Despliega el menú
Aragón

agricultura

Las previsibles subidas en el precio de los seguros agrarios preocupan en el campo

Las cada vez más frecuentes adversidades meteorológicas hacen que las tarifas se incrementen. Los productores aragoneses temen que las alzas sean como las de Castilla y León, donde se plantea un aumento del 40%. Por eso, las organizaciones piden “diálogo” y soluciones para que esto no se traslade al agricultor de forma íntegra.

El granizo suele ser uno de los fenómenos que más daña a los cultivos en Aragón.
El granizo suele ser uno de los fenómenos que más daña a los cultivos en Aragón.
Heraldo.es

La siniestralidad récord de las últimas campañas debido a las adversidades meteorológicas ha hecho que “la tendencia general sea que el precio del seguro se incremente”, detallan desde Agroseguro, la agrupación de entidades aseguradoras de seguros agrarios combinados.

En estos momentos, están teniendo lugar las comisiones territoriales en las que las organizaciones agrarias se reúnen con las entidades aseguradoras y Enesa, la Entidad Estatal de Seguros Agrarios, un organismo autónomo dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), que actúa como órgano de coordinación y enlace por parte de la Administración para el desarrollo de los seguros agrarios. Su objetivo es establecer los futuros precios de los seguros para los diversos cultivos de la campaña 2020-2021, que según explican desde Agroseguro, “dependerán del cultivo, el método de producción y la zona donde se cultive”.

Y, aunque no han querido detallar qué variación se espera para los diversos seguros agrarios en Aragón, los agricultores aragoneses se encuentran preocupados por la subida que se espera en Castilla y León, ya que se estima que allí el incremento, en el caso de la uva de vinificación, podría ser de hasta un 40% en el precio que abona el agricultor. Unos aumentos, que según detallan, se trasladarían próximamente a otras líneas fundamentales, como la de cultivos herbáceos extensivos. Estos últimos fueron el año pasado de los más perjudicados en Aragón, pues las tormentas de verano, con granizadas diarias, afectaron a más de 300.000 hectáreas. Una siniestralidad “excepcional”, como se calificó en su día, dado que la superficie afectada supone un 202% de la media de los últimos cinco años.

Por este motivo, Aragón teme unas previsibles subidas en el precio de los seguros agrarios. Unas alzas que desde la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) consideran que “iría en contra el sistema de seguros agrarios, e incluso podría ponerlo en peligro, puesto que el elevado coste acabaría por alejar a una parte de los que ahora suscriben seguros, se rompería la solidaridad del sistema y finalmente se quedarían desamparados los que sufren más siniestros, siniestros que, no olvidemos, que obedecen a causas ajenas e inevitables”. Además, añaden: “En todo caso, si fuera preciso algún ajuste, lo razonable es que la subida fuera mínima y no comprometa el futuro del sistema, puesto que se trata de unas campañas en las que han concurrido hechos excepcionales”.

De la misma forma, Fernando Luna, presidente de Asaja en Huesca, detalla que “lo esencial es el diálogo. Es Enesa, como entidad estatal, quien debe evaluar el coste de los seguros, ordenar el precio a las aseguradas y compensar el sobrecoste, es decir, subvencionar, a través de políticas de desarrollo rural, a las compañías de seguros, que buscan su rentabilidad, por el sobrecoste que suponen las cada vez más frecuentes adversidades meteorológicas y que esta subida no se traslade de forma desproporcionada al agricultor, que, en términos generales, ya tiene dificultades para encontrar rentabilidad en el ejercicio de su actividad”.

Para alcanzar el objetivo de que todas las hectáreas cultivadas en Aragón estén aseguradas, detalla Luna, “se debe ofrecer una cobertura real y un precio asequible”. Y es que, como explica, “en algunos cultivos, como en el sector de la fruta, la contratación de seguros está funcionando realmente bien y alrededor del 90% de las hectáreas en Aragón se encuentran cubiertas por un seguro debido a que tiene una buena cobertura y un precio asumible”. Unos datos que se contraponen a los de otros sectores, donde, como especifica él mismo, “la mala cobertura, la falta de adaptación a las adversidades más frecuentes, o un precio inasumible provocan que la contratación de seguros descienda cada año”.

Por eso, el presidente de Asaja recuerda que se debe establecer, a través de “trabajo y  consenso”, un apoyo a los seguros para que estos sean “eficaces y eficientes”. “El seguro debería cumplir su principal cualidad: la de hacer sentir a los contratantes seguros”.

Etiquetas
Comentarios