Despliega el menú
Aragón

x legislatura, la constitución del parlamento aragonés

La izquierda y el PAR escenifican el acuerdo en las Cortes y allanan la investidura de Lambán

La negociación arranca la próxima semana entre PSOE y Podemos y habrá votación a inicios de julio.

Suman sus votos para elegir por mayoría absoluta a Javier Sada como presidente de la Cámara
Suman sus votos para elegir por mayoría absoluta a Javier Sada como presidente de la Cámara
Jorge Alonso | Mónica Fuentes

Los partidos cumplieron ayer el guion en el primer pleno de la X legislatura en las Cortes de Aragón. El bloque de la izquierda y el PAR escenificaron su entendimiento y capacidad de acuerdo al votar por mayoría absoluta al socialista Javier Sada como presidente de la Cámara, lo que allana la segunda investidura de Javier Lambán como presidente autonómico. La comisión negociadora del PSOE se reunirá hoy para analizar el escenario y fijar el calendario, aunque ya está previsto que el líder socialista inicie la ronda de contactos con Podemos a principios de la próxima semana para asegurar los apoyos.

El presidente de los aragonesistas, Arturo Aliaga, decidió a principios de semana que el pleno de constitución debía servir para reforzar su acuerdo de coalición con el PSOE. Y para ello los tres diputados del PAR respaldaron con sus votos a los dos candidatos socialistas a la Mesa de las Cortes: Javier Sada como presidente y María Rodrigo como vicepresidenta. Ambos socialistas cosecharon también el apoyo de Podemos-Equo, CHA e IU, que se repitió en la designación de la podemista Itxaso Cabrera como secretaria primera, aunque el PAR votó en blanco. De nuevo, otro gesto que evidencia la negativa de los aragonesistas a sumar a su coalición a la formación morada. Su líder nacional, Pablo Iglesias, también lo descartó ayer públicamente.

Mientras, las diferencias en el bloque contrario salieron a relucir: PP y Ciudadanos votaron al popular Jesús Fuertes como secretario segundo, pero los tres parlamentarios de Vox lo hicieron en blanco en este caso y en el de Ramiro Domínguez (Ciudadanos) como vicepresidente segundo.

Más allá de los juramentos o promesas del cargo y de la constitución de la Mesa de las Cortes, los parlamentarios tenían en mente la investidura, que previsiblemente se celebrará la primera semana de julio, en un intento de anticiparse a la Pedro Sánchez.

El portavoz de CHA, José Luis Soro, recordó que "el tiempo ha empezado a correr", y hay diez días de plazo para que el nuevo presidente de las Cortes proponga un candidato a la investidura. Y todos los partidos de la izquierda y el PAR, al menos de cara a la galería, se prestan a negociar intentando dejar de lado las líneas rojas (la política impositiva o el medio ambiente) para centrarse en los puntos que tienen en común.

Con el PSOE y Cs cada vez más alejados, de manera que es prácticamente imposible que se sumen al bloque centrado pactado por Aliaga y Lambán, solo el presidente del PP-Aragón, Luis María Beamonte, continuó insistiendo ayer en hacer un nuevo llamamiento al aragonesista para que "se aleje de Podemos-Equo" y vuelva al redil de la "moderación y la centralidad".

Pero la maquinaria para buscar apoyos a un gobierno PSOE-PAR, el preferido, o PSOE-PAR-CHA ya está en marcha y, de inicio, serán socialistas y podemistas los que emprendan las negociaciones. Aunque se pretende un acuerdo rápido, los de Nacho Escartín anunciaron que no apoyarán gratis la investidura de Javier Lambán y que esperan obtener contraprestaciones con sus medidas progresistas.

Etiquetas
Comentarios