Aragón

ley de dependencia

Los servicios sociales rurales piden refuerzos para la nueva tramitación de la dependencia

Los trabajadores del sector alertan de que el proceso les aumenta las tareas en las comarcas donde hay más casos.

Protesta de los servicios sociales del medio rural en Zaragoza el pasado 22 de mayo.
Protesta de los servicios sociales del medio rural en Zaragoza el pasado 22 de mayo.
José Miguel Marco

La plataforma en defensa del sistema público de servicios sociales comarcales reclamó este lunes al Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) un refuerzo de trabajadores sociales en aquellas comarcas en las que se tramitan más casos de dependencia para así poder afrontar con garantías el nuevo procedimiento para solicitarla que se acaba de estrenar. Con él se quieren simplificar y agilizar las gestiones para reducir las esperas.

Los profesionales de este sector mantuvieron el pasado viernes una reunión con responsables y técnicos del IASS, que les convocó para explicarles con detalle el proceso que se acaba de poner en marcha para reconocer esta situación y fijar la prestación o ayuda que le corresponde a cada usuario. El encuentro lo aprovecharon para exponer esta reivindicación.

"La tramitación está planteada para solucionar el atasco de expedientes que se produce en Zaragoza ciudad, pero no se adapta a la realidad que se vive en las comarcas y pequeñas poblaciones", explicaron fuentes de esta plataforma, en la que están integrados 400 empleados de diferentes perfiles profesionales.

En Zaragoza ciudad se concentran el 43% de las solicitudes y es donde las demoras son sensiblemente más largas. Una de las novedades implantadas es que la dirección provincial del IASS se encargará de toda la tramitación y no los servicios sociales del Ayuntamiento como era hasta ahora.

En los servicios sociales comarcales, según apuntaron fuentes de este sector, no hay medios para atender a las personas por vía telefónica y en esta llamada facilitarles toda la información sobre la documentación que precisan. "La gente seguirá acudiendo a pedir una cita en persona", aseguraron.

Además, explicaron, va a resultar "imposible" que en la primera entrevista con el trabajador social se pueda elaborar ya la solicitud y un informe con una propuesta de ayuda económica o prestación, como se pretende. Consideran que, al menos, será necesario que el profesional de la comarca visite en su domicilio a a la persona para conocer realmente su situación antes de enviar la propuesta al IASS, que después tendrá que valorar al solicitante para reconocerle el grado de dependencia.

"Hay lugares a los que no llega internet y trabajadores que no disponen de él en su oficina"

Las diligencias telemáticas también plantean obstáculos. De momento, la aplicación informática se está desarrollando y posiblemente estará operativa después del verano. "Hay lugares a los que no llega internet y trabajadores que no disponen de él en su oficina. Además, muchos usuarios no tienen firma electrónica, lo que va a obligar a recurrir al papel", explicaron desde la plataforma.

Por su parte, desde el Departamento de Servicios Sociales aseguraron que el nuevo procedimiento a las comarcas no les supone más trabajo, "simplemente se hace lo mismo con otra organización".

El IASS aumentará su plantilla "en función de las necesidades"

Para la puesta en marcha del nuevo proceso para pedir la dependencia, el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha incrementado ya en un persona el centro de llamadas que funciona en las instalaciones de la dirección provincial de la plaza del Pilar y que gestiona la Fundación DFA.

Además, fuentes del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales señalaron que se pondrán incorporar más operadores "conforme se vaya viendo la demanda".

En cuanto a los trabajadores sociales que tramitarán las peticiones, desde el Departamento se explicó que el equipo de 19 profesionales que se contrató el pasado octubre para aligerar las valoraciones se va a dedicar al nuevo procedimiento y que se irá reforzando "en función de las necesidades".

La dirección provincial del IASS en Zaragoza ha pasado a asumir la tramitación de la dependencia en la capital aragonesa que hasta ahora dependía de los servicios sociales del Ayuntamiento. En la ciudad se concentran el 43% de las peticiones. El Espacio de Defensa de los Derechos Sociales ya advirtió este pasado fin de semana de que podía producirse un «atasco» de solicitudes.

Etiquetas
Comentarios