Despliega el menú
Aragón

Entrevista

"Huesca será el escaparate de la gran evolución que ha tenido la agricultura en los últimos años"

El aragonés Alfonso Tajada es el presidente de Ansemat

El aragonés Alfonso Tajada es el presidente de Ansemat.
Alfonso Tajada, presidente de Ansemat.
Oliver Duch

Con una larga trayectoria vinculada al sector de maquinaria agrícola, Alfonso Tajada es gerente de la empresa aragonesa Agromet, constituida en 1993 en Ejea de los Caballeros (Zaragoza) y especializada en la fabricación de maquinaria para la preparación del suelo. Ha sido además presidente del comité organizador de FIMA y desde el pasado 14 de septiembre es el máximos responsable de Ansemat, la asociación nacional de fabricantes que ha organizado la edición de Demoagro que se celebra en Huesca entre el 21 y el 23 de mayo. Una feria de demostración de maquinaria que reúne este año a más de 800 máquinas de un centenar de empresas.

Huesca acoge este año Demoagro. ¿Que va a encontrar allí el visitantes entre el 21 y el 23 de mayo?

Este año celebramos la cuarta edición de Demoagro, una feria itinerante y una de las grandes manifestaciones internacionales de demostraciones de maquinaria agrícola de última generación, en la que vamos a encontrar las novedades que nos han traído los avances de los últimos años en los que la agricultura ha evolucionado, y mucho, hacia la agricultura de precisión, de sostenibilidad y medioambiente y de mayor control ecológico. Vamos a tener las mejores unidades de tractores, con menor índice de contaminación, y maquinaria dedicada a la nueva agricultura. Se espera una gran afluencia de público, estoy seguro de que la participación va a ser masiva, porque además la ubicación es perfecta. Huesca es una zona con una agricultura muy interesante, con grandes extensiones tanto de secano como de regadío, con lo que estamos seguros de que Demoagro va a tener un éxito absoluto.

¿Qué importancia va a tener esta feria para Aragón y para las empresas de la Comunidad que este año juegan en casa?

Hay que tener en cuenta que entre Aragón y Cataluña tenemos el 80% de las fábricas nacionales de maquinaria agrícola por lo que para nuestro entorno es una feria muy importante. En Aragón sabemos todos de la importancia de este sector, sobre todo por su localización ya que estamos hablando de empresas situadas en el medio rural. Para Huesca, es una feria destacada, ya que estoy convencido de que vamos a superar los 35.000 personas que acudieron a Demoagro en la pasada edición celebrada en Aranda de Duero, por lo que para una ciudad como Huesca y su entorno tiene un gran impacto y ha generado mucha expectación.

¿Esperan que se mueva negocio?

No es el mejor año para invertir. Los fabricantes tenemos asumido que por la escasez de lluvias el sector no está en el mejor momento, nos ha precedido una sequía y aunque en el Alto Aragón puede que haya tenido menos efecto, no ha sido un buen año en ninguna parte. Pero a este tipo de ferias, aunque no son comparables con certámenes estáticos como FIMA que visitan 250.000 profesionales, el agricultor llega con mucha expectativa de ver, tocar, y poder conducir aquel elemento que quiere adquirir, con lo que en proporción se cierran más operaciones que en un feria estática.

Hay un plan Renove en marcha, pero el presupuesto se ha agotado mucho antes de que acabe el plazo para la solicitud de las ayudas. ¿Se va a notar?

Tenemos la suerte de que el sector agrario no se deja guiar solo por el Renove. Pero es cierto que un plan con tan solo cinco millones de euros no es nada para un sector tan importante como la agricultura y la ganadería en España. Claro que se va a notar que estos fondos están agotado, pero, con ayudas o no, el agricultor va a seguir invirtiendo, aunque sea en menor proporción. Es lo que tenemos. Cuando oigo decir que para la automoción dedicamos 1.000 millones de euros para la electrificación yo siempre pienso en los tractores, en la maquinaria agrícola, porque hablar de sostenibilidad y medio ambiente es hablar mucho de agricultura.

¿Qué perfil tienen los visitantes que acuden a Demoagro?

Estamos hablando de un cambio importante, porque aunque el promedio de edad del agricultor es elevado, los nuevos profesionales son jóvenes y sobradamente preparados y eso se está notando mucho en el sector. En los últimos años ya no es agricultor cualquier persona, se necesita capacitación para serlo, sobre todo por las nuevas tecnología. En esa renovación estamos trabajando, pero también para que la sociedad entienda que el agricultor de hoy tiene muy poco que ver con el de hace unos años, que ahora es alguien con capacidad y formación, en muchos casos ingeniero agrícola, porque la nueva agricultura requiere una capacitación mucho mayor de lo que antes era necesario para poder llevar una explotación.

¿Qué busca en estos momentos el agricultor que invierte en maquinaria?

Hay una evolución clara. Los cereales en secano cada vez son menos rentables, con lo que estamos hablando de un incremento de siembras directas. También estamos viendo la expansión de los cultivos leñosos (sobre todo almendro, pero también olivar o pistacho) e incluso el crecimiento de los cultivos de plantas aromáticas. Y esta evolución tanto de cultivos como de prácticas agrarias explica por dónde van las inversiones en maquinaria.

- Ir al suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios