Aragón

Alimentación

Encantados de comerte

Nice to Eat You es una plataforma digital que permite a los comercios vender sus alimentos sobrantes a personas que quieren luchar contra el desperdicio alimentario.

Adrián Espinosa (sentado) y Gabriel Ramas, dos de los impulsores de la iniciativa Nice to Eat You.
Adrián Espinosa (sentado) y Gabriel Ramas, dos de los impulsores de la iniciativa Nice to Eat You. Adrián Espinosa (sentado) y Gabriel Ramas, dos de los impulsores de la iniciativa Nice to Eat You.
A. Royo

Según los datos de la Comisión Europea, España es el séptimo país de la Unión Europea que más alimentos desperdicia, con un total de 7,7 millones de toneladas al año. Para tratar de reducir esta cifra, tres jóvenes emprendedores, los aragoneses Enrique Sanmiguel y Adrián Espinosa y el madrileño Gabriel Ramas, ponían en marcha Nice to Eat You (Encantados de Comerte)’, que se presentó en Zaragoza esta semana.

"Para comprender perfectamente lo que hacemos, es necesario diferenciar claramente entre excedentes alimentario y desperdicio alimentario", afirma Gabriel Ramas. "El excedente es un producto que sobra cada día en un comercio o restaurante por los motivos que sea. Es perfectamente reaprovechable. Se convierte en desperdicio, cuando ese excedente se tira a la basura. Nosotros no evitamos excedentes. Somos el paso justamente anterior al cubo de la basura".

Nice to Eat You es una plataforma digital en formato web accesible desde cualquier dispositivo que pone en contacto a establecimientos de venta de alimentos y hostelería que tienen excedentes de comida con usuarios que quieren adquirir esos alimentos a precios más reducidos, explica Gabriel Ramas. "El comercio o establecimiento sube una oferta de sus excedentes a nuestra aplicación, con un descuento mínimo del 50%. El usuario ve la oferta, la compra vía internet y pasa a buscar el lote en el horario que el establecimiento ha marcado. Se realiza así porque hasta el último momento los establecimientos no saben de qué van a disponer", añade Adrián Espinosa.

Ambos señalan que al principio les costaba explicar el concepto a los comercios porque les parecía que imponían condiciones. Pero señalan que lo que proponen es que recuperen ingresos de algo que iban a ser pérdidas. "Imponemos ese descuento mínimo porque no queremos ser una simple web de ofertas. Pero hay ofertas de hasta un 70%. Nosotros no forzamos a generar excedentes. Si un día no tienen excedentes, no pasa nada", apunta Ramas.

Nice to Eat You, que nació como una iniciativa zaragozana, funciona desde diciembre. Los establecimientos se escriben en la plataforma a través de un formulario "muy rápido y directo". Actualmente cuentan con 75 comercios de diversos tipos de los que unos 60 son de Madrid y el resto radican en la capital aragonesa.

En cuanto al perfil de los más de 4.000 usuarios de la plataforma, es muy diverso, aunque predominan las mujeres, casi el 70%, frente a los hombres. También por su carácter tecnológico, tienden a ser gente joven. Pero no solo por esta razón. "Las nuevas generaciones somos algo más conscientes que generaciones anteriores sobre los retos a los que nos enfrentamos hoy en día", asevera Ramas. "Los usuarios repiten, lo que nos demuestra que este modelo encaja en la sociedad actual", aseveran los creadores de Nice to Eat You.

Lotes solidarios

Aunque la lucha contra el cambio climático a través de la reducción del desperdicio alimentario es uno de los pilares de la filosofía que hay detrás de este proyecto, los creadores de Nice to Eat You van más allá. "Queremos crear unos cimientos fuertes también desde el punto de vista social”, aseguran. "No entendemos que se desperdicien alimentos y haya gente que pase hambre". Por ello, el mismo día de la presentación de su proyecto en Zaragoza, lanzaban una campaña de ‘crowdfunding’ o micromecenazgo, que les permita no solo continuar con su proyecto, sino también destinar parte de esos fondos a hacer llegar lotes solidarios a personas necesitadas y, a partir de ese primer paso, crear una red que involucre a todo tipo de actores (empresas, instituciones, organizaciones, asociaciones…). «El desperdicio alimentario es un problema medioambiental, pero sobre todo ético. Hay gente que pasa hambre. Además, puede ser una manera de incluir a esas personas en el uso de las tecnologías», apuntan los creadores de esta iniciativa.

Además de dar a conocer la propia plataforma, otro de los objetivos de Nice to Eat You es tratar de captar inversiones, "que nos encantaría que fueran cercanas", dicen, porque insisten en que "somos un proyecto de tres jóvenes emprendedores, que nace en Zaragoza, y que quisiéramos consolidar como algo de aquí".

- Ir al suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios