Despliega el menú
Aragón

meteorología

El cierzo se lleva el mal olor que inundó Zaragoza

El cambio en la dirección del viento, unido a una bajada drástica de temperaturas, ha contribuido a diluir el hedor que procedía de unos campos de Movera que fertilizaron con unos lodos.

Bajada acusada de las temperaturas en todo Aragón.
Bajada acusada de las temperaturas en todo Aragón.
José Miguel Marco

La bajada acusada de las temperaturas de manera generalizada y en Aragón ha llegado acompañada de lluvias y de un cambio en la dirección del tiempo, que ha influido en que haya desaparecido prácticamente el mal olor que inundó Zaragoza este martes. El cierzo ha borrado el hedor pestilente que inundó casi todos los rincones de la capital aragonesa, y que procedía de un campo de Movera que había sido fertilizado con unos lodos de la depuradora de Saica. 

La Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza desveló el misterio que mantuvo en vilo desde primera hora de la mañana a muchos ciudadanos. Este miércoles, sin embargo, el desagradable aroma que llegaba desde unas parcelas agrícolas que se están preparando para su cultivo ha desaparecido. A esto se une, además, que los propietarios de los campos esperaban labrar la tierra, por lo que el hedor también se reduce. 

El mal olor se extendió por toda la ciudad porque durante todo el día sopló viento del sureste. Sin embargo, tormentas aisladas, aunque no muy activas, cambiaron la masa de aire y la dirección del viento. Rafael Requena, delegado territorial en Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), ha explicado que se registraron rachas aisladas de 50 o 60 kilómetros por hora, "justo al pasar las tormentas" pero "no es motivo de aviso".

Según han indicado desde la Unidad Verde, el olor fétido se apreció en distintos puntos de la ciudad porque sopló el viento del este, e hizo que el hedor fuera más perceptible. Al cambiar el aire, e independientemente de que los trabajos en los terrenos agrícolas aún no hayan concluido, los ciudadanos no tienen por qué notar el mal olor procedente de estos episodios puntuales.

Del aire acondicionado a la chaqueta

Las temperaturas han bajado este miércoles de manera acusada en toda España. A lo largo de toda la jornada, los termómetros han experimentado descensos de más de 12 grados.

Requena insiste en que ya se había avisado de este cambio brusco "y se ha cumplido". En la Comunidad se ha pasado de alcanzar máximas de 35 grados a rondar los 21, nivel al que se llegará a lo largo del día. "Es una bajada extraordinaria de la temperatura y el contraste es brusco", señala. Y advierte que "no va a durar mucho". El jueves comienza a recuperarse el tiempo "poco a poco" de manera que se llegará el fin de semana a los 30 grados aproximadamente. De hecho, los termómetros tardarán días en volver a registrar los 35 grados de los últimos días.

Etiquetas
Comentarios