Aragón

política

Lambán y Aliaga blindan la «convivencia» con la escuela concertada y lanzan guiños a Cs

Los líderes de PSOE y PAR firman su programa de gobierno a expensas de sumar para la investidura. Acuerdan «mantener» la presión fiscal por debajo de la media y estudiar la supresión de Sucesiones.

Lambán y Aliaga han firmado este jueves las bases de su gobierno de coalición en las Cortes de Aragón.
Lambán y Aliaga han firmado este jueves las bases de su gobierno de coalición en las Cortes de Aragón.
Guillermo Mestre

Un plan de renovación de carreteras, otro de equipamientos sociales, la unión de estaciones de esquí, la interconexión eléctrica con Francia e impulso de la Travesía Central. Estos son algunos de los grandes proyectos que el secretario general del PSOE-Aragón, Javier Lambán, y el presidente del PAR, Arturo Aliaga, se han comprometido por escrito a impulsar como socios de gobierno en la DGA, al que han emplazado un día más a sumarse a Ciudadanos para tener la mayoría necesaria.

Seis días después de que cerraran su acuerdo de coalición, Lambán y Aliaga han dado un paso más este jueves con la firma de su bases programáticas, un documento que dejan “abierto” para que otros partidos puedan adherirse a su proyecto de “centralidad, moderación y transversalidad”. Y todo bajo el compromiso de “mantener” la presión fiscal “por debajo de la media española”, de reclamar en Madrid la armonización impositiva y de “estudiar” la supresión del impuesto de Sucesiones, en la línea de la reclamación del PAR durante los últimos cuatro años.

El documento recoge en sus nueve folios hasta 75 medidas que la formación naranja podría asumir de principio a fin, como han reconocido miembros de la formación, ya que aboga por la “convivencia pacífica” entre la escuela pública y privada, la finalización de los hospitales de Alcañiz y Teruel, el impulso al emprendimiento o la financiación estatal y europea contra la despoblación. Igualmente, incluye el rechazo al trasvase y la defensa de las obras del pacto del agua y de las comarcas como prestadoras de servicios.

El compromiso no solo es aragonés, dado que Lambán y Aliaga se han reunido este miércoles con el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, para poner en marcha una “agenda aragonesa”, en la que se incluirían los grandes ejes de comunicación pendientes. «Aragón tiene que estar en sintonía con el Gobierno de España», ha apostillado Arturo Aliaga.

Lambán ha apelado a la responsabilidad de los partidos de centro, en alusión a Ciudadanos, para que “aterricen en la realidad” y ha remarcado que la suerte de los pactos en los ayuntamientos, que se deben cerrar para el sábado, no tienen por qué condicionar su investidura. En este línea, ha subrayado que el acuerdo con el PAR “no tiene vuelta atrás” y que cualquier adhesión la negociará junto a Aliaga.

En este sentido, ha incidido en que van “cubriendo etapas” y a partir del sábado tocará ya preparar la constitución de las Cortes, programada para el día 20, a la que seguirá la investidura del presidente en un plazo máximo de dos meses. Lo que sí ha descartado es ceder la presidencia de las Cortes a Podemos a cambio de sus votos, imprescindibles para alcanzar la mayoría simple en caso de que Cs siga enrocado e imposibilite la mayoría absoluta, que también podría garantizar todo el bloque de la izquierda. 

El presidente en funciones ha reivindicado que solo cabe articular la mayoría en torno al PSOE como partido más votado y que el “hábito de diálogo” con el PAR durante los doce años que compartieron gobierno (1999-2011) ha facilitado ahora revalidar el acuerdo.

Por su parte, Aliaga ha asegurado que el respaldo de la ejecutiva reducida del PAR, su comisión permanente, es unánime y ha reiterado a Podemos que no cabe su abstención en una hipotética coalición de izquierdas. “Van con espoleta retardada. Nuestro acuerdo está abierto al partido que se sienta reconocido”, ha dicho.

Etiquetas
Comentarios