Despliega el menú
Aragón

cortes de aragón

Y Luis Felipe se coló en la foto entre Azcón y Buj

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, fue ayer uno de los protagonistas de la tribuna de invitados, junto a sus homólogos de Zaragoza, Jorge Azcón, y de Teruel, Emma Buj.

En primera fila, la alcaldesa de Teruel, Emma Buj; el de Huesca, Luis Felipe, y el de Zaragoza, Jorge Azcón
En primera fila, la alcaldesa de Teruel, Emma Buj; el de Huesca, Luis Felipe, y el de Zaragoza, Jorge Azcón
José Miguel Marco

Los socialistas fueron protagonistas incluso en la tribuna de invitados de la Aljafería. Ganaron la presidencia de las Cortes, controlaron la Mesa de la Cámara, tienen encarrilada la investidura de Javier Lambán como presidente de Aragón y el inesperado alcalde de Huesca, Luis Felipe, acaparó las miradas y la atención de todos en el palco. Sentado entre los alcaldes populares de Zaragoza y de Teruel, Jorge Azcón y Emma Buj, respectivamente, dejó al PP sin la foto de la jornada e hizo mucho más elocuente la ausencia de su rival, la senadora Ana Alós, que aún se está recuperando del voto en blanco de Cs, según ella, que la dejó sin alcaldía y de la negativa de los de Rivera a apoyar su moción de censura. Eso sí, el concejal de Ciudadanos en Huesca José Luis Cadena no faltó al evento parlamentario.

La constitución de las Cortes reunió a cuatro expresidentes de Aragón: Luisa Fernanda Rudi (PP), Marcelino Iglesias (PSOE), Ramón Tejedor (PSOE) e Hipólito Gómez de las Roces (PAR). Por supuesto estaba la presidenta saliente de la Cámara, Violeta Barba (Podemos), el expresidente del Parlamento Antonio Cosculluela (PSOE), los exvicepresidentes Antonio Suárez (PP) y Florencio García Madrigal (PSOE), y el Justicia de Aragón, Ángel Dolado. También acudió, el presidente de la Diputación de Huesca en funciones, Miguel Gracia (PSOE), la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández (Cs), la eurodiputada socialista Isabel García, las concejalas zaragozanas del PSOE Pilar Alegría e Inés Ayala, los ediles del PP María Navarro y Emiliano Sánchez, los diputados al Congreso Eloy Suárez (PP), Rodrigo Gómez (Cs), Joaquín Moreno (Cs), Herminio Sancho (PSOE), Lourdes Guillén (Cs) y Pedro Fernández (Vox) y la senadora por Zaragoza Ana Velilla (Cs). También acudieron los dirigentes del PAR Joaquín Serrano, Clemente Sánchez Garnica y Elena Allué, y el de Ciudadanos Nacho Broto.

No faltaron a la cita el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, Manuel Bellido; el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral; el rector de la Universidad San Jorge, Carlos Pérez Caseiras; el presidente de la CEOE-Aragón, Ricardo Mur; el presidente de Cepyme, Aurelio López de Hita; el presidente de la Cámara de Comercio, Manuel Teruel, el presidente del Consejo Consultivo, José Bermejo, el presidente de la Cámara de Cuentas, Alfonso Peña, y el general jefe de Movilidad Aérea, Julián Roldán.

Asimismo, también siguieron el pleno muy atentos el presidente de CSIF-Aragón, Pablo Asín, el secretario general de Comisiones Obreras en Aragón, Manuel Pina, y el secretario general de OSTA, David Lázaro.

Pese a la presencia de representantes de todos los partidos, sobre todo de PP y PSOE, apenas hubo gestos y murmullos entre los asistentes a la constitución de las Cortes. Primó la tranquilidad, pero también algunas charlas animadas, como las que mantuvo el exdiputado de CHA, Gregorio Briz, que podría volver a primera línea política si José Luis Soro llega a repetir como consejero.

También vivieron la constitución de la Cámara desde la tribuna de invitados el concejal zaragozano de Podemos Fernando Rivarés, el exdiputado autonómico de Podemos Andoni Corrales, el representante de Equo Jorge Luis Bail; el exparlamentario popular Modesto Lobón o los concejales de ZEC Alberto Cubero y Luisa Broto. También estuvo Emiliano Sánchez, dirigente del PP-Aragón y hombre de confianza de Luis María Beamonte. Desde una salita anexa al hemiciclo, varios familiares, emocionados, seguían con atención la toma de posesión de los diputados. Treinta y siete parlamentarios se estrenaban en cargo, y varios allegados quisieron acompañarles.

No parecía el día para muchas celebraciones en las filas conservadoras, aunque la anécdota de la jornada sí arrancó una sonrisa a todo el público y a los 67 diputados. Al presidente de la Mesa de Edad, el aragonesista Arturo Aliaga, y al miembro más joven del Parlamento, el socialista Darío Villagrasa, no les salían las cuentas de los 67 votos emitidos para elegir a Itxaso Cabrera (Podemos) como secretaria primera de las Cortes. Y tuvo que ser el también aragonesista Jesús Guerrero quien les advirtiera, desde la última fila del hemiciclo, de que aún había un voto en la urna de cristal.

También hubo momentos de distensión tras el pleno de constitución de la X legislatura autonómica, como cuando el nuevo alcalde de Zaragoza bajó a la galería de retratos de los presidentes de las Cortes para saludar a Javier Lambán, que estaba rodeado de su guardia pretoriana en Presidencia: el secretario general técnico, Julio Tejedor, y el director de gabinete, Chema Giral, además del Comisionado para la Despoblación, Javier Allué.

Al finalizar la sesión, mientras los pasillos del palacio de la Aljafería estaban en plena ebullición, con abrazos y felicitaciones a los nuevos parlamentarios, varios niños aprovecharon para ‘descubrir’ el hemiciclo. El más audaz llegó a ocupar el escaño que ayer mismo estrenó Javier Sada, el flamante presidente de las Cortes de la décima legislatura, el mismo día en el que su antecesora, Violeta Barba, consumó su cuestionado adiós a la primera línea de la vida política.

Etiquetas
Comentarios