Aragón

barrios de zaragoza

Los barrios denuncian trabas para las ferias y que se exijan fianzas para las hogueras de San Juan

Las atracciones de Torrero tuvieron que ser reubicadas para cumplir las normas de seguridad.

Las ferias, este martes, en la calle de Honorio García Condoy antes de ser instaladas en la vía.
Las ferias, este martes, en la calle de Honorio García Condoy antes de ser instaladas en la vía.
Guillermo Mestre

El mes de junio es sinónimo de fiestas de verano en los barrios zaragozanos. Sin ir más lejos, Torrero fue escenario este martes del pregón que dio el pistoletazo de salida a cinco días de verbenas, cabezudos y una decena de atracciones de feria que, eso sí, sufrieron alguna que otra traba para su montaje. Requisitos especiales para cumplir con la normativa de seguridad y la nueva exigencia municipal de que las entidades vecinales depositen una fianza para poder hacer las clásicas hogueras de San Juan han crispado los ánimos de los vecinos.

En el caso de Torrero se han conseguido salvar las dificultades ‘in extremis’ y las atracciones ya están montadas y abiertas en la calle de Honorio García Condoy. Sin embargo, cuando los feriantes comenzaron el montaje el pasado lunes recibieron una advertencia de la Policía Local de que esa localización no era correcta ya que incumplía con la normativa vigente. Fuentes del Ayuntamiento explican que no se estaba respetando la obligación de dejar una distancia mínima de seguridad de 4 metros de ancho para que, en caso de emergencia, existiera un vial de evacuación. El primer intento de montaje impedía que pudieran acceder los vehículos pertinentes, si bien los vecinos aseguran que era donde "toda la vida" se habían montado las ferias.

La instalación de las atracciones se retrasó levemente y los carruseles y tiovivos tuvieron que ser reubicados a escasos metros, en la misma calle de Honorio García Condoy, uno de cuyos tramos permanecerá cortado al tráfico hasta que finalicen las fiestas el domingo.

Certificados y documentos

El Ayuntamiento insiste en que "lo primero" es cumplir la normativa y afirma que el cambio de ubicación no tiene mayor importancia. No obstante, este hecho se une a los reiterativos problemas que las diferentes asociaciones y comisiones de festejos zaragozanas han tenido en los últimos meses en relación a las exigencias municipales. Desde la Cincomarzada y con las polémicas de la instalación de las carpas en los barrios, los vecinos se quejan de que todo se traduce en "meses de certificados y de reunir documentación imposible".

Entre algunos de esos requerimientos se encuentran los certificados de penales a todos aquellos que trabajaran con menores o informes de ingenieros para las discomóviles.

La noche más corta

Para colmo de males, saltar y quemar los deseos este año en la tradicional hoguera de San Juan costará este año 300 euros más a las asociaciones vecinales y comisiones de festejos por una nueva exigencia municipal. Los responsables de las hogueras deberán abonar ese importe que, junto al seguro de responsabilidad civil (al que este año hay que añadir un certificado específico de que hay cobertura para la actividad que se quiere programar), suman cantidades "que no son asumibles por todo el mundo".

"Hay asociaciones de vecinos que no disponen de un gran presupuesto por su tamaño o por diferentes cuestiones, pero que también tienen derecho a disfrutar de actos tan típicos como las hogueras de San Juan", lamentaba este martes el presidente de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), Manuel Arnal.

Los barrios se llenan de fiesta

A pesar de las diferentes complicaciones con las que se han ido encontrando los organizadores de las fiestas, los barrios zaragozanos comienzan a llenarse de música, bailes y ocio. Hace tres semanas concluyeron las fiestas del Arrabal y en la margen izquierda también se pudo disfrutar de actividades por los 50 años de la asociación vecinal del Picarral. Ahora el relevo lo toma Torrero, donde los organizadores de las fiestas destacan la fiesta de la espuma del viernes (a las 17.00) y la jornada de puertas abiertas de las piscinas el sábado. Además, ese mismo día se celebrará un vermú musical a las 12.00 en el parque de La Paz.

Por otro lado, mañana comienzan los días grandes del barrio Jesús en honor de San Antonio de Padua. Entre los platos fuertes figuran el ya tradicional concurso de tortilla de patata (sábado, a las 12.00), las carreras frente a los cabezudos o los concursos de baile en línea. Las fiestas del barrio Jesús son relativamente nuevas ya que se recuperaron hace apenas seis años, después de un largo tiempo sin convocarse. Tras estas, les tocará el turno a las de otros barrios como el Actur o La Almozara.

Etiquetas
Comentarios