Aragón

CAMINO DE SANTIAGO

Paso a paso para plantar cara a la diabetes en el Camino de Santiago

Nueve aragoneses con los tipos 1 y 2 de la enfermedad emprenderán este sábado un recorrido de cinco etapas y 109 kilómetros hasta llegar a la capital gallega en una iniciativa en la que participan 100 personas de toda España organizada por la Fundación para la Diabetes. 

9 aragoneses harán, el próximo mes de junio, 5 etapas del Camino de Santiago para concienciar sobre la importancia de llevar una vida saludable y visibilizar que, con la diabetes, se pueden hace una vida normal.
Heraldo TV

"Se puede hacer cualquier cosa teniendo algo de cuidado, como una persona más". Y para demostrarlo, el zaragozano Javier Hernando (que padece diabetes de tipo 2) recorrerá en apenas seis días, junto a otros ocho aragoneses 109 kilómetros hasta llegar a Santiago de Compostela. La iniciativa, organizada por la Fundación para la Diabetes, reúne a 100 peregrinos de toda España que se enfrentarán a cinco etapas de largas andadas. Todo un reto para el que llevan preparándose seis meses.

"Al principio caminábamos unos 30 minutos con un ritmo normal por diferentes zonas de Zaragoza o los alrededores y a medida que se iba acercando la fecha de iniciar el Camino fuimos aumentando la duración de las caminatas hasta llegar, por ejemplo, a andar unas dos horas con algo de desnivel para prepararnos para los diferentes paisajes que nos podremos encontrar", explica Hernando que, tan buena experiencia se llevó el año pasado, que este repite aún con más ganas acompañado de su mujer.

Este sábado los caminantes saldrán de la localidad gallega de Neda ataviados con sus mochilas cargadas de ropa de repuesto, muchas tiritas (para las odiosas ampollas), alimentos y bebidas azucaradas para sobrellevar una hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en sangre) y sobre todo, con insulina suficiente para todos los días. Precisamente ese es uno de los consejos que da la Fundación para la Diabetes a los peregrinos, a los que se recomienda llevar alguna nevera portátil para mantener la insulina con una temperatura adecuada, además de contar con cantidades de repuestos ante posibles imprevistos. 

Para Javier Hernando, lo "único" que les diferencia del resto de los miles de peregrinos que cada año hacen el Camino de Santiago es que se tienen que medir constantemente la glucosa. "Para estar tranquilos y seguros después de realizar tanto esfuerzo físico tendremos que realizarnos controles de glucemia periódicos, pero es un simple trámite", cuenta el zaragozano.

Gracias a esta medición, los profesionales sanitarios voluntarios que acompañarán a los participantes durante el recorrido podrán obtener datos relativos al número de hiperglucemias e hipoglucemias experimentadas por los caminantes para así evaluar los efectos que el ejercicio tiene sobre los niveles de azúcar en sangre. Y es que, ese es uno de los objetivos principales de esta iniciativa según ha asegurado Ana Mateo, la gerente de la Fundación. "A través de esta iniciativa se demostrará que no existen límites para las personas con diabetes y que es fundamental incorporar la actividad física y mejorar los hábitos alimentarios para ayudar a controlar la diabetes", ha explicado.

Hidratarse bien y revisar... los pies

Otro de los consejos que la Fundación ofrece a los peregrinos es la de la hidratación diaria instándoles así a beber unos 3 litros de agua diaria y, en el caso de sufrir una hiperglucemia, incrementar las cantidades ya que el exceso de azúcar incrementa el riesgo de deshidratación. Aunque en menor medida, también sugieren beber infusiones frías o calientes o algún refresco light.

Con diabetes o no, todos los peregrinos que ya hayan hecho el Camino de Santiago saben que las ampollas son siempre molestas protagonistas así que es conveniente revisarse los pies frecuentemente, lavarlos e hidratarlos con el objetivo de que (con suerte) no aparezcan. 

Así, con esta serie de consejos y muchas ganas, los 100 peregrinos se preparan ya para, tras 109 kilómetros, llegar por fin a Santiago de Compostela para echarle un pulso a la diabetes.

Etiquetas
Comentarios