Aragón

política

Podemos está dispuesto a apoyar la investidura de Lambán y rechaza repetir las elecciones

Quiere negociar con el PSOE "propuestas de obligado cumplimiento" entre o no en el Gobierno.

"Podemos va a hacer todo lo posible para evitar que haya un gobierno de las derechas en Aragón". Y bajo esta premisa, el secretario general de Podemos Aragón, Nacho Escartín, anunció ayer que la formación se plantea apoyar la investidura del socialista Javier Lambán, con independencia de si entra o no en un gobierno de coalición, a cambio de sellar con el PSOE un documento que recoja sus propuestas para garantizar "cambios profundos para la ciudadanía aragonesa". La negociación empezará este miércoles, tras la constitución del Parlamento aragonés, donde se prevé que los socialistas cedan una secretaría a los podemistas, que votarían a favor de una "mayoría de izquierdas" para la Mesa de las Cortes. Cuando el pacto de investidura o gobernabilidad esté listo, los inscritos tendrán la última palabra.

Todas las opciones están abiertas: que Podemos apoye la investidura de un gobierno PSOE-PAR o PSOE-PAR-CHA, e incluso un bastante inverosímil cuatripartito PSOE-Podemos-PAR y CHA. La única que no contempla es la repetición de las elecciones autonómicas: "No lo descartamos, pero somos conscientes de que tenemos la obligación democrática de alcanzar acuerdos para impedir gobiernos de derechas".

Tras una sosegada lectura de sus resultados electorales, con 85.000 votos y nueve diputados menos, Escartín reconoció que las izquierdas, PSOE, Podemos-Equo, CHA e IU, no suman una "mayoría suficiente". Y por eso podría plantear a sus bases "hacerse un (Manuel) Valls, entendido como que Podemos no entre en un gobierno de PSOE-PAR o de PSOE-PAR-CHA, se lava las manos y dice a los inscritos que voten sí o no a apoyar al gobierno". Pero tampoco tienen ninguna intención de ser "pardillos" y "regalarle" a Lambán una investidura. "No le vamos a dejar que se vaya con la caja del tesoro", recalcó.

En la negociación que quieren entablar con el PSOE a partir de mañana aseguran que no se está hablando de puestos". Escartín señaló que pretenden poner encima de la mesa "propuestas para que se identifique que será Podemos el que las impulsará en un gobierno que no va a ser nítidamente de izquierdas porque contará con la presencia del PAR".

No titubeó a la hora de reconocer que hay cuestiones de programa en las que el PAR y los podemistas son "antagónicos". Pero su intención es "garantizar el equilibrio en un gobierno de izquierdas en el que el PAR es indispensable".

Podemos no quiere que los pactos de investidura y gobernabilidad con el PSOE partan del acuerdo programático que ratificaron la semana pasada el presidente en funciones y el aragonesista Arturo Aliaga. Y así lo explicó Escartín: "Lambán y Sada dejaron bien claro (el lunes) que es un documento que se hizo en un momento muy concreto, antes de la constitución de los ayuntamientos, donde todas las llamadas iban a Cs". Los podemistas quieren ahora "poner en un folio en blanco cuáles son sus prioridades", que garantizarían que no hay "retrocesos en el Estado del bienestar, en los servicios públicos y en los derechos sociales".

El PAR, expectante

Aliaga se mostró sorprendido por la decisión de Podemos, y explicó que también el PAR está en la línea de que "no se repitan las elecciones". Recordó que el PSOE les considera "socio preferente" y que en las Cortes "cuando había un interés general, se ha llegado a acuerdos unánimes".

Las principales divergencias entre Podemos y el PAR pueden llegar en las medidas que Escartín exigirá a Lambán para brindarle su apoyo en la investidura. Aliaga insistió en que su acuerdo recogía las bases programáticas y estaba respaldado por los órganos de los dos partidos. A pesar de ello, reconoció que "a hablar no se podía negar".

Etiquetas
Comentarios