Despliega el menú
Aragón

ENCUESTA A+M para heraldo 

El PSOE sumaría mayoría con la izquierda o con Ciudadanos más el PAR en Aragón

Podemos mantendría 10 u 11 de los 14 escaños de 2015, CHA aguantaría sus dos diputados e IU mantendría el suyo.

Loading...

El líder del PSOE y presidente de Aragón, Javier Lambán, podría volver a gobernar la Comunidad si logra reeditar el acuerdo de izquierdas que le llevó al Pignatelli hace cuatro años. Los socialistas mejorarían significativamente sus resultados y seguirían en la línea de ascenso de las generales de abril.

Por su parte, el PP retrocedería notablemente en relación a los comicios autonómicos de 2015, aunque podría evitar el sorpaso porque en esta ocasión Ciudadanos ha frenado sus expectativas de crecimiento –el porcentaje de votos es inferior al que tuvo en abril–, pese a que lograría una importante subida respecto a los diputados que obtuvo en las pasadas elecciones autonómicas.

El PSOE, que crecería entre uno y cuatro escaños, tendría también bastantes opciones para alcanzar pactos de investidura con Ciudadanos y con el PAR. Incluso solo con los del partido de Albert Rivera si se dieran las mejores condiciones para los socialistas que se reflejan en la encuesta de intención de voto realizada por A+M para HERALDO DE ARAGÓN. Eso implicaría que Javier Lambán tendrían menos presión a la hora de decidir coaliciones, pactos o compensaciones con otras instituciones e incluso podría intentar gobernar en solitario o repetir equipo solo con CHA, que mantendría sus dos parlamentarios, y buscar acuerdos puntuales de investidura.

Por contra, los datos del sondeo apuntan a que la caída del PP seguiría la tendencia marcada en las urnas el 28 de abril, pese a que supera los porcentajes de hace un mes. Los populares se dejarían entre cinco y siete de los veintiún diputados que lograron hace cuatro años. Un retroceso que restaría considerablemente sus opciones de gobierno y dependería de que Vox alcanzara cuatro escaños como mínimo y de que estuvieran de acuerdo Cs y PAR.

Ciudadanos lograría entre 11 y 12 diputados, frente a los cinco que tuvo hace cuatro años, pero con un porcentaje por debajo del que tuvo hace tan solo un mes, lo que frenaría sus objetivos de ser la llave de gobierno en las instituciones aragonesas. Aunque podría tener capacidad de acuerdos tanto con el PSOE como con el PP si entran en juego otros partidos, como el PAR que mantendría cuatro de sus diputados y Vox, que se estrenaría en las Cortes obteniendo entre 2 y 4 parlamentarios.

Por su parte, Podemos tendría mejores porcentajes que hace un mes –es el único que mejora–, pese a la ruptura con IU, pero caería entre tres y cuatro escaños respecto a 2015.

Etiquetas
Comentarios