Aragón

Consejos para disfrutar de las rebajas

La organización de consumidores y usuarios OCU recuerda a los ciudadanos que en este periodo de descuentos lo que se reduce es el precio, no los derechos. 

Las grandes superficies aragonesas han iniciado las rebajas de verano este viernes, adelantándose al 1 de julio, fecha en la que comienzan sus vacaciones cientos de aragoneses. En el Corte Inglés, por ejemplo, se pueden encontrar descuentos de hasta el 50%.

Es tiempo de rebajas. Pero antes de salir a la calle y lanzarse a por las gangas hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones, lanzadas por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), para que el descuento en las compras no se convierta también en un a reducción de ninguno de los derechos de los consumidores. Así que tome papel y lápiz y anote:

Hacer listas y evitar las compras compulsivas

Es conveniente pensar lo que hace falta antes de salir de tiendas. Elaborar una lista es una buena manera de evitar compras impulsivas. También conocer de antemano el precio antiguo para valorar si la rebaja es interesante o no. 

Conocer la normativa

En la actualidad cada establecimiento decide libremente las fechas de las rebajas. La normativa indica que los productos deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes y que su calidad no puede ser diferente a la que tenían antes de estar rebajados. También establece que el precio antiguo debe ser el menor del último mes. 

En rebajas solo cambia el precio, no las garantías

Comprobar que los objetos en rebajas mantienen su precio original junto al rebajado o que se indica de forma clara el porcentaje del descuento. La normativa establece que el precio antiguo debe ser el menor del último mes. El servicio posventa y la aplicación de las garantías son iguales durante las rebajas que en el resto del año.

Condiciones especiales en rebajas

En algunos comercios se establecen unas condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas (sobre las devoluciones, la aceptación del pago con tarjeta, etc.). La normativa lo permite, pero obliga a que esas condiciones estén claramente indicadas y en un lugar visible para el consumidor. De lo contrario, no son aplicables. 

Si no está satisfecho, reclame

Es importante conservar el tique o factura simplificada de las compras. Si se pierde, con él se pierde también el derecho a cambiar, devolver o reclamar tras la compra. Ante cualquier problema durante las rebajas, se debe actuar igual que en cualquier otro momento. Es recomendable siempre comprar en establecimientos adheridos al sistema arbitral de consumo.

Etiquetas
Comentarios