Despliega el menú
Aragón

pirineos

Seis vehículos ascienden su particular Everest en el Pirineo aragonés

El primer 'Everest Ascent Championship' se ha llevado a cabo este sábado en 400 kilómetros de carreteras en Monte Perdido. 

'Everest Ascent Championship' 2019.
'Everest Ascent Championship' 2019.
Monte Perdido Extrem

Con el 'slow driving' por bandera, seis conductores se reunieron este fin de semana en la población oscense de Lafortunada para participar en el primer 'Everest Ascent Championship', una competición organizada por Monte Perdido Extrem en la que se trata de descender el mismo desnivel que en la montaña más alta del mundo realizando el mínimo consumo. 

La ruta elegida circunda el macizo calcáreo más alto de Europa: el Monte Perdido. Por las carreteras cercanas al mismo, los participantes recorrieron un total de 400 kilómetros, 2.122 curvas y ocho puertos de montaña (Ancizán, Tourmalet, Col de Tenets o Aubisque, entre otros). 

En esta primera edición participaron modelos híbridos y diésel. La organización llenó los depósitos de combustible hasta los topes y los precintó, para así medir el consumo de manera mucho más exacta que en el tablero de instrumentos de los diferentes vehículos. De hecho, un Ford Focus TDCI del 2005 midió 4,2 L/100km y su consumo real fue 5,2 L/100km. Al finalizar la prueba se volvieron a llenar los depósitos. 

Uno de los vehículos participantes con el depósito precintado.
Uno de los vehículos participantes con el depósito precintado.
Monte Perdido Extrem

El campeón absoluto resultó ser un Toyota Yaris Hybrid, que necesitó sólo 1,9 litros por cada 1.000 metros ascendidos/descendidos (4,2 L/100 km). Destacables fueron también los resultados de un Toyota Prius y un Renault Megane 1.5 DCI que prácticamente consumieron los mismo: 4,7 litros.

Los conductores invirtieron este sábado cerca de 16 horas en realizar el recorrido a través del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y del Parque Nacional francés de los Pirineos, ya que, según indican desde la organización, "para ser eficientes con resultados positivos para el medio ambiente hay que utilizar el 'slow driving'" o, lo que es lo mismo, una conducción lenta, que también permite disfrutar de la misma y apreciar el paisaje.  

Para la próxima edición, asegura Tomás Serra, miembro de Monte Perdido Extrem, ya se está valorando partir el campeonato en dos etapas para que los participantes puedan realizar, de manera paralela, actividades turísticas, como visitar la cascada de Gavarnie, la más alta de Francia. 

Etiquetas
Comentarios