Despliega el menú
Aragón

tribunales

Se abstiene el juez acusado de discriminar a una aspirante para el TSJA

Asegura haber recibido "agrios ataques" que, a juicio de Macías, "pretenden y pueden influir en el procedimiento de nombramiento".

Un ciclista circula junto a la sede del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, en el Coso Alto.
Una imagen de la sede del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, en el Coso Alto.
Guillermo Mestre

El juez José Mª Macías Castaño ha decidido abstenerse en la elección de una plaza de la presidencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) después de haber sido acusado por la Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV) de haber dado un trato "discriminatorio e indigno" a una de las aspirantes frente a otro candidato masculino.

Macías había pensado en un primer momento haber votado en blanco pero, como ha transmitido en una carta al presidente del Consejo General del Poder Judicial, "sería mentir, porque sería tanto como decir que ambos candidatos merecen la misma valoración y sencillamente eso no es cierto".

El pasado día 21 la AJFV emitió un comunicado en el que calificada de "tan sorprendente como descarado" que la comisión, que decide de forma "discrecional" los nombramientos, "criticara y afeara" a la magistrada aspirante por hacer referencia en su intervención no solo a sus méritos profesionales sino a su condición de mujer para presidir una sala en la que "no ha habido ni una sola mujer desde que se creó en 1989".

"Agrios ataques" que, a juicio de Macías, "pretenden y pueden influir en el procedimiento de nombramiento al que se refiere dicha convocatoria" al tiempo que recuerda al presidente del CGPJ haber votado a favor de candidatas mujeres en la última plaza de magistrado de la Sala Primera del Tribunal Supremo o en la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Señala asimismo que con arreglo a la Constitución "no es posible primar la perspectiva de género sobre el mérito y capacidad, aunque sí es posible que, en caso de igualdad sustancial de méritos entre dos candidatos, se tenga en cuenta la perspectiva de género para nombrar a la mujer".

Y es sobre este aspecto que recoge la Carta Magna sobre el que interrogó a la candidata al considerar que en su programa no se comparaba con el candidato varón en cuanto a los méritos sino que "lo que hizo fue poner de manifiesto que todos los magistrados miembros de la Sala en cuestión -que lo son por nombramiento reglado y sin margen para el Consejo- eran varones".

"No dudo de que la pregunta pudo resultar incómoda, pero fue absolutamente pertinente y creo que hasta absolutamente necesaria para una evaluación coherente de la candidata", asegura el juez.

Respecto a la pregunta sobre el programa de actuación de la candidata para su actividad gubernativa durante su mandato, Macías advierte que precisamente las bases señalaban que ese era "el aspecto más importante a valorar" algo de lo que, asegura, carecía la candidata y era el motivo que hacía importante conocer su programa y cuya exposición contribuyó a hacer "más evidente" esa "carencia".

En su opinión, fue una pregunta "absolutamente pertinente e imprescindible para su evaluación vista la absoluta relevancia del mérito" y argumenta que "sólo desde el más absoluto desprecio a la verdad podría afirmarse que mi forma de abordar a los candidatos varones fue diferente".

Por último subraya que el tono y forma de preguntar que utiliza en sus interrogatorios es "el mismo tono concentrado, directo, riguroso y exento de adornos que utilizo siempre cuando trabajo".

Lamenta además que en un curso en materia de formación de género impartido en el propio Consejo se hayan ofrecido unos cortes seleccionados de la comparecencia que "la han descontextualizado hasta lo intolerable", un "cúmulo de ataques" que pueden hacer pensar que carece de "la apariencia objetiva de imparcialidad" para decidir sobre la plaza y motivo por el que ha decidido abstenerse en la elección". 

Etiquetas
Comentarios