Despliega el menú
Aragón

Aragón

"Para los hoteles pequeños es totalmente inviable ofrecer los viajes del Imserso"

Solo seis establecimientos de Aragón participan en el programa de turismo social estatal que la temporada pasada atrajo a la Comunidad a 10.660 mayores.

Mausoleo de los Amantes de Teruel
El Mausoleo de los Amantes de Teruel es una de las visitas que incluyen los circuitos culturales del Imserso en Aragón

Gracias al programa de turismo social del Imserso cada año más de 30.000 mayores aragoneses disfrutan de unas vacaciones durante la denominada temporada baja del sector turístico. Mediante estos viajes subvencionados, pensionistas de las tres provincias se permiten ir a la playa, conocer las islas o participar en actividades culturales o circuitos de naturaleza. Pero el fomento del envejecimiento activo es solo uno de los objetivos del programa, que no el único. El otro sería el de favorecer la creación o el mantenimiento del empleo en el sector hotelero durante todo el año, contribuyendo así a paliar la tradicional estacionalidad que le caracteriza.

Sin embargo, los hoteles de la costa han alzado la voz en los últimos días y parecen no estar muy contentos con cómo el programa estatal contribuye a que los empresarios puedan mantener abiertos los hoteles y seguir pagando a sus empleados durante los meses más flojos del año. Creen que lo que llega a los establecimientos por pernoctación no cubre si quiera los gastos de alojamiento, pensión completa y actividades que se les exige ofrecer y por eso la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) ha impugnado los pliegos del contrato que pretendía regir los viajes del Imserso durante las próximas dos temporadas, que se habían publicado a mediados de abril.

Esos pliegos prevén que a los hoteles les lleguen entre 23 y 42 euros por noche (con comida y demás servicios) cuando, según la Cehat, el precio medio de las habitaciones de hotel en España se sitúa en unos 58 euros. De seguir adelante tal y como están redactados, dicen, podrían echarse atrás muchos establecimientos a los que les saldría más rentable cerrar en temporada baja o tratar de captar más turismo internacional.

Solo seis hoteles en Aragón

Cada establecimiento es libre de participar o no en el programa del Imserso y de hecho en Aragón no cuaja demasiado. Solo seis hoteles lo están haciendo esta temporada y cuatro pertenecen a la misma cadena. Ninguno está ubicado en la capital. Durante la temporada pasada vinieron a hospedarse en ellos 10.659 mayores que viajaban con el Imserso, apenas el 1,2% de todos los pensionistas que participaron en el programa de turismo social en España.

Aragón tiene 232 hoteles de tres estrellas, la categoría mínima que se les exige para formar parte pero en toda la provincia de Zaragoza solo a uno ubicado en Utebo (Hotel Europa) le interesan los viajes del Imserso; en la de Huesca a dos (Rey Sancho Ramírez, en Barbastro y Pedro I de Aragón en Huesca ciudad); y en la de Teruel a tres de la firma Hoteles Gargallo (Hotel Albarracín, Hotel Civera y Hotel Reina Cristina).

Pero desde la cadena de la que dependen los tres hoteles de la provincia de Teruel y el de Huesca capital se desmarcan de las críticas emitidas estos días por la Confederación hotelera. Adolfo Ibáñez, director general de Hoteles Gargallo, expone que la compañía "está encantada" con el tipo de turismo que caracteriza los viajes del Imserso. "En Teruel el invierno es crudo y entre noviembre y febrero la ocupación de nuestros hoteles sería mucho más baja. En el hotel Reina Cristina, por ejemplo, el Imserso nos permite mantener una plantilla de 55 personas todo el año y sin él en invierno no llegaría a las 40", asegura. Este hotel en concreto tiene 101 habitaciones e Ibáñez calcula que los viajes de mayores subvencionados les aseguran 25.000 pernoctaciones solo en ese establecimiento. Una cifra similar a la que dicen alcanzar en el Pedro I de Huesca. En el de Albarracín, el Imserso les asegura entre 7.000 y 8.000 pernoctaciones y en el Civera, que es más pequeño, en torno a las 5.000. Y aunque, según relata sus hoteles perciben entre 30 y 35 euros por pensión completa "aquí es distinto que en la costa porque no tenemos que organizar bailes ni actividades de ocio... son viajes culturales y los usuarios van a la Sierra de Gúdar-Javalambre, a Albarracín o a Teruel y hacen todo tipo de visitas guiadas".

Inviable para los pequeños

Sin embargo, la visión de esta macro cadena hotelera difiere por completo a la del grueso del sector en Aragón y a la que comparten las asociaciones de empresarios turísticos.

Anabel Costas, vicepresidenta del sector de Hospedaje de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Huesca se muestra tajante: "Rentable no es". Además, para los hoteles pequeños lo considera "totalmente inviable". Por eso, dice, solo dos de los más grandes de la provincia participan con el fin de mantener los puestos de trabajo. "Además aquí, en gran parte del territorio, nos pasa justo al revés. Para desestacionalizar necesitaríamos más turismo en los meses de abril, mayo y junio y para eso el sector se está inventando fórmulas para atraer a otros grupos: moteros, ciclistas, amantes de coches clásicos, etc. El Imserso solo encaja a los hoteles de más de 100 habitaciones, es otra mentalidad".

En la provincia de Teruel la Asociación de Empresarios Turísticos coincide en esta perspectiva. Además, dicen, la provincia está registrando buenos datos de ocupación gracias a "otros nichos" que resultan más rentables para los empresarios.

Y es eso precisamente lo que denuncia la Cehat a nivel nacional solo que con el problema añadido de que hay zonas de costa tan enfocadas al turismo de verano que son muchos los puestos de trabajo que dependen de esos hoteles. Por eso, amenazan con que muchos empresarios preferirán cerrar lo que, además de dejar a los jubilados sin playa en octubre, llevaría a muchas personas al paro.

Etiquetas
Comentarios