General de Salud Pública se ha aconsejado que se inmunicen otros colectivos que pueden transmitir la gripe a personas de alto riesgo, como los profesionales sanitarios, los trabajadores de instituciones geriátricas o los estudiantes en prácticas en centros sanitarios.

La gripe este invierno pasado se cobró catorce muertes, todas de personas con factores de riesgo de complicaciones por enfermedades de base. En la temporada anterior hubo que lamentar doce defunciones por este mismo virus, mientras en 2014, una de las más duras de los últimos años, fallecieron por la gripe hasta una treintena de aragoneses.

La incidencia acumulada en la última temporada de gripe fue de 1.792,9 casos por cada 100.000 habitantes (unos 23.000 aragoneses). Esta tasa supuso un descenso del 34,5% en comparación con la incidencia de la campaña anterior. En cualquier caso, estos números están muy lejos de los más de 45.000 casos acumulados que se registraron en el 2010.

De todos los afectados que han contraído el virus este invierno, 117 requirieron hospitalización (todos estuvieron afectados por virus tipo A). Un 17% de estos precisaron atención en las unidades de cuidados intensivos de diferentes centros sanitarios de la Comunidad. De todas las muestras analizadas, 1.206 (un 98,9%) correspondieron al virus del tipo A. Otras nueve (0,7%), tipos B y tan solo cuatro (0,3%), del C.

Etiquetas
Comentarios