Despliega el menú
Aragón

Salud

Las personas mayores y los bebés, algunos de los colectivos más vulnerables al calor

Sanidad aconseja, entre otras medidas, beber mucha agua y llevar ropa ligera y de colores claros para combatir las altas temperaturas. El termómetro alcanzará los 44 grados el viernes en Zaragoza. 

Zaragoza se prepara para la primera ola de calor de este verano
Zaragoza se prepara para la primera ola de calor de este verano
Guillermo Mestre/Raquel Labodía

El calor no dará tregua esta semana. Las personas mayores de 65 años y los bebés son algunos de los colectivos más vulnerables a las altas temperaturas. Los expertos recomiendan prestarles especial atención, animarles a beber líquidos y vigilar cualquier signo de deshidratación. 

La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) es que el termómetro comience a subir a partir de mañana y el miércoles- cuando se llegue a los  38 grados en algunos puntos de la Comunidad-, el jueves  alcance los 43 y el viernes y el fin de semana llegue a los 44 en Zaragoza capital. Pero, además, las mínimas también se mantendrán altas y el mercurio no bajará de los 20 grados, por lo que la sensación de agobio puede ser todavía mayor.

Ante esta primera ola de calor del verano, el Departamento de Sanidad aconseja estar preparados y aplicar una serie de medidas para evitar desvanecimientos y problemas de salud. Además de beber mucha agua sin esperar a tener sed y evitar todo tipo de bebidas alcohólicas, es conveniente disfrutar estos días de dieta tradicional de verano 

-como platos fríos, ensaladas y frutas-, mantener ventanas y persianas cerradas, ventilar por la noche y llevar durante el día ropa ligera, no apretada, de colores claros y preferentemente de algodón.

Para protegerse del sol, lo mejor es llevar sombrero y gorra y no olvidarse de la protección solar. Lo recomendable es aplicar cremas con factor de protección por encima de 15. Para evitar sufrir golpes de calor, que pueden incluso en los casos más graves requerir de hospitalización, Sanidad pide a la población planear las actividades lúdicas a primera hora de la mañana o al atardecer cuando baja algo la temperatura e intentar evitar las actividades que exijan esfuerzo físico importante en el horario de más calor. “Si son inevitables, beba abundante agua o bebidas con sales minerales antes y durante el ejercicio. Si se siente cansado o mareado, interrumpa su actividad y vaya a un lugar con sombra”, apuntan desde Sanidad, que piden, además, evitar que las personas o animales permanezcan mucho tiempo en coches parados con las ventanillas cerradas.

Personas con más riesgo de sufrir problemas con el calor
  • Mayores de 65 años
  • Menores de 5 años y sobre todo bebés
  • Quienes realicen una actividad que requiere mucho esfuerzo físico.
  • Personas enfermas, especialmente del corazón, hipertensión o problemas intestinales u obesidad.
  • Quienes toman algunas medicinas como diuréticos y antihistamínicos
o quien consume una cantidad excesiva de alcohol.

Ante la aparición de cualquier síntoma causado por el exceso de calor, como calambres musculares, irritación de la piel o quemaduras, agotamiento y golpes de calor o insolación), Sanidad aconseja buscar la sombra o un lugar fresco, tomar una bebida no alcohólica, descansar, tomar un baño o ducha de agua fresca y ponerse ropa ligera. Si los síntomas son graves (temperatura alta, dolor de cabeza, vómitos o pérdida de conciencia) es necesario requerir atención sanitaria. Se puede acudir a cualquier centro sanitario o llamar a los teléfonos de emergencias: 061 (Urgencias Salud)  y 112 (SOS Aragón).  

Etiquetas
Comentarios