Aragón

aragón, pueblo a pueblo

‘I love Jaulín’, un lema que se ha hecho marca

El municipio cuenta con una plataforma entusiasta basada en las redes sociales que apoya al ayuntamiento en numerosas iniciativas, con hincapié en la conciencia medioambiental.

Jaulín es el pueblo de la Peñarroya, zona de escalada y excepcional mirador de aves. También el del diputado de las Cortes de Aragón Arturo Aliaga, hijo predilecto desde hace más de una década; el pabellón lleva su nombre. Enrique Gastón está por doquier; fallecido hace dos meses y medio, el entrañable profesor se entregó a su pueblo de adopción durante casi cuatro décadas. En Jaulín está la iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, con su retablo de San José; es el pueblo que tiene a San Marcelino y San Blas como patrones, que presume de balsa y ballena pétrea donada por Greenpeace, y también el pueblo de Chelo, Pilar, Eva, Mario y otros 200 y pico vecinos que tienen en Jaulín a su base espiritual y material.

Chelo García lleva junto a su pareja la panadería desde hace un lustro; cogieron la tienda y el Albergue La Posada hace 3. Chelo vino de un pueblo de Soria, Villaverde del Monte, hace casi 20 años. Ahora ya es un poco ‘arraclanera’; así llaman a los jaulineros por la cantidad de alacranes que, al parecer, eligieron sus montes para vivir. "Pero no picamos, somos inofensivos", bromea. José Beltrán, por su parte, nació en el barrio bajo del pueblo. "Trabajé mucho tiempo en Rubio Morte, una gran empresa de restauración, e hice algo de cantería; con el padre de la futura alcaldesa, Pilar Burdío, hemos hecho en piedra el peirón de San Jorge, una fuente, una hornacina para honrar a la ermita de San Cristóbal… mira –muestra fotos del proceso de sus obras–, fuimos paso a paso. Ah, y ayudé a arreglar la puerta del Carmen cuando se estrelló aquél autobús de la Coliseum".

Amor a Jaulín

Mario Marco, taxista de profesión y jaulinero de pro, fundó la plataforma web ‘I Love Jaulín’ hace 8 años. "Nuestro algoritmo es el sentimiento, llegar a la gente", explica. Eva Villuendas, también del pueblo, trabaja en la Entidad Urbanística de Conservación de Plaza y recuerda que Mario comenzó con la idea de apoyar a la comisión de fiestas en momentos puntuales. "Poco a poco –apunta– se amplió el concepto al papel de boletín informativo local. Desde el principio fueron muy activos en las redes sociales, con notas informativas, fotografías, vídeos y enlaces, desde el arreglo de una escalera de la piscina a una entrevista a nuestra farmacéutica, las particularidades de tal o cual fiesta y temas que son más propios de una oficina de turismo virtual". Más allá de sus profesiones, ambos comparten un sentimiento: Jaulín, siempre en el horizonte.

‘I Love Jaulín’ también tiene un punto reivindicativo. "Hace dos años nos quedamos sin señal móvil justo antes de Navidad, no nos hacían caso en el servicio técnico… así que nos encargamos de lanzar la reivindicación en las redes; para una plataforma tan modesta, alcanzar los 6.000 visionados fue mucho. Nos contactaron por privado en Twitter y a los dos días, resuelto". "Hace poco –explica Pilar– tuvimos problemas con la línea fija; eso afectaba a la teleasistencia de los mayores, así que además de cursar la petición, el ayuntamiento pidió asistencia a la plataforma. El problema se arregló en horas".

El cole y los negocios

La escuela local se cerró hace 5 años. "Nos toca en el CRA de Muel y luego en el Instituto Virgen del Pilar de Zaragoza. Ahora queremos intentar entrar en el Instituto de María de Huerva, que está mucho más cerca, y contar con un transporte. A ver si lo conseguimos".

En cuanto al tejido económico, en Jaulín hay granjas avícolas y porcinas, y dos ganaderos ovinos en extensivo. Pilar lo detalla. "Se intentó sacar adelante una panificadora, que no prosperó, y hay una empresa de prefabricados de hormigón, JAP. Había dos parques eólicos proyectados que no se han instalado por choque con la zona ZEPA y la protección del águila perdicera; es el tercer intento que no sale adelante, y sería una gran inyección para el pueblo, pero hay un compromiso claro en este municipio con el medioambiente. Al menos tenemos dos molinos de investigación y desarrollo que nos dejan 30.000 euros anuales. Por otro lado, esperamos estrenar nuestra depuradora ecológica en breve, y en la montaña del Picocho se plantaron unos pinos a finales de 2016 y estamos esperando a que prosperen un poco para seguir reforestando esta tierra nuestra tan árida".

En datos

Comarca: D.C. Zaragoza

Población: 237

Distancia a Zaragoza, su capital de provincia: 30 km

Los imprescindibles

Ecologismo pionero: La Fiesta del Árbol y los Premios del Medioambiente llevan 38 ediciones. Cada año se hace un cartel especial, con grandes artistas y escolares alternándose en la autoría; el de este año lo ha hecho un chaval de 10 años, Alejandro.

Hostelería local: Los cafés, las cañas y las partidas de cartas tienen sus sedes fundamentales en el Casino Agrícola y el Bar de las Tres J (foto), amén del bar de las piscinas en verano. Además del Albergue La Posada, funciona muy bien la Casa Rural Amelia.

Música y maestro: El pueblo cuenta con clases de guitarra los viernes por la tarde, gracias a la pedagogía de Antonio Gordillo. Se hacen frecuente conciertos en la iglesia y rondallas; hay un grupo con tres de Jaulín, tres de Fuendetodos y uno de Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios