Aragón

servicios sociales

La DGA se compromete a tramitar la dependencia en menos de seis meses en 2021

El próximo 10 de junio empieza a aplicarse un nuevo procedimiento para solicitar las prestaciones que pretende simplificar y agilizar los trámites.

Joaquín Santos y Óscar Embid, este lunes, en rueda de prensa.
Joaquín Santos y Óscar Embid, este lunes, en rueda de prensa.
Guillermo Mestre

La lentitud y la complejidad son dos críticas que recibe el sistema de dependencia desde su puesta en marcha hace ya una década. Los usuarios reclaman acortar los plazos de tramitación, tanto el tiempo de espera para ser valorado como el reconocimiento de la situación de dependencia y las prestaciones a las que da derecho. De cara a agilizar el procedimiento actual, el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) comenzará a aplicar el próximo 10 de junio un nuevo sistema de tramitación que simplifica los trámites que tiene que llevar a cabo el solicitante y reduce la aportación de documentación.

El gerente del IASS, Joaquín Santos, que ha presentado el nuevo sistema en rueda de prensa este lunes y que aparece publicado en el Boletín Oficial de Aragón, calcula que en año y medio (es decir, en 2021) las peticiones podrán resolverse en el plazo de los seis meses previsto por la ley, e incluso reducirse. Actualmente, según Santos, solo en la provincia de Teruel la dependencia se tramita en ese plazo de medio año, mientras en la de Huesca se tarda algo más. La mayor espera se produce en la provincia de Zaragoza, donde una persona tiene que esperar una media de ocho meses desde que empieza a gestionar la dependencia hasta que recibe la resolución de reconocimiento de la correspondiente prestación. En el caso de los menores de tres años, el tiempo máximo legal es de un mes.

El reto, ha explicado Santos, es rebajar lo máximo posible la lista de espera de valoración. Para aliviar el atasco que existía en la provincia de Zaragoza, en octubre del año pasado se contrató a 19 trabajadores sociales. La puesta en marcha del nuevo procedimiento supone un refuerzo de la plantilla del IASS y de las personas que atienden la central de llamadas de las dirección provincial de Zaragoza. Una vez hecha esta valoración, la tramitación administración de la ayuda que corresponde tardaría un par de meses.

¿Por qué se presenta precisamente ahora esta iniciativa? El gerente del IASS ha apuntado que se lleva trabajando en este tema desde principios de 2016 y que ha sido “largo y complejo” llegar a “acuerdos y pactos” con todos los agentes que intervienen.

Principales novedades

A partir del 10 de junio, la persona que quiera pedir la dependencia no tiene que personarse físicamente para informarse sobre los requisitos, sino que con una llamada al centro comarcal o municipal de servicios sociales de la localidad donde reside le darán cita para la entrevista y ya le dirán la documentación que tiene que llevar. En el caso de Zaragoza, donde se concentran el 43% de las peticiones de la Comunidad y donde se producían las mayores dilaciones, será la dirección provincial del IASS la que se encargue de toda la tramitación y no los centros de servicios sociales municipales como venía ocurriendo hasta ahora.

Hasta ahora, los usuarios tenían que ir a los centros de servicios sociales en diferentes momentos para elaborar el Plan Individual de Atención (PIA) y ampliar documentación. Con este sistema, en la primera entrevista con el trabajador social se unifican muchos de los trámites y se aportan la mayoría de los informes y papeles que se precisan. Tras esta cita, un trabajador del IASS acude al domicilio para llevar a cabo el grado de dependencia y, finalmente, el solicitando recibe en su domicilio la resolución con los servicios o prestaciones que se le conceden.

El jefe del servicio de Coordinación de la Gestión de las Prestaciones, Óscar Embid, que ha comparecido en rueda de prensa junto al gerente del IASS, ha destacado que este procedimiento “flexibiliza” las posibilidades de intervención por parte de los profesionales y “facilita” las modificaciones” de los expedientes para dar una respuesta rápida a las familias. Además, ha subrayado que solo se procederá a la disminución de grado de dependencia cuando exista una mejoría real del enfermo y que la revisión del PIA no podrá suponer una disminución de las prestaciones económicas que recibe el usuario cuando no se produzca una variación del grado ni de las condiciones de la prestación que percibe.

Otra de las principales novedades es la configuración de todo el procedimiento para ser tramitado de forma telemática, suprimiendo, así, el formato papel desde que se presenta la solicitud. De momento, no va a ser posible ya que la aplicación informática se está desarrollando. Embid ha indicado que "los primeros meses, tras la entrada en vigor de la orden, la tramitación seguirá siendo en papel para, después, ir reduciéndose totalmente con el uso de la aplicación".

Más de 30.000 personas atendidas

En cuanto a la actual gestión del sistema de la dependencia, Joaquín Santos ha señalado que en estos momentos en la Comunidad hay 30.321 personas atendidas, 13.544 más que al inicio de la legislatura. No obstante, hay 6.730 usuarios que se encuentran en el "limb"o de la dependencia, es decir, que tienen reconocido su derecho a la prestación pero esta no les llega. Aunque es una cifra importante, el gerente del IASS ha hecho valer que son un 54% menos que a principios de este mandato.

Etiquetas
Comentarios