Aragón

Aragón, un país de montañas

RECREACIONISMO

Monzón recupera su historia en la recreación sobre Mont-Rodón

El XIX Homenaje a Mont-Rodón llenará de actos y visitantes este fin de semana la capital del Cinca Medio. Pasacalles, desfiles, escenificaciones, torneos medievales y otros muchos actos esperan al visitante

Monzón celebra el IX Homenaje a Mont-Rodón.
Monzón celebra el IX Homenaje a Mont-Rodón.
Ayuntamiento de Monzón

Monzón vuelve a transformarse en la villa medieval del siglo XIII donde se formó el futuro rey Jaime I bajo la tutela del maestre de la Orden del Temple, Guillem de Mont-Rodón. Su estancia en la fortaleza templaria, tras la derrota de las tropas aragonesas en la batalla de Muret que le costó la vida a su padre Pedro El Católico, tuvo lugar desde 1214 a 1217, tres años que según sus crónicas le marcaron la impronta del Rey Conquistador en el que se convertiría. Estos hechos se recuerdan desde hace veinte años en Monzón con una recreación histórica que se ha convertido en una referencia en la provincia de Huesca y en Aragón, que sigue el camino de involucramiento ciudadano y de atractivo turístico emprendido por Teruel con la leyenda de Los Amantes.

Este fin de semana se celebra la edición XIX de esta fiesta declarada de Interés Turístico Regional por el Gobierno de Aragón. Desde este viernes y hasta el domingo acudir a Monzón es hacerlo a la Alta Edad Media, viajar al corazón de la Encomienda del Temple, que dominaba las tierras del Cinca. Templarios, juglares, cortesanos, damas, campesinos, artesanos, comerciantes, soldados, clero, nobles… aparecerán en esta fiesta a través de los cuadros escénicos en la plaza Mayor, en la catedral de Santa María y en el castillo.

Para las dramatizaciones que tendrán lugar en el castillo el sábado por la noche, –sobre el episodio ‘El infante Jaime es presentado a la Encomienda del Temple de Monzón’–, los espectadores deberán contar con una entrada gratuita que podrán recoger en el punto de información del Homenaje a Guillem de Mont-Rodón sito en la plaza Mayor (de 10.30 a 14.00 y de 16.30 a 19.30). Habrá tres pases a partir de las 21.00. El aforo de la sala es de 120 personas y cada representación tiene una duración de diez minutos. Si sobran tiques, podrán recogerse en el Castillo a partir de las 20.30. Otro pilar central de este homenaje es el campamento militar que se instala en el parque de La Azucarera y donde se podrá conocer cómo vivían la tropa en periodos no bélicos.

Torneo y mercado medieval

El domingo al mediodía tendrá lugar uno de los grandes atractivos de esta fiesta, la celebración de un torneo medieval a caballo en el río Sosa en honor al rey Jaime. Las compañías montisonenses Jousting Iberia –empresa especializada en estos espectáculos- y los recreadores históricos de Héroes Legendarios se encargarán de mostrar a los vecinos y visitantes cómo eran estas justas, a partir de las 11.15, en una actividad didáctica y de gran vistosidad, de algo más de una hora de duración.

A las escenas teatrales, desfiles, campamento de recreación y el largo etcétera de propuestas del XIX Homenaje a Guillem de Mont-Rodón, se une la XIV Feria de Artes y Oficios Tradicionales, Tradizions, un mercado medieval en el que este año participarán 80 artesanos. De ellos, 26 son de alimentación y los 54 restantes de artesanía. Además, habrá talleres demostrativos de cestería, artesanía en pizarra, ganchillo con hilo de plata y cobre, panadería didáctica y artesanía en madera de boj. Y otros en los que pueden participar los niños, que tendrán también una zona de juegos tradicionales en la plaza del Conservatorio.

Los vecinos de Monzón se sumergen en la Edad Media

Los montisonenses se implican más cada año en el homenaje, como demuestra el hecho de que se haya pasado de 9 a 21 asociaciones, peñas y grupos de amigos que contarán con una jaima durante la celebración. Para animar a la decoración de estos espacios festivos, divididos entre el parque de la Azucarera y la avenida Goya, el Ayuntamiento de Monzón ha convocado un concurso en el que se premiará a la jaima que luzca mejor sus galas medievales.

La alta demanda de esta edición, que ha obligado a limitar las peticiones, es síntoma de que los montisonenses han hecho suya esta recreación histórica. Además de participar en los desfiles, acudir como público a las representaciones teatrales y pasear por el mercado medieval, los miembros de asociaciones, peñas y grupos de amigos cuentan con jaimas en las que mantienen encuentros y organizan comidas para disfrutar de estos tres días. Algunas de estas jaimas cuentan con actividades abiertas al público como la de la asociación Gremios del Cinca, donde se impartirán talleres para iniciar a los niños en el mundo de los gremios medievales; la de Sonus Venti, en la que el domingo a las 10 horas se ofrecerá un almuerzo medieval; o la de Ixordadors, en la que tres horas después se agasajará a los montisonense y visitantes con un vermú popular. Las tres están ubicadas en la avenida Goya.

Visitas guiadas

Esta fiesta es un buen pretexto para conocer los principales monumentos de la época. Así el Ayuntamiento organiza dos jornadas de puertas abiertas con visitas guiadas al Castillo de Monzón y a la catedral de Santa María. La fortaleza templaria podrá visitarse el sábado de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 22.00, con visitas gratuitas a las 11.00, 13.00 y 18.30; y el domingo de 10.00 a 14.30, y de 16.00 a 20.00, con visitas guiadas a las 12.00 y 18.30.  También la catedral de Santa María estará abierta al público, el sábado y el domingo, de 16.30 a 18.00, y se ofrecerán visitas guiadas gratuitas a las 17.00 y 17.30.

Etiquetas
Comentarios