Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

Sanidad

El acelerador del Servet, último equipo de la donación de Amancio Ortega por llegar

La previsión es que el nuevo equipo de radioterapia comience a funcionar a finales de este año.

Aparato de resonancia magnética en el Hospital Miguel Servet.
Con el dinero de la Fundación también se ha actualizado una resonancia magnética del Servet.
Guillermo Mestre

Salvo el nuevo acelerador lineal en el hospital Miguel Servet de Zaragoza, Aragón ya tiene instalados todos los aparatos que se han adquirido con los casi 10 millones de euros donados por la Fundación de Amancio Ortega. En total, son 48 los nuevos equipos que se han distribuido por los diferentes centros sanitarios de la Comunidad aragonesa.

Fue en el verano de 2017, cuando la Fundación de Amancio Ortega anunció la donación de 310 millones a la sanidad pública española (en máquinas contra el cáncer), de los que diez de ellos estaban destinados a la Comunidad aragonesa.

La Fundación dejó a las comunidades potestad para que fueran ellas las que marcaran las prioridades dentro de sus planes de renovación tecnológica y de atención oncológica. De hecho, son los servicios de salud regionales los que tramitan la compra y adquieren las máquinas y una vez instaladas, la Fundación abona la cantidad correspondiente.

Dentro del listado de máquinas que se han comprado en Aragón, destacan la nueva resonancia magnética del centro de especialidades Inocencio Jiménez de Zaragoza, así como la actualización de la que hay en el Miguel Servet. Pero gran parte de ese dinero se ha destinado a mejorar el diagnóstico y la atención al cáncer de mama, ya que se han sumado a la red pública del Salud once mamógrafos (de diferentes tipos), 16 ecógrafos (mamografía) y 12 estaciones de trabajo de mamografía. Además, en otros cinco aparatos de este tipo se han hecho actualizaciones para tomosíntesis e imagen sintetizada.

Pero, sin duda, uno de los equipos más esperados y demandados será el acelerador del hospital Miguel Servet de Zaragoza, que está previsto que pueda instalarse dentro de unos siete meses. No obstante, dado el tiempo para su montaje y las pruebas necesarias, no será hasta finales de año cuando puedan utilizarlo los primeros pacientes aragoneses. El Boletín Oficial de Aragón (BOA) publicó la semana pasada el convenio para que la Fundación Amancio Ortega pague este aparato por más de 2,7 millones de euros. No obstante, no será hasta que esté instalado hasta que abone el montante.

La compra de equipos de radioterapia era una de las principales reivindicaciones de los familiares y pacientes oncológicos. Durante años, han reinvindicado la mejora de los equipos destinados a estos tratamientos. Con la nueva máquina financiada por Amancio Ortega serán seis los aceleradores con los que cuente la Comunidad en centros públicos y otro, en uno privado. Los dos principales hospitales contarán con tres equipos cada uno. El tercero del hospital Clínico, pagado con fondos propios de Aragón, comenzará a funcionar en las próximas semanas.

Inversión en tecnología

Fuentes del Departamento de Sanidad han hecho hincapié en la inversión en alta y media tecnología que se ha hecho durante esta legislatura, en total 39,4 millones de euros, incluidos los 10 millones del convenio con la Fundación Amancio Ortega. Entre las adquisiciones más relevantes destacan los tres aceleradores lineales (uno con el dinero de esta Fundación), el PET-TAC (el primero en un hospital público aragonés, está en el hospital Clínico) o 6 resonancias magnéticas.

Además, las mismas fuentes oficiales insistieron en la importancia de que se haya puesto en marcha la radioterapia intraoperatoria en Teruel. En mayo, está previsto que se implante en los hospitales de la provincia de Huesca.

Etiquetas
Comentarios