Despliega el menú
Aragón

universidad

Los cuatro universitarios aragoneses que serán licenciados sin aprobar un solo examen

Teamlabs, la facultad de la Universidad de Mondragón, no tiene aulas ni exámenes ni profesores y para graduarse hay que crear una empresa y facturar 15.000 euros.

Los cuatro aragoneses que serán universitarios sin aprobar un solo examen
La bilbilitana Miriam Serrano, de pie con blusa blanca en el centro, con otros compañeros de Teamlabs.
HA

Hernán Hernández Olay (Jaca), Miriam Serrano (Calatayud), Laura Puértolas (Zaragoza) y Pablo Jiménez Martínez (Zaragoza) se graduarán dentro de dos y tres años y tendrán un título universitario sin haberse examinado ni una vez porque en la facultad de la Universidad de Mondragón en la que ‘estudian’ no hay aulas, ni profesores ni exámenes. Eso sí, habrán tenido que crear una empresa y facturar 15.000 euros para recibir su título.

Teamlabs es un innovador laboratorio de aprendizaje que apuesta por una metodología radicalmente nueva (inspirada en la finlandesa) que difumina las barreras entre los mundos académico y profesional, basada en el emprendimiento en equipo y learning by doing (aprender haciendo). Sin clases, ni aulas, ni profesores, sino entrenadores. Los estudiantes no son alumnos, sino emprendedores. Desde el primer día crean una empresa real, trabajan con clientes reales, con proyectos de verdad y deben facturar para aprobar el curso, entre otros objetivos. Con los ingresos que obtienen con sus proyectos cubren los gastos de sus viajes de aprendizaje a lugares como Finlandia, Berlín, San Francisco, New York, India, China y/o lo reinvierten en otros proyectos empresariales.

Con esta metodología se imparte en Barcelona y Madrid el único grado oficial europeo en emprendimiento LEINN (Liderazgo, Emprendimiento e Innovación) de la Universidad de Mondragón. Al concluir LEINN los ‘leinners’ llevan ya 4 años inmersos en el mundo laboral, realizando proyectos reales en diferentes sectores por todo el mundo (Europa, EE. UU., Asia), alcanzando con sus empresas una facturación media de 270.000 euros (en equipos de 18 jóvenes), y probando muchas cosas distintas que les permiten descubrir sus pasiones y vocaciones a través de la experiencia real.

"El 71% de los egresados que se incorporan en corporaciones trabajan en proyectos ligados a la innovación; habitualmente jugado un rol activo en el desarrollo de negocio y en la gestión de procesos y proyectos de innovación", asegura Ibai Martínez, uno de los cofundadores de TeamLabs, quien sentencia: "no tenemos alumnos, tenemos emprendedores. Y es que cada estudiante lidera su aprendizaje acompañado del entrenador, pero no dirigido por él. Irá desarrollando sus pasiones, comprometiéndose con objetivos concretos y medibles".

La ‘carrera’ en TeamLabs, un método que ha traído a España la universidad de la cooperativa Mondragón, a petición de las propias empresas del grupo que reclamaban un modelo de graduado con un perfil diferente y que funciona desde el año 2009, no se desarrolla en un campus universitario convencional, las aulas se sustituyen por entornos laborales actuales. Los alumnos se distribuyen por el mundo en laboratorios de aprendizaje en equipos, es decir, las oficinas desde donde realizan los proyectos reales con los que aprenden. Todos estos laboratorios componen la red internacional “Mondragon Team Academy (MTA World)". Hay 8 en 3 continentes. Barcelona y Madrid son laboratorios de aprendizaje de TEAMLABS. Hasta ahora, un total de 1.200 'alumnos' han cursado, o cursan en la actualidad, 'estudios' en esta novedosa universidad privada en la que pese a que la matrícula no es barata, unos 11.500 euros, ya casi no hay plazas para el curso 2019-2020.

“Yo no sabía qué estudiar”, explica Miriam Serrano, nacida hace 19 años en Calatayud y que cursa su grado en el centro de Madrid, “y aquí he encontrado mi sitio. Es una universidad ‘diferente’, donde tocas muchos termas distintos, como yo quería, viajas y conoces distintas culturas y que luego aplicas en la vida real porque esto es la vida real. Yo, por ejemplo soy la responsable de finanzas de mi equipo y hay que facturar porque, por ejemplo, el curso que viene nos vamos a San Francisco y nosotros tenemos que pagarnos el alojamiento. Además hay que pagar impuestos, atender a tus proveedores y clientes… Es la vida misma”. “¿Presión por tener que facturar 15.000 euros para aprobar? Bueno, es duro, y hay veces que estás presionada, pero yo soy feliz con esta decisión”.

Whambo es el compañero de Miriam, responsable de finanzas de su grupo en TeamLabs, donde, entre otras empresas, han creado Liara, “en la que nos dedicamos a la fabricación y diseño de bolsos y complementos ecológicos y sostenibles. El material principal que usamos es la tela de corcho, combinado con telas recicladas, dándole así una segunda vida”.

Los cuatro aragoneses que serán universitarios sin aprobar un solo examen
Laura Puértolas, con falda larga, con sus compañeras de Teamlabs.
HA

Cuando comenzó la carrera en septiembre de 2018, Laura Puértolas, zaragozana nacida en el año 2000, creó Inner, su Team Company, en el que además están inmersos otros 18 compañeros de primer año de grado LEINN en el TeamLabs de Barcelona.

Inner, entre otros proyectos, ha creado Violet, “un proyecto social cuyo objetivo es conseguir una mayor conciencia en la población joven sobre las agresiones sexuales que se producen en Barcelona. Para ello, hemos creado el ‘mapa lila’, en colaboración con uno ya existente en Galicia en el que se muestran las agresiones que han sucedido en Barcelona y las historias anónimas de lo ocurrido. También se ha creado una línea de bolsas de tela decoradas artesanalmente con diseños reivindicativos de la lucha feminista”. El grupo en el que está inmersa Laura cuenta con otros proyectos como una consultoría para acercar las empresas a los milennials o una compañía dedicada a crear fiesta exclusivas para estudiantes de Erasmus en España.

“Ya cuando estaba en 4º de la ESO conocía TeamLabs y tenía muy claro que quería venir aquí”, explica Laura. “No es una Universidad al uso, pero creo que, principalmente, te abre los ojos y te prepara realmente para afrontar el mundo real cuando termines el grado”. Respecto al reto de facturar para lograr el título, asegura que “es duro, pero superar esa presión te hace darte cuenta si vales o no. Te hace espabilar, salir a la calle, buscar contactos, moverte… Yo, ahora mismo, no me veo haciendo otra cosa que estando aquí”.

Los cuatro aragoneses que serán universitarios sin aprobar un solo examen
Los zaragozanos Pablo Jiménez (en el centro, sentado) y Hernán Hernández (justo detrás), con otros compañeros de TeamLabs en Barcelona.
HA

Pablo Jiménez, zaragozano de apenas 19 años, que cuando estaba en bachillerato dudaba entre estudiar Arquitectura o Empresariales, que ya cursa su segundo año en el laboratorio de TeamLabs en Barcelona, admite que al principio es duro y que "la presión existe desde el primer día. Tienes que crear tu empresa y facturar porque hay que cumplir objetivos, pero esa es la virtud de LEINN, te procura un cambio personal enorme, te hace madurar, pensar, buscar soluciones, soportar la presión, trabajar en equipo… y darte de bruces con la realidad”.

Jiménez, junto a otros seis estudiantes de LEINN de entre 19 y 22 años (Juan Carlos Alarcón, el jacetano Hernán Hernández, que es el jefe financiero del grupo, Rut Guijarro, Raquel Alonso, Juan Aladren y Marta Maneja) creó Blum en septiembre de 2017 al entrar en TeamLabs, una compañía que lleva trabajando en diversos proyectos "de ámbitos muy diferentes y disruptivos": Newpal (muebles hechos con palets reciclados); MasterYourGame (Formación pionera en Europa para Game Masters); Overseas (agencia deportiva para dar la oportunidad a estudiantes de compaginar deporte y estudios de la mejor manera en EEUU); Mapix (Mapas personalizados e impresos en madera con cortadora láser); Dédalo (dedicado al diseño de Scape Rooms) o Lock, una app que surgió de un viaje a San Francisco.

"Si consigues dejar de utilizar el móvil 20 minutos logras puntos que luego puedes cambiar por descuentos en tus marcas favoritas. Esa es la idea básica de Lock, por la que se ha interesado un gran grupo empresarial español para desarrollar el proyecto, el Grupo Planeta, con el que estamos llevando adelante el proyecto".

En el equipo de Pablo está también Hernán Hernández, nacido en Jaca hace 22 años, y que llegó a Barcelona a jugar a hockey en el Barça y a la vez estudiar fisioterapia. Pero al cabo de un tiempo conoció TeamLabs y decidió dejar sus estudios para convertirse en fisioterapeuta y acoger el camino del emprendimiento. “Fue una gran decisión”, argumenta Hernán, que ya ha dejado el deporte del stick y se dedica 100% a sus estudios de grado donde ahora, por ejemplo prepara “un campamento de verano para jóvenes emprendedores de entre 14 y 18 años”. Con todos estos proyectos, Blum, el team Company de los dos jóvenes aragoneses Pablo y Hernán, tendrá que haber facturado en junio de 2021 más de 105.000 euros para que cada uno de sus siete fundadores pueda tener su título de LEINN bajo el brazo. Porque los 'leinners' no son estudiantes sino emprendedores. ¿Será así la Universidad del futuro?

Etiquetas
Comentarios