Aragón

servicios sociales

El nuevo proceso para pedir la dependencia comienza mañana para intentar reducir las esperas

El Espacio de Defensa de los Derechos Sociales alerta de que en Zaragoza puede producirse un «atasco» de solicitudes.

Unos 30.200 aragoneses reciben una prestación por dependencia, según la estadística del Imserso de finales de abril.
Unos 30.200 aragoneses reciben una prestación por dependencia, según la estadística del Imserso de finales de abril.
Guillermo Mestre

Una persona que solicita la dependencia en Zaragoza tiene que esperar una media de ocho meses desde que inicia la tramitación hasta que ya los trabajadores sociales le han hecho el Programa Individual de Atención (PIA) y puede recibir la ayuda económica o el servicio que le corresponde. En algunos casos esta demora puede prolongarse más de un año y la situación se alarga cuando se producen revisiones para elevar el grado de la dependencia. Por ley, el plazo máximo es de seis meses, algo que solo se cumple en la provincia de Teruel. En la de Huesca, se tarda algo más de tiempo.

Para reducir estas esperas y cumplir el medio año que se fija por ley, el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) pone en marcha este lunes un nuevo procedimiento para reconocer la situación de dependencia que busca agilizar el proceso administrativo y reducir las numerosas visitas por papeleo que genera cada solicitud.

Desde el Espacio de Información, Promoción y Defensa de los Derechos Sociales alertan de que este nuevo proceso necesita «un rodaje» y en sus primeros meses en funcionamiento puede provocar «un atasco» a la hora de mantener la primera entrevista con los trabajadores sociales, especialmente en Zaragoza ciudad.

En la capital aragonesa se concentran el 43% de las demandas. La dirección provincial del IASS se encargará de su tramitación y no los centros de servicios municipales, como venía ocurriendo hasta ahora, que sí continuarán asumiendo el seguimiento y las modificaciones de cada caso.

"Puede producirse un tapón en la ciudad de Zaragoza si no se ha reforzado la plantilla de profesionales del IASS para asumir esta tarea"

«Este nuevo procedimiento necesita un recorrido para que pueda dar los resultados que se busca a corto o medio plazo y no dudamos de que este es un objetivo factible -apunta Marga Moya, trabajadora social de UGT y miembro del Espacio ­­–. Lo que sí estimamos es que puede producirse un tapón en la ciudad de Zaragoza si no se ha reforzado la plantilla de profesionales del IASS para asumir esta tarea».

Asimismo, Moya reconoce que en esta legislatura «se ha avanzado» en la gestión de la dependencia , pero admite que están «pendientes» de las «prioridades y «línea de trabajo» que marque el nuevo Gobierno autonómico.

Novedades en la tramitación

A partir de ahora, una persona que quiera pedir la dependencia solo tiene que telefonear a la dirección provincial del IASS si es de Zaragoza o al centro comarcal o municipal de servicios sociales de su lugar de residencia. Con esta llamada recibirá toda la información sobre los pasos a dar y la documentación que debe llevar preparada a la entrevista que se le concertará ya en ese momento con el trabajador social.

En este encuentro se intentarán unificar todos los trámites y solo quedará pendiente la valoración de la persona por un profesional en su domicilio. Una vez que se lleve a cabo esta evaluación, el documento que acredita a un usuario en situación de dependencia y las ayudas que le corresponden se enviará a su casa.

Aunque la lista de espera para valoración ha descendido un 40% (de 7.000 a 4.000 personas) en los últimos meses gracias al refuerzo en el equipo de valoradores y hay un 54% menos de dependientes en el limbo (como se conoce a los que todavía no cuentan con el Programa Individual de Atención), los datos aún se pueden mejorar.

A fecha 30 de abril, en la Comunidad, según la estadística publicada por el Imserso, se había atendido a 30.231 personas y había 6.702 con una ayuda reconocida pero sin recibirla.

Etiquetas
Comentarios