Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

política

El nuevo gobierno PP-Cs echa a andar consciente de su minoría y necesitado de los votos de Vox

Azcón dice que la coalición será "sólida y estable" y apela al diálogo. Deja en manos de las direcciones nacionales de los partidos la entrega de delegaciones a la extrema derecha.

Loading...

El Ayuntamiento de Zaragoza ya tiene gobierno. Cuatro días después de la investidura de Jorge Azcón como alcalde, el regidor firmó este miércoles los decretos de formación de las ocho áreas de gobierno que, junto a la suya, se encargarán de la gestión de la ciudad. Pero más allá de los nombres y las competencias, se impuso la realidad de los números. "Somos un gobierno de coalición y no hay una mayoría absoluta para tomar las decisiones sin consultarlas con nadie", afirmó Azcón, que apeló una vez más al diálogo político.

De las 8 áreas, cuatro son para el PP y cuatro para Cs. Para definir su gobierno, Azcón utilizó palabras como "sólido", "estable", "transversal", "centrado", "moderado" y "unido". Los populares asumen el poder político y presupuestario: Presidencia, Hacienda e Interior; Infraestructuras, Medio Ambiente y Vivienda; Acción Social y Familia; y Servicios Públicos y Movilidad, así como la Policía Local, que dependerá de Alcaldía y recae en Patricia Cavero.

Salvo Urbanismo, que sí es un área de peso, la formación naranja se queda las que pueden ser más ‘agradecidas’, como Cultura y Proyección Exterior, que dependerá de la vicealcaldesa, Sara Fernández. También controla Economía, Innovación y Empleo y Participación y Relación con los Ciudadanos. Hay delegaciones cruzadas entre las áreas de PP y Cs para trasladar un mensaje de unidad.

Eso sí, Cs asume competencias como Cultura o Igualdad para evitar que posibles concesiones del PP a Vox en cuestiones sensibles puedan dañar su imagen, como ha ocurrido en Madrid con la retirada en algunas juntas de distrito de los carteles contra la violencia machista o en Cadrete con el cambio de ubicación del busto de Abderramán III. Cs quiere asumir la responsabilidad de ser contrapeso y "centrar al máximo" el gobierno frente al bloque PP-Vox.

Como se había anunciado, entre todas estas concejalías no se reserva ninguna para Vox, que apoyó a Azcón en la investidura. El alcalde asumió que los dos votos que le faltan para llegar a esa mayoría no están garantizados. La clave es el veto de Cs, aunque Azcón insistió en que el "escollo" no es la formación naranja, "sino el gobierno", lanzando un mensaje de unidad. Sara Fernández fue clara. "Establecimos unas directrices, unas bases de negociación para llegar a este gobierno y dijimos que no entraríamos a formar parte de un gobierno con Vox y mantenemos esa voluntad", dijo.

Azcón no cerró la puerta al futuro encaje de la derecha radical en la estructura del gobierno de la ciudad, dado que "no es incompatible con nada". Pero advirtió: "Eso afecta a la dirección nacional de mi partido y al del señor Julio Calvo (portavoz de Vox)". El alcalde es consciente de que, por mera aritmética, el PP no puede perder los seis ediles de Cs para lograr los dos de Vox, dado que la formación naranja tiene el poder de poner en jaque la propia alcaldía al poder sumar con el PSOE.

Los populares saben que la entrada de Vox al gobierno requiere de un pacto previo con Cs. Solo las negociaciones entre las tres formaciones a nivel nacional para cerrar gobiernos de ayuntamientos y autonomías puede cambiar la situación. "Si dependiera de los concejales del ayuntamiento lo habríamos arreglado mucho antes porque habría mucho sentido común para solucionarlo", aseguró el regidor. Por ahora, al PP le queda la función de arbitraje y negociación con Vox, que tendrá solo dos juntas de distrito.

¿Será suficiente para garantizar la estabilidad? "Si se genera inestabilidad habrá que ver las razones concretas. Estoy convencido de que el señor Calvo va a tener voluntad de colaborar y de aportar a la ciudad. Es mucho más importante que hablemos de problemas reales de la ciudad que de los puestos que puedan ocupar unos y otros concejales", afirmó Azcón.

Etiquetas
Comentarios