Aragón

El sector educativo estudia la posibilidad de adelantar la Evau de septiembre a julio

Este cambio supondría también anticipar a junio las recuperaciones de 2º de bachillerato. La medida busca que los alumnos puedan acceder en igualdad de condiciones a todas las universidades

ENTREGA DE LAS NOTAS A LOS ALUMNOS DE SEGUNDO DE BACHILLERATO / IES MIGUEL SERVET ( ZARAGOZA ) / 23/05/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Dos alumnos de 2º de bachillerato del instituto Miguel Servet de Zaragoza se abrazan de alegría tras recibir las notas.
Oliver Duch

Con la Evaluación de Acceso a la Universidad Evau (antigua selectividad) a la vuelta de la esquina, más de 5.000 jóvenes se enfrentarán a ella del 4 al 6 de junio, el debate sobre la posibilidad de adelantar a julio la convocatoria extraordinaria está encima de la mesa. Es una propuesta que está estudiando el Consejo Escolar de Aragón en el marco de su trabajo sobre un nuevo calendario escolar que modifique los actuales tiempos lectivos y de descanso en las aulas en el que se quiere alcanzar el mayor grado de consenso posible. La medida suscita opiniones encontradas.

En estos momentos, Aragón es una de las cuatro comunidades, junto a Andalucía, Cataluña y Murcia, que mantiene el ejercicio de septiembre. La mayoría del resto de campus llevan a cabo en julio la segunda fase de este examen, al que se presentan quienes suspenden la ordinaria, quieren subir nota o aprueban las asignaturas pendientes de 2º de bachillerato. Navarra es la única región que solventa los dos llamamientos en junio. Lógicamente, este cambio supondría también anticipar a junio las recuperaciones de 2º de bachillerato para lograr los aprobados necesarios.

La Universidad de Zaragoza es propensa a mudar la Evau de septiembre a los primeros días de julio. Con esta medida busca que los alrededor de 800 o 900 alumnos que la llevan a cabo tras el verano y se matriculan una vez iniciado el curso estén en igualdad de condiciones a la hora de seleccionar sus estudios en relación con otras comunidades y puedan acceder a más plazas en otros distritos españoles.

La vicerrectora de Estudiantes y Empleo, Ángela Alcalá, presentó un estudio ante el Consejo Escolar de Aragón defendiendo esta postura. Así, según el documento de la entidad académica, otras ventajas de la Evau en julio pasan porque los jóvenes contarían con el respaldo de sus profesores en los periodos de exámenes y la proximidad en la recuperación de las materias conlleva que los contenidos estén más ‘frescos’.

Otros beneficios son que la incorporación a las aulas a principios de septiembre significaría un mejor aprovechamiento del calendario académico, actualmente hay estudiantes que no comienzan las clases hasta después de las fiestas del Pilar. Además, se mejoraría la integración, algo que se considera clave para rebajar la tasa de abandono. Se conocerían las calificaciones antes de convocarse las becas del Ministerio y se eliminarían incertidumbres.

La presidenta de la Asociación de Directores de Institutos de Zaragoza (Adizar), Eva Bajén, tiene claro que hoy por hoy los estudiantes aragoneses tienen menos opciones a obtener plaza en otros sitios frente a los de los distritos que sí pueden optar ya en julio a la oferta del campus aragonés. Otros docentes abogan por mantener las recuperaciones en septiembre como "segunda oportunidad" para chavales que acumulan más suspensos y necesitan tiempo.

Familias a favor y en contra

La federación de asociaciones de padres de la escuela pública Fapar está a favor de cambiar la convocatoria extraordinaria de la Evau a julio. "En la situación actual se produce un agravio comparativo hacia los alumnos aragoneses, que en septiembre pueden encontrarse con que las plazas para la titulación y la universidad que quieren están agotadas", reflexiona su presidente, Miguel Ángel Sanz.

La postura contraria defiende la federación de padres de la concertada Fecapa. "Tanto en bachiller, como en la ESO, en los ciclos formativos y en la Evau, estamos convencidos que lo mejor es conservar los exámenes de septiembre", afirma la presidenta de Fecapa, Concepción Ibáñez. Como alternativa, plantean que la Universidad de Zaragoza reserve plazas para los estudiantes aragoneses que aprueben en septiembre.

Las voces más optimistas recuerdan que hay vida más allá de junio y que en septiembre aún quedan opciones para elegir carrera y siempre se puede diseñar un itinerario alternativo en un grado de la misma familia. La posibilidad está sobre la mesa pero, como muy pronto, no podría implantarse hasta 2021. Esta semana la Universidad ha aprobado ya las fechas de la Evau del año que viene: del 9 al 11 de junio y los mismos días en septiembre.

"Se produce un agravio comparativo hacia los alumnos aragoneses, que en septiembre pueden encontrarse con las plazas para el grado que quieren agotadas"

"Las materias las tienes más frescas al final de curso"

Los jóvenes celebran de tiros largos su adiós a los institutos donde han superado las enseñanzas medias. Antes hay que pasar por el trago de recibir las notas de 2º de bachillerato. Este pasado jueves les tocó a los alumnos del IES Miguel Servet de Zaragoza. La cita es a las 9.00, cuando ya en el salón de actos llevan un rato preparando la gala de despedida de la tarde. Quien más o quien menos se lo espera, pero con el boletín en las manos en unos minutos llegan las muestras de alegría y las lágrimas de rabia.

¿Cuándo prefieren ellos presentarse a la prueba extraordinaria de la Evau (antigua selectividad)? "Yo venía preparado psicológicamente para suspender una, Latín, y si me hubiera caído preferiría que la Evau fuera en julio. Puede ser mejor tener más frescas todas las materias que confiar en que vas a estudiar más durante el verano", reconoció Fabián Bajén, de 18 años, que con un 7,06 de media en su bachillerato de Humanidades todavía no tiene claro si va para Historia del Arte, Estudios Ingleses o Filología Hispánica.

Una opinión que no compartió su compañero de clase Eduardo, que este verano se enfrascará en los apuntes de Latín e Historia. "Si tuviera que volver a examinarme ahora me vería con mucha presión, prefiero tener más tiempo por delante", asegura. No tiene intención de ir a la Universidad, pero necesita el título de bachillerato para opositar a bombero.

Casi todos los que opinan sobre este posible cambio preferirían tener libre el todo el verano. "El trabajo de todo el curso se puede echar a perder en dos meses. Todos estamos convencidos de que vamos a aprovechar a tope el verano, pero la mayoría acaba estudiando a última hora", reconoció Mario Alins, que con su 7,11 en bachillerato de Sociales tiene que subir la media para cursar Magisterio de Primaria.

"Yo voy a ir tranquila a la Evau porque no necesito nota, pero seguro que me voy a contagiar de la presión y la ansiedad de los demás", explicó Julia Marco, que en agosto cumplirá la mayoría de edad y con su 7,17 tiene decidido irse a Teruel a cursar Bellas Artes. "Este último trimestre me he puesto las pilas y si tuviera que repetir la Evau todo lo tendría más reciente. Además, podría repasar hasta finales de junio con el apoyo de mis profesores", advirtió. En lo que sí coinciden todos en que es demasiada cara la inscripción, 124 euros, a los que hay que sumar los casi 50 del ‘diploma’ de bachillerato.

Etiquetas
Comentarios