Aragón

Empleo

El arte de hacer contactos: el 60% de los aragoneses se recoloca gracias a conocidos

En el mercado laboral oculto se mueven cientos de ofertas que no se publican por los cauces habituales.

Oficina de empleo del Inaem en Zaragoza
Buena parte de las ofertas no llegan a las oficinas de empleo
Aránzazu Navarro

Los datos del paro publicados el pasado martes dejaron un buen sabor de boca en Aragón. El número de desempleados ha bajado de 60.000 por primera vez desde 2007, con guarismos especialmente positivos en distintos sectores y también en la contratación femenina. Muchas de esos nuevos puestos de trabajo se cubren gracias a los cauces habituales: plataformas digitales, empresas de trabajo temporal, medios de comunicación y convocatorias a través de las redes sociales. Pero otras ofertas no llegan a ver la luz y se mantienen en un mercado oculto al que solo se accede mediante familiares, amigos, conocidos y contactos que se hayan podido hacer durante la carrera profesional.

Se trata de vacantes que no son publicadas porque las empresas prefieren no dar pistas de su estrategia a la competencia o por simple imagen de marca. Las cubren a través de promociones internas, acudiendo a sus propias fuentes de reclutamiento, bases de datos, intermediarios, referencias de personas de confianza o por búsqueda directa. Este mercado oculto aglutina en España más de la mitad de las vacantes y depende en gran medida del perfil, sector o ámbito geográfico en el que se busque cubrir esa posición.

En Aragón, la recolocación a través de los contactos cubre el 60% de los contratos, según un reciente informe elaborado por Adecco a través de su división Lee Hecht Harrison. Está a cierta distancia de Canarias, la comunidad que más recurre a esta práctica: ocho de cada diez personas recolocadas en el archipiélago lo consiguen de este modo. Le siguen, a relativa distancia, Baleares y País Vasco, donde el 68% de los trabajadores de cada una, ha sido recolocado mediante esta fórmula. Muy de cerca encontramos a Asturias, con el 67%.

¿Cómo funciona el mercado oculto?

Si tantas ofertas de trabajo no llegan a publicarse, ¿cómo se lleva a cabo, más allá de los contactos, ese importante volumen de contrataciones? Depende del tamaño de la compañía. Las sociedades grandes, las que tienen más presupuesto, emplean cazatalentos para preservar su confidencialidad y no dar pistas. Llevando la confidencialidad al extremo, muchas no dudan en recurrir a las entrevistas a ciegas, en las que el aspirante puede no llegar a saber jamás en nombre de qué empresa le interroga el entrevistador. Solo cuando el contratador toma una decisión en firme se descubre de dónde surge el interés.

Las empresas de menor tamaño acuden a otras herramientas, como agencias intermediarias y conocidos. Es en este tipo de compañías medianas donde más funcionan los 'enchufes'.

Los expertos aconsejan tejer una red de contactos. En un primer nivel estaría la gente de confianza, amigos, compañeros del instituto y de la universidad y familiares. Personas que no dudan en recomendar al aspirante. A través de ellos se debería llegar a quienes verdaderamente toman las decisiones: responsables de contratación y cargos de las empresas en las que se aspira a entrar.

Etiquetas
Comentarios