Aragón
Suscríbete

Iglesias aparta a Echenique de la secretaría de Organización de Podemos

El líder de la formación reorganiza la cúpula morada tras la debacle de las dos últimas citas electorales.

El líder de Podemos hace pagar a su número dos los malos resultados de las últimas citas con las urnas

Pablo Iglesias apartará mañana a Pablo Echenique de la secretaría de Organización del partido tras el descalabro en las elecciones autonómicas y municipales. El hasta ahora número tres de Podemos y diputado en el Congreso por Zaragoza pasará a encargarse de una comisión de seguimiento de pactos de Gobierno a todos los niveles.

El líder podemista ha decidido reorganizar la cúpula del partido a cuatro días de que se celebre un tenso Consejo Ciudadano Estatal, que llega precedido por críticas desde los territorios y la petición de Ramón Espinar de una renovación a fondo del partido, incluidos los cargos, en un Vistalegre 3.

Podemos argumenta el cambio en la necesidad de dotar de una mayor relevancia al área de Acción de Gobierno e Institucional al tener que apoyar la negociación de pactos en los Ayuntamientos, en la primera vez que concurren a las municipales. En la ejecutiva podemista que se celebra mañana se creará una comisión de pactos de gobierno, a todos los niveles, encabezada por Echenique al que se asignará, como primera tarea, que los acuerdos lleguen a buen puerto, según informaron desde la organización.

Estas nuevas responsabilidades, aseguran, impedirán que el que fuera líder de Podemos-Aragón hasta 2016 se siga ocupando de la secretaría de Organización, porque "no sería realista" que una misma persona desempañara las dos funciones.

En todo caso, su destitución es la primera decisión de Iglesias tras los nefastos resultados electorales de los podemistas y sus confluencias en las autonómicas y las municipales, que llevaron a líderes territoriales a pedir responsabilidades a Madrid.

Algunos consideraban que ciertas decisiones adoptadas por sus dirigentes, como el chalé de Galapagar o las críticas a las donaciones de Amancio Ortega, ahuyentaron a electores. Pero no solo. Las ‘peleas’ internas a la hora de configurar de las listas electorales, que en Aragón llevaron a concurrir por separado a IU y a Podemos-Equo a las Cortes y a abandonar la confluencia de Zaragoza, suscitaron crisis que Echenique, desde la secretaría de Organización, no fue capaz de atajar a tiempo.

Una prueba palpable de ello se vivió en el último mitin de Pablo Iglesias en la Sala Multiusos, a inicios de abril, en un esperpéntico mitin donde el alcalde del cambio, Pedro Santisteve, respaldado por los críticos, arrancó un abrazo del líder máximo aún a sabiendas de que en Aragón no iba a haber acuerdo.

El propio Echenique, en una entrevista a HERALDO, reconoció que si los resultados electorales no fueran buenos, el partido actuaría en consecuencia. "Nuestro partido es democrático, y todos nuestros cargos están a disposición de los inscritos", aseguró. Y ayer, tras una lluvia de críticas desde las autonomías y con la negociación con el PSOE a nivel nacional estancada, Pablo Iglesias movió ficha y apartó a Echenique de una secretaría de Organización desde la que no logró ganarse la confianza de los líderes territoriales sino, más bien, lo contrario.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión