Despliega el menú
Aragón

ELECCIONES AUTONÓMICAS 2019

La despoblación une a los partidos y la reforma fiscal los divide en dos bloques

Siempre desde la concordia, los candidatos no han dudado a la hora de lanzarse algunas pullas sutiles y otras más que directas.

Dos temas han copado el grueso del primer debate electoral de HERALDO, celebrado en la mañana de este jueves en la sala Luis Galve del Auditorio de Zaragoza. Despoblación y política fiscal han centrado las intervenciones de los ocho candidatos a presidir Aragón los próximos cuatro años, al menos las más concretas. La brecha entre el mundo urbano y el rural ha generado consenso y los cuatro pares de aspirantes a la DGA han apostado, bien sea desde la izquierda o la derecha (o el difuso centro), por revertir la tendencia demográfica y llevar de nuevo el futuro al Aragón rural, ese que lleva décadas cediendo población a otras zonas más desarrolladas, con más servicios y facilidades para tener un trabajo, llevar una vida cómoda y formar una familia. Y hasta ahí el entendimiento a ocho bandas.

Así hemos narrado el debate minuto a minuto.

El resto del encuentro ha discurrido por veredas algo más tortuosas y, aunque siempre desde el respeto y la cordialidad, las alusiones directas y las pullas han volado de atril en atril. Además del Aragón vacío, el otro gran objeto de debate ha sido la fiscalidad, que ha divido al futuro arco parlamentario en dos bloques: el que apuesta por una bajada generalizada de los impuestos -PP, Ciudadanos, PAR y Vox- y el que propone mantener el gravamen o endurecerlo -PSOE, Podemos-Equo, CHA e IU-.

Problemas y soluciones

El director de HERALDO y moderador de la jornada, Mikel Iturbe, ha dado paso a los portavoces, que han aprovechado la oportunidad de abordar el primer bloque: 'Aragón, problemas y soluciones', en los que han mostrado las líneas maestras del argumentario que habían preparado. El popular Luis María Beamonte se ha lanzado desde el minuto uno a criticar "el infierno fiscal" del Gobierno socialista, que "no se ha traducido en mejor Sanidad ni mejores carreteras". Javier Lambán (PSOE) le ha replicado que su " gobierno social", de la mano de CHA y el apoyo de Podemos, ha reducido el paro y "recuperado el crecimiento de la riqueza" y "atajado el déficit" heredado en 2015.

Maru Díaz (Podemos-Equo) ha pedido sortear la temporalidad en el empleo, que afecta a la "sostenibilidad y desigualdad. En nombre del PAR, Arturo Aliaga ha pedido "recuperar el pleno empleo", conseguir un Gobierno sólido, estable, "potente para afrontar la financiación autonómica y en infraestructuras, mientras Daniel Pérez Calvo, de Ciudadanos, ha pedido un pacto contra la despoblación, a lo que José Luis Soro, portavoz de CHA, le ha replicado que "ese pacto ya existe", que lo ha dirigido él mismo y que la solución "no pasa por suprimir ayuntamientos".

Álvaro Sanz, de IU, en lo que ha sido una constante durante todo el encuentro, ha pedido "un cambio de modelo productivo", apostando por la economía social, la vertebración del territorio y la investigación. También ha apuntado hacia una reforma fiscal "muy potente" y muy diferente "a la de Lambán". Santiago Morón, verso libre durante toda la mañana, ha atacado "el Estado de las autonomías" y ha sorprendido al público al proponer suprimir las comarcas y combatir "el pancatalanismo expansivo" que estaría acechando los intereses de la Comunidad.

Con las cartas sobre la mesa ha comenzado el juego de reproches, donde se ha podido vislumbrar la estrategia de las formaciones. Porque todos son conscientes de a quién deben golpear para sacar rédito electoral. Beamonte ha continuado con su acoso y derribo hacia Lambán. Díaz y Soro han cargado tintas contra Ciudadanos mientras Sanz ha puesto el foco en todo el espectro derechista. Aliaga ha aprovechado las contrarréplicas para disparar con verbo el concepto recentralista de Vox y Morón ha rebatido al candidato del PAR que lo sagrado no es el Estatuto de Autonomía, sino "lo que quieran los españoles". Pérez Calvo ha ido un paso más allá: "queremos acabar con el clientelismo y los amiguetes".

Futuro de Aragón

El segundo bloque temático, 'El futuro de Aragón', ha tenido tintes continuistas respecto al anterior. Pérez Calvo ha abogado por "una mejor sanidad, planificada en el tiempo", una educación "sin confrontación" y una universidad "internacional", mientras Sanz, de IU, ha arrancado su alocución pidiendo "un Aragón que no se construya sobre cunetas", que garantice la economía circular, la agricultura familiar y con modelos productivos sostenibles, en el que la energía "sea un derecho público". Soro ha hecho hincapié en que "con un gobierno de derechas retrocederemos a nivel de derechos" y que "hay una posibilidad de un gobierno de izquierdas" del que quiere formar parte. "La clave es saber si el PSOE está dispuesto a pactar con Ciudadanos", ha rematado. Pregunta para la que no ha encontrado respuesta.

El candidato de Vox, por su parte, ha señalado que "el valle del Ebro puede ser un polo industrial primordial en España, Teruel puede ser el puerto del Mediterráneo con un corredor de altas prestaciones y Huesca tiene que ser la puerta a Europa. Hay que superar el boicot y las presiones de los partidos nacionalistas sobre los nacionales y afrontar esa tercera salida a Europa a través de los Pirineos". El líder popular ha insistido en su "revolución fiscal" en "un Aragón que cuide de los dependientes, de los mayores, con un pacto por la Sanidad", libre de "sectarismos políticos como los que hemos vivido con la izquierda".

Lambán, por sorpresa, se ha arrogado el patriotismo: "Es patriótico defender la igualdad, la lucha por la cohesión territorial y contra la desigualdad social y una financiación justa que se paga con impuestos". También ha abogado por el crecimiento del empleo en sectores estratégicos. Le ha tomado la palabra Aliaga, quien durante todo el debate ha tratado de poner en valor el parlamentarismo y la voluntad por llegar a entendimientos: "Hay un catalizador para el avance y ese es el acuerdo político". Ha citado proyectos como la Expo, Motorland, Dinópolis, Aramon o las plataformas logísticas y ha pedido dotar de recursos a los pactos por la Infancia y la Ciencia y apostar por grandes empresas y recursos turísticos.

Maru Díaz ha abogado por "dejar atrás las políticas de derechas y de construir un Aragón de ideas valientes, con la Educación como ascensor social, con una Universidad gratuita. Un Aragón que sea capaz de recuperar su talento".

Manzanas traigo...

El tercer bloque ha cambiado por completo el tono del encuentro y ha dado voz a la calle, a los aragoneses. Dieciséis ciudadanos han lanzado otras tantas preguntas a los ocho candidatos, que en algunos casos se han visto favorecidos por los temas a tratar al ser habituales en sus argumentarios. A Luis María Beamonte, por ejemplo, le ha tocado responder sobre los impuesto de Sucesiones y Donaciones, todo un caramelo para el popular.

Otros de los participantes han destacado en esta ocasión para irse por la tangente. El caso más llamativo ha sido el de la podemista Maru díaz, a la que le han cuestionado por las agresiones al personal sanitario y ha aprovechado para defender sus propuestas en materia de sanidad sin ni siquiera aludir a la pregunta.

Turolense arriba, turolense abajo

Antes del minuto de oro con el que se ha cerrado el debate ha habido tiempo para más anécdotas. Como la amplia horquilla de habitantes de Teruel -entre 60.000 y 150.000- que han escrito los participantes en sus pizarras al ser interpelados por el moderador, que también les ha puesto en algún apuro al comprobar si conocen la duración del trayecto del Canfranero (3 horas y 45 minutos), la cifra de paro actual, la inversión más necesaria para la Comunidad, fecha de la última reforma del Estatuto de Autonomía...

Minuto de oro

Ya en el minuto de oro que ha puesto el broche al encuentro, Morón ha procurado deshacerse de las etiquetas de "misóginos, homófobos, extrema derecha" que marcan a su formación. Sanz ha afirmado que "nos jugamos algo más que unos escaños. Nos jugamos derechos y dignidad" y que "IU es una izquierda que cumple y que es capaz de gobernar para la mayoría social". Soro ha asegurado que en los cuatro años en el Gobierno han "liderado la lucha contra la despoblación, la reapertura de Canfranc y por el tren de Teruel" y ha pedido "un gobierno aragonesista, socialista". Pérez Calvo se ha comprometido a "gobernar con los aragoneses, de su mano. Quiero gobernar con gente preparada, sin carné de partido". Aliaga ha ofrecido su "capacidad de llegar a acuerdos" y su "experiencia de gobierno, la capacidad de viajar para atraer inversiones o evitar que se marchen". Díaz ha pedido llevar Aragón "hacia adelante con más derechos, feminismo y apuestas sociales". Lambán ha hecho un repaso a su Ejecutivo: "Hemos multiplicado ayudas sociales, becas, construido los hospitales públicos que faltaban. Para continuar por este camino es necesario asegurar la estabilidad política y la social. Es hora de la gobernanza compartida". Beamonte sido el último en intervenir: "Quiero pedirles que piensen en Aragón. De una manera que suponga crear más empleo, empresas, que suponga cerrar la brecha entre el mundo rural y urbano. Es imposible hacerlo con agravios respecto a otras autonomías. Es posible el diálogo, alcanzar acuerdos, que desarrollen los pactos por la Educación y la Ciencia".

Etiquetas
Comentarios