Aragón

Viajes

Montañas Vacías, la propuesta para viajar en bicicleta por la Laponia española que atrae a aventureros de todo el globo

Ernesto Pastor ha diseñado una ambiciosa ruta 680 kilómetros y 13.000 metros de desnivel positivo, que parte de Teruel y recorre la España despoblada sin pisar el asfalto.

Ruta de Montañas Vacías dibujada a mano
Ruta de Montañas Vacías dibujada a mano
Ernesto Pastor

Un silencio del que impregnarse dejando a un lado las prisas, la ansiedad y los nervios. Un viaje por parajes inhóspitos, altas montañas y ruinas de aldeas que un día albergaron vida. Una oportunidad – quizás la última - para entrar a bares de pueblos que aún existen, comprar provisiones en las tiendas de ultramarinos que quedan y entablar conversación con los vecinos que todavía los habitan: la resistencia de la Laponia española.

Todo eso es lo que ofrece Montañas Vacías. Una ruta de 680 kilómetros diseñada por un habitante de Teruel que, según dice, ni es ciclista, ni es fotógrafo ni es artista pero que, movido por la pasión que siente por su tierra, por sus gentes y por la filosofía de este otro modelo de viajar que implica ponerle alforjas a la bici, ha sabido desarrollar una propuesta que está encandilando a amantes del 'bikepacking' de todo el globo.

Lanzó la página web en diciembre y, en tan solo cinco meses, su ambiciosa ruta para bicicleta de montaña que recorre las diez provincias de la Serranía Celtibérica ya ha sido publicada en algunos de los principales portales del mundo especializados en viajes en bicicleta. Como consecuencia, las peticiones de información no paran de llegar.

Ernesto Pastor, el aficionado a la bici de 36 años que hay detrás de todo esto, se muestra sorprendido por la "tan buena acogida" que está teniendo su proyecto Montañas Vacías pero al mismo tiempo es consciente de que se ha esforzado al máximo para ofrecer "algo más" que una simple ruta de Wikiloc. Más que por la dificultad del trazado o el espíritu deportivo, su propuesta enamora por el cuidado con el que Pastor ha hilvanado todos los hilos que la componen y el mimo con el que la presenta.

El formato de página web, las fotos, el logo, las acuarelas que ilustran algunos de los puntos más característicos de la ruta, los mapas dibujados a mano... son sin duda detalles que hacen de Montañas Vacías una experiencia diferente desde el minuto uno: no es una ruta para turistas, ni tampoco una propuesta para deportistas en busca de retos y medallas, sino un viaje por la España despoblada que parte de Teruel y transcurre por los Montes Universales, la sierra de Javalambre y la de Gúdar, la sierra de Albarracín y la Serranía de Cuenca y el Alto Tajo de Guadalajara. Todo ello, casi sin pisar el asfalto y enlazando únicamente pistas forestales en buen estado. Una experiencia para disfrutar en bicicleta de montaña (btt) o de ruta (gravel).

Acuarelas de lugares por los que pasa la ruta Montañas Vacías
Acuarelas de lugares por los que pasa la ruta Montañas Vacías
Ernesto Pastor

Tomar conciencia de la despoblación

Pero ante todo, Pastor quiere dejar clara una cosa. No quiere que la gente venga a disfrutar de la despoblación, sino a empaparse de ella, a concienciarse. "Por eso digo: vívela. Si ves un bar, entra, porque quizás el año que viene ya no esté. El problema de la despoblación es parte de mi día a día, me siento dentro y parte de ese problema y desde que empecé a engendrar esta idea tuve muy claro que tenía que servir para crear conciencia al respecto", comenta este vecino de Teruel.

Él se crió en Sigüenza, Guadalajara, y ahora que trabaja en la capital turolense, utiliza las tardes para recorrer el territorio en bicicleta. "En esta zona tenemos una joya que es todo el trazado de pistas forestales y caminos agrícolas... Los reparan habitualmente y suelen estar en buen estado de modo que he creado una especie de entramado que acumula bastante desnivel pero que no tiene mucha dificultad técnica y se pueda hacer con bicicletas cargadas de peso. El resultado es una ruta (que se divide en muchas) dirigida a personas a las que les gusta hacer viajes de forma más autónoma, cargando quizás menos peso que el alforjero tradicional y buscando lugares diferentes, que ofrezcan algo, más remotos, más inhóspitos, más montañosos...".

"Si ves un bar, entra, porque quizás el año que viene ya no esté. Si ves a alguien, entabla conversación, porque quizás cuando vuelvas se haya ido"

Referentes del bikepacking en Aragón

Su propuesta ha convencido y a los tres meses de lanzarla teníamos en Aragón a Cass Gilbert, un referente del cicloturismo que narra y comparte mediante fotografías y textos sus viajes por todo el mundo en bicicleta con alforjas. Solo en Instagram (@whileoutriding) tiene más de 35.600 seguidores y fue a través de esta red social como contó sus sensaciones mientras recorría las etapas de Montañas Vacías. Le bastó con publicar seis imágenes de la Serranía de Cuenca, los Montes Universales, la sierra y el pueblo de Albarracín, acompañadas con sus reflexiones, para convertir la ruta en un éxito que ya aparece en el portal de referencia a nivel global (bikepacking.com), español (conalforjas.com) e italiano (bikepacking.it).

"Ayer mismo un chaval portugués me preguntaba cómo sería la forma más eficiente de llegar a esta zona desde su ciudad... y tengo a otro en marcha que está viniendo en bicicleta desde Suecia para hacerla. Salió la semana pasada y ahora va por Alemania. Llegará aquí a mediados del mes que viene", cuenta Pastor.

Parches solidarios

Él, por ahora, no obtiene nada más que la satisfacción que le genera este proyecto. Eso sí, cuenta que desde un principio quería que todo esto sirviera para "aportar su granito de arena" contra la despoblación y por eso invita a quienes vayan a hacer su ruta a hacer una donación totalmente voluntaria a la asociación Autismo Teruel, una entidad fundada por madres y padres de niños con trastorno del espectro autista. "Algunos de los servicios que estos niños necesitan se encuentran al menos a 150 kilómetros de Teruel, en ciudades como Zaragoza o Valencia, lo que da idea de las dificultades a las que se enfrentan estas familias que luchan por no tener que abandonar sus raíces ni la vida que tienen en estos pueblos". Los ciclistas interesados pueden ingresar directamente su donativo en la cuenta de la asociación y enviar un comprobante a Montañas Vacías. Por cada 10  euros que demuestran haber donado, recibirán un parche simbólico de la ruta que pueden usar, como buen cicloturista, para decorar sus alforjas.

Parches de Montañas Vacías para Autismo Teruel
Parches de Montañas Vacías para Autismo Teruel
Ernesto Pastor

En la guía que ha elaborado y que pone a disposición de todo el mundo en su web, Pastor especifica en qué zonas está permitido acampar o vivaquear y localiza los refugios o cámpines en los que es posible pernoctar. Siempre, insiste, respetando el entorno y dejando cero residuos a su paso.

A la hora de destacar algo de la ruta, este cicloturista lo tiene claro: el cielo. "Pedalearás bajo uno de los cielos más limpios de toda España. La escasez de población y el reducido número de líneas aéreas que surcan este territorio hacen que la contaminación lumínica sea mínima, con lo que disfrutarás de unos cielos nocturnos espectaculares".

Un amanecer durante la ruta Montañas Vacías
Un amanecer durante la ruta Montañas Vacías
Ernesto Pastor
Etiquetas
Comentarios