Despliega el menú
Aragón

medio ambiente

Las plantas aragonesas que podrían desaparecer para siempre

Investigadores del Jardín Botánico de Londres y la Universidad de Estocolmo revelan en un estudio que las plantas se están extinguiendo dos veces más rápido que el resto de especies.

Ejemplar de la orquídea zapatito de dama
Ejemplar de la orquídea zapatito de dama

Un estudio recientemente publicado en la revista ‘Nature’ por investigadores de la Universidad de Estocolmo y el Jardín Botánico de Londres revela que en los últimos 250 años han desaparecido cerca de 600 especies de plantas, una cifra que supone el doble de la de mamíferos, pájaros y anfibios extintos.

Los autores de este estudio, liderado por la bióloga de la Universidad de Estocolmo Aelys M. Humphreys, destacan que “la mayoría de las personas pueden nombrar un mamífero o ave que se ha extinguido en los últimos siglos, pero pocos pueden nombrar una planta recientemente extinta” y advierten de que “las extinciones de plantas ponen en peligro otros organismos, ecosistemas, el bienestar humano. Para ello inciden en la necesidad de entender y planificar una conservación efectiva.

En todo el mundo, alrededor de un millón de especies de animales y plantas se encuentran en peligro de extinción "ya que la media de abundancia de especies nativas en la mayor parte de los hábitats ha disminuido al menos un 20% desde 1900”, un declive global “sin precedentes conocidos en la historia de la humanidad, que está acelerando y provocando además un grave impacto para la población mundial”, alerta el primer informe global de biodiversidad, presentado hace apenas dos meses en París por la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), que forma parte de la Unesco, y en el que además se incide en que esta pérdida es "resultado directo" de la actividad humana.

En España, las especies de plantas en peligro superan los 1.200 ejemplares, según la Lista Roja de la flora amenazada española elaborada empleando los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

La media de abundancia de especies nativas en la mayor parte de los hábitats ha disminuido al menos un 20% desde 1900

La flora aragonesa cuenta con 15 especies -nueve plantas y seis briofitos (musgos)- declaradas en peligro de extinción y otras 20 como sensibles a la alteración de su hábitat. El Atlas de Flora de Aragón, elaborado por el Instituto Pirenaico de Ecología (IPE) los recoge en el catálogo de especies amenazadas de Aragón, formado por 127 plantas vasculares y 9 briofitos.

Algunas de ellas cuentan con planes de acción de recuperación y conservación, como la borderea chouardii, una planta endémica del Pirineo aragonés solo presente en una ladera del desfiladero del río Noguera-Ribagorzana en Sopeira; el zapatito de dama (Cypripedium calceolus), una orquídea que en la península ibérica solo se ha detectado en los Pirineos; el crujiente aragonés (Vella pseudocytisus paui), un arbusto endémico de zonas áridas del sur de Teruel y la al-arba (Kascheninnikovia ceratoides), que aunque no se considera en peligro de extinción está declarada como vulnerable. En Aragón crece en dos zonas muy separadas: la Depresión del Ebro y el Valle del Alfambra en Teruel.

Según datos del Instituto Pirenaico de Ecología, el número total de plantas cuya presencia actual en Aragón está comprobada es de 3.398 (incluyendo las subespecies), que corresponden a 144 familias, de las cuales 3.115 son autóctonas y 283 alóctonas.

Etiquetas
Comentarios