Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

zaragoza

El Ayuntamiento inicia los trámites para resolver el contrato de las 80 viviendas tuteladas de Las Fuentes

Los vecinos llevaban tiempo anunciando que la obra estaba paralizada, después de que la constructora Dragados exigiera un sobrecoste del 13%. "El esqueleto del edificio se va a convertir en un palomar", denuncian.

El esqueleto del edificio, ubicado en la calle de Fray Luis Urbano.
El esqueleto del edificio, ubicado en la calle de Fray Luis Urbano.
Oliver Duch

La sociedad municipal Zaragoza Vivienda ha notificado notarialmente a la empresa Dragados la decisión de iniciar el expediente de resolución del contrato para la construcción de 80 viviendas en la calle de Fray Luis Urbano, en el barrio de Las Fuentes. Esto es consecuencia del incumplimiento sistemático de los plazos establecidos para la ejecución de la obra. Este procedimiento concede ahora a la constructora 10 días para presentar alegaciones.

La notificación se efectuó el pasado viernes, 28 de junio, tras comprobar en las certificaciones de obra y en los informes técnicos de los arquitectos que la constructora ha ignorado los requerimientos y apercibimientos realizados durante los últimos meses por el consejo de administración, "existiendo causas objetivas para renunciar unilateralmente a la relación contractual entre ambas partes", explican fuentes municipales. Prueba de ello es que el 4 de julio se cumple el plazo de ejecución de la obra, pero la grúa que prestaba servicio fue desmontada el pasado 8 de mayo.

El presupuesto de adjudicación de esta obra alcanzó los 5,9 millones de euros (IVA incluido) y el plazo de ejecución previsto era de 20 meses, términos inalcanzables con el estado actual de los trabajos. La sociedad Zaragoza Vivienda ya desestimó la modificación del contrato propuesta por Dragados en un acuerdo adoptado unánimemente por el consejo de administración. Será en el seno del propio consejo de administración de la sociedad donde se tome la decisión definitiva una vez conocidas las alegaciones de la constructora.

La asociación vecinal Las Fuentes denuncia que la constructora ha dejado "un palomar" en el barrio y ha rechazado su conducta claramente contrarias a los intereses de los ciudadanos. Recuerdan que al concurso de adjudicación la empresa se presentó con la ofertas más baratas (con un descenso del precio del 13%) "para posteriormente como quien saca conejos de la chistera, decir que hay circunstancias sobrevenidas que suben el precio y chantajear a la administración de turno", critican.

"Durante todo este tiempo la empresa ha mantenido la obra con el mínimo progreso posible, ralentizándola de tal manera que resulta imposible realizar una previsión de finalización", lamentan los vecinos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión