Aragón

personajes de la campaña 26-m

Luis García Tejedor: "Me he arruinado cuatro veces, pero me he levantado cinco"

Importa el destino, pero también las experiencias acaecidas durante la travesía. He aquí un recorrido empresarial lleno de fracasos, eso sí, con final feliz.

Sigue siendo aquel. Seguidor extasiado de Raphael, Luis García Tejedor nos deleita con su educada voz en la ruta bohemia de Zaragoza, en la zona de Heroísmo.
Sigue siendo aquel. Seguidor extasiado de Raphael, Luis García Tejedor nos deleita con su educada voz en la ruta bohemia de Zaragoza, en la zona de Heroísmo.
Raúl Lahoz

Dicen que el empresario de verdad es el que se levanta después de haberse arruinado...

Yendo al grano, concretamente, desde la más profunda humildad, puedo decirle que me he arruinado al menos cuatro veces, pero me he levantado cinco. Fui una calamidad. Teniéndolo todo, confié demasiado y no aseguré las operaciones. Pero ahí sigo...

Empezó muy pronto.

Efectivamente. Siendo un chaval, ya entré en Reseza (Refrigeración y Servicio Zaragoza). Hacíamos mostradores, botelleros, cámaras frigoríficas, vitrinas...

Ha refrigerado los sitios más barbis del mundo del espectáculo zaragozano.

Ventiloclima, Glenhouse y más empresas. Instalamos la climatización de los Papagayos, Beethoven... También, de los mejores bingos... Trabajo no faltaba; otra cosa fue cobrar. Me han hecho varios rotos, y no me refiero a las obras que he citado. También fui delegado de Texaco, que me dejó tirado. Varias veces me he quedado tieso como la mojama.

¿Y cómo se levanta uno después de la ruina?

Lo peor fue en la Expo de Sevilla: me quedé en la indigencia. Pero apareció una persona en mi vida que me ayudó con mucho cariño y hasta económicamente. Hizo que recuperara mi autoestima. Jamás la olvidaré. Además, me gusta trabajar. ¿Moraleja? Hay que currar. Últimamente, hice el palacio de Vistalegre en Madrid. Quizá mis aficiones artísticas me distrajeron un tanto.

A ver, a ver, eso de sus aficiones artísticas...

Estudié peritaje, pero mi verdadera vocación era el cante. Cantar es mi pasión, y después la climatización. Me marché a Barcelona. Allí progresé y una persona importante se ofreció a promocionarme.

¿Y?

Para lanzarme, había que pasar por el aro...

Reitero, ¿y?

No pasé por el aro... Volví a Zaragoza.

Le da tiempo para todo...

Es que duermo muy poco, apenas tres horas. Me gustar trasnochar y madrugar.

¿Hablamos de política?

Me gusta hablar de otros temas, pero si se empeña...

¡Hablemos de política!

España es un país de lujo, pero no por sus políticos, sino por los propios españoles. Tengo claro quién nos meterá en problemas y quién nos tendrá que rescatar de nuevo. Eso sí, después de tantos sinsabores, soy de los que creen que lo mejor está por llegar: sigo siendo delegado de importantes firmas.

Consulta las últimas noticias sobre las elecciones en Aragón.

Etiquetas
Comentarios