Despliega el menú
Aragón

Rebajas

El comercio confía en un repunte de las ventas alentado por las rebajas y el calor

La campaña comenzó «bastante floja» y se animó en junio cuando llegaron los primeros descuentos.

La ola de calor de los últimos días se ha dejado notar en la campaña de rebajas y los comercios esperan que con la bajada de temperaturas, los consumidores se animen con descuentos de hasta el 70%.

Ya en plenas rebajas, aunque bastante descafeinadas desde que el Gobierno las liberalizó en 2012 y cada negocio puede colgar el cartel cuando quiere, el gran y pequeño comercio confía en un repunte de las ventas animado por unos descuentos que rondan ya el 50% y unas temperaturas inusualmente altas.

Dos buenas razones también por las que este pasado fin de semana, después de que el grupo Inditex y El Corte Inglés se sumaran a los precios más baratos, los grandes centros comerciales que abrieron el domingo se convirtieran en Zaragoza en el refugio más deseado para encontrar un chollo y algo de fresco.

"La campaña de primavera en marzo y abril comenzó bastante floja para el textil. La gente, a no ser que tenga necesidad de alguna prenda, espera a los descuentos que en el caso del pequeño comercio sabe que van a ser en junio, porque si no, no hay manera de competir", explicó ayer Margarita Ballarín, vicepresidenta de la Federación de Comercio y Servicios de Zaragoza (ECOS).

El calor , mientras no sea extremo, se alía con las rebajas. El año pasado llovió hasta bien entrado junio. "El clima es un factor más a tener en cuenta. Si hace una buena temperatura siempre anima más a adquirir ropa de baño o ligera", reconoció esta propietaria de una tienda de ropa que, ante todo, reivindica una vuelta a los periodos tradicionales de rebajas.

El sector no echa las campanas al vuelo. La Confederación Española de Comercio prevé un aumento de las ventas de un 3%. Mientras, Anged (Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución) espera una "buena campaña" sin dar cifras.

Del tirón que todavía tiene esta cita con las posibles gangas era ayer la planta dedicada a la moda femenina en El Corte Inglés del paseo de Sagasta. "Vengo con mi madre que se va a la playa y busca vestidos para ella. Yo volveré por mi cuenta otro día a ver si hay algo que me interese. Suelo comprar lo que más me gusta antes en alguna promoción, que las hay constantemente", comentó Susana Gracia. En su opinión, las rebajas han perdido "mucho del atractivo de antaño, cuando las esperabas como agua de mayo". La excepción que confirma la regla son los aires acondicionados y aparatos de refrigeración que arrasan.

Los descuentos llenan los escaparates de Huesca y Teruel desde mediados de junio. "Ya no se deberían llamar rebajas, sino algo así como ventas de verano", opinó la gerencia de la Asociación de Comercio y Servicios de Huesca. La agrupación oscense lanzó ayer su nueva campaña para julio y agosto ‘Comercio de Huesca, corazón de ciudad ¡dale vida!’ con distintos premios para clientes y para las empresas asociadas. Por su parte, la capital turolense está inmersa en iniciativas comerciales ligadas a las fiestas.

Vuelve la polémica sobre la regulación de las rebajas

La recurrente controversia sobre la regulación de los periodos de rebajas volverá cuando se constituya el nuevo Gobierno. A finales del año pasado se anunció la creación de una mesa de diálogo para hablar sobre los horarios comerciales y las promociones que está en el aire. Las pequeñas y medianas empresas llevan tiempo denunciando que esta política de rebajas casi permanentes desde 2012 está estrangulando el sector, especialmente al textil.

Por el contrario, Anged (Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución), a la que pertenecen gigantes como Inditex y El Corte Inglés, defiende que en la era digital en la que ha entrado el consumo, plantear una vuelta a la regulación es "simplemente imposible", porque no se puede aplicar a las plataformas tecnológicas y a otras iniciativas como el popular Black Friday. En el caso del textil, mantienen que no existen solo dos temporadas, sino muchas colecciones, "lo que hace que los comerciantes necesiten también más periodos para dar salida a los stocks".

Etiquetas
Comentarios