Despliega el menú
Aragón

"Compramos de buena fe y nos sentimos engañadas"

La presunta estaba cogió por sorpresa a los comerciantes que adquirieron y vendían algunos de los artículos de la asociación Linceci como lapiceros planta y sacos térmicos.

Sacos térmicos que se ofrecían como producto solidario para comprar.
Sacos térmicos que se ofrecían como producto solidario para comprar.
Heraldo.es

Un lápiz con una semilla en la parte superior que una vez usado se invita plantar y crece una planta que puede ser de tomate, pimiento o pensamiento. Sacos térmicos que ayudan a aliviar dolores y con aroma a lavanda, romero o hierbabuena. Son dos de los productos solidarios que Linceci (Liga Nacional contra el Cáncer Infantil) ofrecía en su página web y que se podían adquirir en locales de la capital aragonesa.

"Engañadas" e "indignadas" se sentían este sábado Elena Lapieza y su hija Carmen Gómez que han vendido en sus tiendas estos artículos. La primera vendió lápices planta y bolsas de tela en su Mercería Nelly. Su hija todavía tiene en las estanterías del Estanco Gómez sacos térmicos y un cartel "que voy a quitar enseguida", dijo. "Nosotras colaboramos de buena fe, pero al final no vamos a creer en nada ni en nadie", lamentó Elena, que adquirió los lápices a 5 euros y se los compraron al mismo precio.

Justo al lado del centro de llamadas en el que operaba la asociación, el restaurante Mazmorra by Macera tenía servilletas de Linceci. "Cuando abrimos les compramos por la causa que se trataba. Los conocemos porque vienen a tomar café. El otro día vimos que había un gran despliegue policial pero no sabíamos de qué podía tratarse. Es una auténtica sorpresa", explicó una de las camareras.

Etiquetas
Comentarios