Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

Brote de Sarampión en Europa

El sarampión en Aragón: cada vez más protegidos, excepto una generación de adultos  

La vacuna del sarampión llega al 95,3% de los niños nacidos en Aragón y la incidencia de esta enfermedad en la comunidad es apenas residual: en 2018 se confirmaron siete casos tras más de tres años y medio sin que entrase el virus en la región.

Cuando un niño haya contraído enfermedades como la meningitis, el sarampión, las paperas o la varicela, es conveniente comunicarlo a la escuela.
Cuando un niño haya contraído enfermedades como la meningitis, el sarampión, las paperas o la varicela, es conveniente comunicarlo a la escuela.
HA

"Durante los primeros días, es como si tuvieras una gripe fuerte que no se va. Fiebre, malestar... y luego ya aparece la erupción cutánea", cuenta una de las siete personas que sufrieron a lo largo del año pasado el virus del sarampión en Aragón, una enfermedad que ha vuelto a copar portadas en los últimos días debido a los casi 500 casos que se han registrado entre los judíos ortodoxos de Nueva York y a la preocupante situación que se vive en Francia, Italia y principalmente Rumanía.

En este caso aragonés, el paciente, de 44 años, lo contrajo durante un viaje a Tailandia y fue al tercer día de volver cuando tuvo que llamar a Urgencias y ser trasladado en ambulancia hasta el hospital Miguel Servet de Zaragoza. Allí, permaneció durante tres días ingresado en el área de infecciosos y en régimen de aislamiento.

No fue el único. Las otras seis personas que padecieron la enfermedad a largo del 2018 en Aragón fueron fruto de un brote poblacional que se registró en Huesca a partir del mes de julio. Un joven de 25 años y una mujer de 59 fueron los primeros casos de sarampión en la Comunidad tras tres años y medio sin ningún contagio, pues el último enfermo por esta causa se había detectado en enero de 2015.

Más vacunados, pero también más casos

Este repunte durante el año pasado en la Comunidad coincide con que en 2018 Europa alcanzó cifras récord en casos de sarampión. El número total de personas infectadas en Europa con el virus fue el más alto de la década, con cerca de 82.600 personas infectadas, tres veces la cifra de 2017 y quince la de 2016. Y todo ello pese a superar también todas las estadísticas en cuanto a inmunizaciones, pues según los datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 90% de los niños europeos cumplen el calendario de vacunación con la triple vírica.

"Aunque se vacunan más personas que nunca, el progreso ha sido desigual entre los países y dentro de ellos, dejando cada vez a más grupos de personas susceptibles desprotegidas", trata de explicar la OMS en un comunicado emitido este año. En Rumanía, por ejemplo, las tasas de vacunación son más bajas y uno de los brotes más importantes que se ha registrado en Aragón en la última década (28 casos en 2011 y 7 en 2012) derivó de casos importados desde ese país y se propagó entre población de origen rumano sin vacunar.

Este episodio, sumado al persistente brote que vive Rumanía desde el 2016 y al importante volumen de personas de origen rumano que reside en la Comunidad, ha llevado a la Dirección General de Salud Pública de Aragón a emitir varias circulares recomendando la vacuna de la triple vírica a este nicho concreto de la población, sobre todo "ante la posibilidad de numerosos viajes a Rumanía y la alta transmisibilidad del sarampión (...) y con la finalidad de reducir el riesgo de reintroducción del sarampión en Aragón".

Otro grupo vulnerable en Aragón es el de los nacidos entre 1970 y 1983. Es, de hecho, el grupo de edad de mayor riesgo en la Comunidad porque nacieron cuando había dejado de circular masivamente el virus salvaje, y por tanto no se vieron expuestos y no se inmunizaron de forma natural. Sin embargo, en esa época la vacuna todavía no estaba lo suficientemente extendida. Es precisamente el caso del aragonés que volvió de Tailandia contagiado el año pasado, nacido en 1974.

Cobertura en Aragón

Por contra, a día de hoy en Aragón la vacuna de la triple vírica (sarampión, rubeola y paperas) tiene ratios de cobertura muy altos y superiores a los de la media europea e incluso nacional. La primera dosis llega al 98,8% de los niños de (11.202 de 11.333 posibles en 2017) y la segunda al 95,3% (11.493 niños de entre 12.061 a los que les correspondía ese mismo año).

De todas formas, comunidades autónomas con ratios de cobertura similares como Galicia, Extremadura y Castilla y León han decidido exigir que los niños estén vacunados del sarampión para poder entrar en sus escuelas infantiles públicas. En España la inmunización de los niños es voluntaria, por lo que las comunidades no pueden imponer per se la vacunación y por eso buscan fórmulas como la admisión en las etapas escolares no obligatorias.

Mala fama injustificada

A nivel europeo, doce países tienen un calendario obligatorio de vacunación mientras que otros, como Holanda, que tampoco imponen la inmunización, están planteándose cambiar de parecer tras constatar cómo descendían los índices de vacunación en los últimos años.

La triple vírica, de hecho, es una de las vacunas que más ha caído en los últimos años debido a la propagación en 1998 de un falso estudio que ya ha sido desmentido en numerosas ocasiones y que relacionaba la vacuna con un mayor riesgo de padecer autismo. En Aragón, sin embargo, la cobertura de esta vacuna ha ido creciendo desde el 2012 y desde Salud Pública se insiste una y otra vez en que la vacunación es la mejor manera de protegerse y una herramienta fundamental para prevenir los brotes.

El virus del sarampión

El sarampión es una enfermedad de declaración obligatoria y urgente que requiere la actuación inmediata de Salud Pública. Cursa con fiebre, erupción de la piel y tos, mocos o conjuntivitis. Habitualmente evoluciona favorablemente aunque algunos casos pueden complicarse.

Para evitar la transmisión de esta enfermedad, el Gobierno de Aragón llama a vacunarse no solo a los niños según el calendario recomendado, sino también a todos aquellos adultos nacidos después del 1 de enero de 1971 que no recibiesen las dos vacunas de la triple vírica y que no hayan padecido ya la enfermedad.

Este año todavía no se ha registrado ningún caso en Aragón, aunque desde el año 2000 se han confirmado 52 enfermos de sarampión en la Comunidad.

Etiquetas
Comentarios