Despliega el menú
Aragón

Aragón

Los accidentes laborales en Aragón se han cobrado la vida de 16 personas en lo que va de año

A lo largo de 2018 fueron 36 los fallecidos en la Comunidad, once de ellos 'in itinere'.

Muere un pintor al caer de una altura de 7 metros en la calle Miguel Servet de Zaragoza.
Retirada del cadáver de un pintor que se precipitó recientemente en la calle de Miguel Servet de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Dos trabajadores han fallecido este viernes en la carretera CV-363 en Arcos de las Salinas, en Teruel. Al parecer, el terreno ha cedido mientras estaban realizando perforaciones con un camión grúa para rellenar con hormigón y reforzar la carretera. Los trabajadores se encontraban en la cesta de este vehículo que se ha precipitado por un barranco de unos 40 metros.

Estas dos muertes se suman a las de los otros catorce trabajadores que han perdido la vida durante su jornada laboral en Aragón en lo que va de año, haciendo un total de 16 muertes en este ámbito. Otros tres profesionales murieron el pasado martes en una bodega de Paniza por una intoxicación al inhalar gases tóxicos. Además, ese mismo día por la tarde perdió la vida un camionero en un choque por alcance en la N-232 a la altura de Pedrola.

Anteriormente, un pintor murió tras precipitarse de una altura de siete metros cuando desarrollaba su trabajo en la calle Miguel Servet de Zaragoza.

Solo en el mes de mayo se produjeron cuatro fallecimientos en la comunidad de Aragón, a los que se suman otros cinco registrados en la estadística del ISSLA (Instituto de la Seguridad Social y Salud Laboral de Aragón).

El 15 de mayo ocurrieron dos, uno en Jasa y otro en Teruel, dos trabajadores de 36 y 60 años, respectivamente, si bien como la empresa era de Castellón, posiblemente este accidente laboral lo computen en la Comunidad Valenciana. Tan solo tres días después, el 18 de mayo, se produjo otro en Monzón, donde otro empleado de 60 años, en este caso soldador, moría de un infarto en el puesto de trabajo. Poco más de una semana después, el 31 de mayo, llegaba otro fallecimiento, el de un camionero en Bisaurri. Era trabajador autónomo que murió aplastado por el vuelco del camión.

En marzo, un obrero cayó del andamio de una obra en Vía Hispanidad con Vía Ibérica. Estaba a la altura del séptimo piso y no llevaba puesto el arnés reglamentario.

Etiquetas
Comentarios