Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Turismo deportivo

Recorrer Aragón al ritmo saludable de la marcha nórdica

El 'nordic walking' es un incipiente y saludable deporte en alza en Aragón, donde no paran de crecer el número de sus adeptos y los recorridos, y que cuenta con gran proyección turística.

Nordic walking en el Somontano: camino de la Sierra Alta desde Salas Altas.
Nordic walking en el Somontano: camino de la Sierra Alta desde Salas Altas.
Carmen Guardia

La marcha nórdica o ‘nordic walking’ es un saludable deporte que cuenta cada día con más adeptos en Aragón y está llamado a convertirse también en un recurso de dinamización turística como lo son ya otras prácticas deportivas como el senderismo. Aragón cuenta con un amplísimo, variado y rico territorio para transitarlo y crecen día a día los practicantes, clubes y escuelas de ‘nordic walking’ así como los recorridos señalizados.

En la provincia de Huesca encontraremos rutas señalizadas en comarcas como el Alto Gállego, con cinco itinerarios en la zona de La Partacua. En la Ribagorza hay 12 rutas señalizadas en Graus, Benasque y Vilas del Turbón. La Hoya de Huesca cuenta con 7 rutas señalizadas en el entorno de la capital oscense y en los trazados de los senderos PR-HU 140 a 146.

Buena prueba de ese auge que la marcha nórdica está tomando en nuestro territorio es la celebración de las II Jornadas de Marcha Nórdica en Aragón, que tendrán lugar en Barbastro los días 1 y 2 de junio. Desde la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) se está potenciando esta disciplina a través de su Comité de Marcha Nórdica, dándola a conocer en importantes eventos como las andadas populares (este año, Jorgeada, Marcha Senderista de Belchite y Redolada). Además de Zaragoza capital, donde se concentra la mayor parte de los practicantes y clubes, en otros lugares de Aragón, como Mora de Rubielos o Calatayud, el interés por la marcha nórdica es creciente, con programación de salidas y cursos. Un futuro muy prometedor para esta saludable actividad.

Salud a espuertas para todas las edades

La marcha nórdica está considerada como una de las más saludables actividades deportivas. Apta para todas las edades y realizable como práctica de ocio y deportiva, terapéutica y de competición, consisten en caminar ayudándose de bastones especialmente diseñados con el objetivo de optimizar el esfuerzo físico realizado en el movimiento biomecánico de nuestro cuerpo al andar. Así se consigue ejercitar un 90 por ciento de la musculatura corporal, desarrollando un excelente ejercicio aeróbico que mejora la capacidad cardiopulmonar y reduce la tensión en articulaciones, resultando muy indicado para afecciones muy comunes como las de cuello, hombros y espalda.

No tiene los inconvenientes de la carrera y su impacto sobre las rodillas y tobillos, siendo utilizada para prevenir y tratar enfermedades del corazón, diabetes, artritis reumatoides, artrosis, esclerosis múltiple... Utilizamos muchos más músculos que cuando caminamos, quemamos más calorías y la sensación de cansancio es menor porque el esfuerzo se reparte entre la parte superior e inferior del cuerpo gracias al uso de los bastones (diferentes a los de trekking). La marcha nórdica requiere de una técnica que podemos aprender fácilmente en una jornada de la mano de un monitor especializado.

A día de hoy el único de club aragonés de montañismo que cuenta con una sección de Marcha Nórdica es Montañeros de Aragón Barbastro, pero hay que tener en cuenta que hasta el año 2015 esta modalidad deportiva no fue incorporada en España a los deportes de montaña, siendo reconocida oficialmente un año después. La Federación Aragonesa de Montañismo cuenta con un comité de Marcha Nórdica y tres clubes específicos de la modalidad adscritos a la federación: CAI Nordic Walking Zaragoza y Nordic Walking Zaragoza, ambos con sede en la capital aragonesa, y Nordic Walking Cierzo Trail, radicado en La Puebla de Alfindén. A ellos se sumará en breve el también zaragozano Más que Pasos.

Etiquetas
Comentarios