Despliega el menú
Aragón

calor

Dormir en la calle cuando el asfalto se derrite

Las personas sin hogar son los que más sufren estos días los efectos de las altas temperaturas y por ello voluntarios de diferentes entidades sociales ofrecen agua, refrescos o helados para hacérselo más llevadero.

Atención a personas sin hogar en invierno
Atención a personas sin hogar en invierno
Cruz Roja

La ola de calor parece que ha llegado a su fin, aunque sobrellevarla no se torna demasiado complicado con un ventilador o aire acondicionado al lado. Sin embargo, hay personas que no disponen de estas comodidades, ni siquiera de un hogar en el que poder refrescarse y resguardarse de los más de 40 grados superados estos días atrás. Las personas sin techo son uno de los colectivos más vulnerables y las entidades sociales lo saben y por ello cambian ligeramente su modus operandi en verano para "intentar que el calor les afecte lo mínimo posible", según ha comentado Lucía Conde, responsable del Proyecto Atención Integral a Personas Sin Hogar de Cruz Roja.

Así, de lunes a viernes un grupo de voluntarios de la Unidad de Emergencia Social (UES) de Cruz Roja salen de 21.00 a 1.00 para ofrecer a las personas sin recursos "mucha agua" y zumos, además de gorras y ropa "fresquita". "En invierno salíamos a las 20.30, pero a esas horas en verano todavía hay mucha gente por las calles y las personas sin techo no se meten en los cajeros a dormir entonces", ha explicado Lucía Conde.

La responsable insiste en la idea de que al igual que en invierno se busca que las personas sin hogar estén abrigadas a través del reparto de mantas y café caliente, "el verano también es muy peligroso y por ello hay que hacérselo saber a quienes duermen en la calle", ha reconocido. De esta manera, los voluntarios les recomiendan no estar expuestos al sol y acudir a bibliotecas o al salón del albergue municipal, donde el aire acondicionado les aliviará, al menos, durante unas horas. 

Como cada verano, Cruz Roja ha iniciado una campaña para ayudar a la población a sobrellevar las altas temperaturas y han ofrecido diez consejos como beber 2 litros de agua al día (sin esperar a tener sed) o aplicarse crema solar siempre que se vaya a estar expuesto al sol. Para asegurarse de que las personas sin techo están bien protegidas durante su recorrido nocturno también reparten botes de crema para todos y les instan a aplicársela. 

'Bokatas'... y helados

Para los voluntarios de la organización Bokatas Zaragoza la prioridad es que las personas sin techo de la capital aragonesa "sufran lo mínimo posible los efectos del calor", tal como Antonio Pardo, miembro de la organización. Por ello, los 100 voluntarios (que en agosto se reducen casi a la mitad por las merecidas vacaciones de sus componentes, la mayoría universitarios) cambian los termos de café y las mantas que ofrecen a sus "amigos" en invierno, por agua, zumos y refrescos cuando salen la noche del martes y la del jueves de cada semana por diferentes rutas de Zaragoza.

Además, tampoco faltan los bocadillos de tortilla de patata, "mucha fruta" y unos cuantos helados. El año pasado, la entidad colaboró con la cadena El Rincón y repartieron más de 500 polos a las personas sin techo y este están pendientes de repetir. "La verdad es que es una iniciativa que gustó mucho a las personas que nos encontramos", ha comentado Pardo. Esos casos se reducen considerablemente en verano ya que muchos de ellos encuentran trabajo de temporeros en el campo y se marchan por unos meses, ha apreciado Antonio.

Donde, por el contrario, hay una gran afluencia estos días es en el Albergue Municipal. "Este año está mucha más demanda que en los anteriores y prácticamente ya no hay plazas libres", ha comentado la jefa de Servicios Sociales Especializados, Yolanda Mañas, quien ha reconocido que "se hacen más actividades y se flexibilizan los horarios para intentar que quienes están aquí puedan pasar las máximas horas posibles dentro del edificio y así no enfrentarse al gran calor". Además, en el menú, las ensaladas y los platos fríos cobran protagonismo estos días.

Etiquetas
Comentarios